SECCIONES
ADULTOS
GASTRONOMIA
HOTELERIA
NEGOCIOS
NOTICIAS

SUPLEMENTOS
ARTE Y CULTURA
BEBIDAS Y LUGARES
BUENOS AIRES
DESTINOS
ESCAPADAS
FIESTAS
MITOS Y LEYENDAS
NIEVE
POSTALES
PUEBLOS ARGENTINOS
SOL Y PLAYA
TANGO
TURISMO AVENTURA
TURISMO CIENTIFICO
TURISMO RELIGIOSO
TURISMO RURAL
TURISMO SALUD
ZARCHIVO

PAISES
BRASIL
CHILE
ESTADOS UNIDOS
URUGUAY

diseño web y sitios autoadministrables
DISEÑO WEB - INFOBAS -

POSICIONAMIENTO WEB en BUSCADORES
Google

 

 
02/02/10
Fiestas Populares en Patagonia: un atractivo producto turístico
Más de 300 fiestas se conmemoran cada año en la Patagonia. Su importancia radica en que se constituyen como agentes transmisores de la identidad cultural, al tiempo que generan un movimiento turístico que contribuye significativamente a la economía regional.

Anualmente se celebran en el país alrededor de 2.500 fiestas. Las hay de índole religiosa, tradicionalista, productiva, cívica y gastronómica. Todas ellas reflejan un aspecto de la idiosincracia del lugar y tienen la característica de haber perdurado en el tiempo, pasando de generación en generación como símbolo de la identidad cultural de un pueblo.

Estas manifestaciones tienen, además, la facultad de atraer a personas de otras latitudes deseosas de involucrarse con los aspectos culturales y las tradiciones del lugar que visitan. Es así como las festividades populares son en sí mismas un producto turístico que genera beneficios económicos para la comunidad local, ya que a la celebración se anexan otras actividades que impulsan ya sea el consumo de la gastronomía local o la compra de artesanías, entre otras cosas.

En la región patagónica tienen lugar cada año más de 300 fiestas populares, que mayormente se desarrollan entre los meses de septiembre y marzo, favorecidas por la calidez del clima.

Fiestas populares en Patagonia –
Enero y Febrero

Durante los meses de enero y febrero tienen lugar algunas de las más destacadas festividades populares que se desarrollan en Patagonia. Es el caso por ejemplo de la tradicional Fiesta del Puestero en la neuquina localidad de Junín de los Andes, que este año tendrá lugar del 11 al 14 de febrero, coincidiendo con el aniversario de la ciudad. Durante el evento que suele reunir a unas 25.000 personas y tiene por objetivo reconocer el trabajo y la tradición de la gente del campo, habrá destrezas criollas, espectáculos musicales, muestra de productos y degustaciones gastronómicas.

Otra festividad asociada a la vida en el campo es la Fiesta Pampeana del Caballo que se desarrolló los días 15, 16 y 17 de enero en Ingeniero Luiggi. Durante la fiesta hubo demostraciones de caballos de polo, jineteadas, y espectáculos folklóricos y humorísticos.

En Río Negro las fiestas más relevantes de los meses de enero y febrero están vinculadas a la producción de las localidades donde se llevan a cabo. En el Alto Valle tienen lugar La Fiesta de la Pera y la Fiesta de la Manzana, en las ciudades de Allen y General Roca respectivamente. La primera se desarrolló del 22 al 24 de enero, mientras que la de la manzana se llevará a cabo del 10 al 14 de febrero. En ambas los asistentes pueden disfrutar de espectáculos musicales de renombre y se realiza la elección de la reina. Sobre la cordillera, más exactamente en la localidad de El Bolsón, tiene lugar desde hace 33 años la Fiesta del Lúpulo, una de las materias primas utilizadas en la fabricación de cerveza. El evento se realiza siempre sobre la última semana de febrero en concordancia con la época de recolección de estas flores.

También en Chubut las festividades más destacadas de esta época están vinculadas a la actividad del campo y a la gastronomía, ya que se realizó en enero la Fiesta del Cordero en Puerto Madryn y la de la Fruta Fina en la cordillerana ciudad de El Hoyo. La Fiesta Nacional del Cordero convoca alrededor de 50.000 personas y durante esos días se llevan a cabo actividades de campo como demostraciones de esquila, arreo con perros y jineteadas. La primera edición de esta fiesta se celebró en el año 1977 en homenaje a la gente de campo y su labor cotidiana. Por su parte, la Fiesta Nacional de la Fruta Fina tiene como actividad principal la degustación de las frutas que se producen en la zona, tales como cerezas, frambuesas, arándanos y frutillas. La edición 2010 se desarrolló entre el 8 y el 10 de enero y, como en toda festividad, tuvo un lugar central la música regional y los espectáculos culturales locales y nacionales.

Los frutos rojos también están de fiesta en Santa Cruz, ya que del 8 al 10 de enero se llevó a cabo la Fiesta de la Cereza en la localidad de Los Antiguos. La festividad se realiza una vez finalizada la cosecha de estos frutos en la zona. En ese marco se puede disfrutar de espectáculos musicales y la elección de la reina. Por otra parte, todos los 15 de febrero se festeja en El Calafate el Aniversario del Bautismo del Lago Argentino. Este año las autoridades de la ciudad prometen 10 días de festejos, que incluyen actividades deportivas, tradicionales, culturales, musicales y algunas curiosidades como una carrera de autos antiguos hasta el glaciar.

En el fin del mundo encontramos en la época estival una festividad ligada a uno de los grandes atractivos de Patagonia. En el mes de febrero, en la pintoresca localidad de Tolhuin, se desarrollará la Fiesta Provincial de la Trucha, donde los pescadores demuestran sus destrezas en la captura de esta especie y se organizan concursos entre los participantes.

De este modo, las fiestas populares de la región patagónica se erigen como grandes celebraciones que resultan convocantes y beneficiosas, no sólo para las destinos turísticos más clásicos de la región, sino también para pequeñas localidades que a través de las festividades logran difundir sus atractivos y sus más arraigadas tradiciones.

  Miercoles 22 de Octubre de 2014 12:06:44 AM
Buscador


Registrarme al
Newsletter

email:


 
Turismo530 | Copyright © 2006 - Todos los derechos reservados.
Turismo530, Portal digital, Noticias de Turismo, Portal de Turismo