Salta: el museo de la Vid y El Vino deslumbra en Cafayate
11/03/11

El nuevo Museo de la Vid y el Vino, emplazado en el antiguo predio de “La Bodega Encantada”, será inaugurado el viernes 11 de marzo a las 19.30, en Cafayate, Salta.

Creado y desarrollado por un equipo interdisciplinario dirigido por Héctor Berra y Gustavo Borlasca, el Museo de la Vid y el Vino fue concebido y diseñado, a lo largo de más de cuatro años de trabajo, como un ámbito para promover el conocimiento, exaltar los sentidos y “envolver” emocionalmente al publico con recursos estéticos y narrativos.

Se trata de un espacio “vivo”, pleno de estímulos visuales y sonoros, interactivo y entretenido, que puede ser visitado por personas de todas las edades. Al internarse en sus distintas áreas, el visitante será protagonista en esta atractiva propuesta.

“Los contenidos del Museo de la Vid y el Vino, están expresados de manera artística, con técnicas de exhibición que incluyen efectos escénicos, lumínicos, programas multimedia y presentaciones audiovisuales”; señala Héctor Berra, uno de sus creadores.

“Los Valles Calchaquíes, sus paisajes, la evocación de sus tradiciones, la elaboración de sus vinos de proyección internacional, inspiraron el diseño y el desarrollo creativo de este Museo”, subraya Berra, responsable de contenidos y puesta en escena de este proyecto.

“El nuevo Museo de la Vid y el Vino es uno de los más originales e innovadores espacios dedicados al vino en todo el mundo. Fue ideado con el mismo concepto vanguardista con que hicimos otros Museos Temáticos como el Glaciarium (Museo del Hielo Patagónico) de El Calafate, y el Museo Lafinur, en San Luis”, destaca Berra.

El objetivo de Berra y Borlasca, sus creadores, es que el nuevo Museo de la Vid y el Vino se convierta en uno de los atractivos turísticos de Salta y en un valioso aporte cultural de Cafayate al país para ser disfrutado por argentinos y extranjeros.

“Diseño, creatividad, arquitectura y tecnología se combinan para que cada visitante viva una experiencia inolvidable y conozca la calidad que distingue a los vinos de los Valles Calchaquíes”, puntualiza Héctor Berra.

UN RECORRIDO PARA DISFRUTAR
Las exhibiciones interactivas del Museo de la Vid y el Vino se desarrollan en dos espacios arquitectónicos que establecen un contrapunto entre la imagen tradicional del antiguo local y la modernidad del nuevo edificio.

Cada uno tiene un área temática o “eje narrativo” a través del cual se presentan al público los contenidos del Museo.

La primera sala, en el edificio nuevo, gira en torno de la temática de la vid, en tanto que la segunda sala, la construcción antigua, ahora remodelada, ha sido estructurada alrededor del vino, su historia y elaboración.


En el espacio dedicado a la memoria de la vid, un sistema de pasarelas conduce al visitante por una suave rampa ascendente desde donde puede contemplar imágenes de Cafayate, su paisaje y sus viñas.

En su recorrido, el espectador –protagonista, tendrá ante sí una impactante visión del firmamento, en las claras noches cafayateñas. Más allá, un conjunto de elementos en tres dimensiones (dioramas) muestran el corte transversal del suelo y una instalación artística, rinde homenaje al terruño a través de una de sus canciones más emblemáticas.

Luego la rampa alcanza su máxima altura. Desde allí puede verse una maqueta artística de la ciudad enmarcada por los cerros y de los viñedos más altos y bellos de América del Sur. Además, los visitantes podrán disfrutan de una recreación escénica de 24 horas en Cafayate.

Una vez que se ha visto Cafayate desde lo alto, el camino propone un homenaje al sol que ilumina los Valles de esta región. La pasarela conduce a una nueva instancia del recorrido: un mirador al cielo donde pueden observarse la sucesión de días y noches a lo largo de un año y las jornadas soleadas de las que goza habitualmente Cafayate.

El público transita por un camino que, en realidad, es un curso de agua proyectado. Las imágenes expresan su capacidad de crear vida y fecundar los frutos de la tierra.
Los visitantes han estado en contacto con los elementos de la naturaleza. La vid necesita también de los trabajos del hombre.

Una pasarela atraviesa una instalación escénico – audiovisual que recrea un viñedo en tiempo de la vendimia. Se trata de un túnel compuesto por una combinación de elementos escenográficos e imágenes especialmente filmadas con la técnica Omnivision 360°. La experiencia es total.
Cada visitante participa de la vendimia y recibe el saludo cordial de los trabajadores del lugar.

A modo de cierre del recorrido de la Sala 1, las uvas cuentan su relación con la tierra, el agua y el sol de Cafayate, que junto al trabajo de los hombres hicieron el vino. El relato culmina con la proyección de una película en un escultórico racimo.

MEMORIA DEL VINO
La Sala 2 del Museo, “Memoria del Vino”, ubicada en el espacio que ocupara el antiguo museo “La Bodega Encantada”, alberga el pasado, el presente y el futuro del vino de los Valles Calchaquíes.

Respetando la arquitectura interior, se pusieron en valor los antiguos materiales y revestimientos del local, y se transformó el espacio en una exhibición con diseños y técnicas muy actuales.

El camino, de madera clara, que conduce a los visitantes a través de los sectores que organizan la muestra, por efecto de la iluminación, parece flotar.

En puntos estratégicos del recorrido, el visitante se encuentra, con un simpático personaje de unos 25 centímetros de altura que aparece y se esfuma mágicamente.
Cuando el espectador se detiene delante de él, este personaje virtual brinda detalles de los elementos exhibidos.

Además, una docena de “Cubos de Interpretación Histórica” cuentan la historia del trabajo del hombre y la vitivinicultura en los Valles Calchaquíes.
Los documentos, fotografías y máquinas originales forman una composición estética que se acompaña con recreaciones fílmicas acerca de la utilización de la maquinaria, la época y sus personajes.

El vino de altura: secretos y procesos

Una sucesión de maquetas replican, a escala, las instalaciones donde se realizan los procesos de elaboración del vino. Se trata de una atractiva y didáctica experiencia que permite al visitante comprender los procesos modernos utilizados en la actualidad en los Valles Calchaquíes para la elaboración del vino.

Estas maquetas animadas con recursos audiovisuales, permiten observar, como si fuera a través de las aberturas de los galpones, la labor de operarios y técnicos, lo que confiere dinamismo y realismo a la escena.

A continuación, toneles con video proyección en su interior relatan al visitante las características de los más importantes varietales que se elaboran en la región.
La visita al Museo de la Vid y el Vino culmina con la proyección, en el interior de un gigantesco tonel, de una película en la que es el vino quien tiene la palabra.


EQUIPO DE CREACIÓN, DISEÑO Y REALIZACIÓN

Creación y Diseño de Exhibiciones e Instalaciones Escénicas Audiovisuales
Desarrollo de Contenidos y Puesta en Escena
Héctor Berra
Diseño Arquitectónico - Proyecto de Edificio e Instalaciones
Arq. Gustavo Borlasca
Arq. Silvio Nardi
Arq. Juan Pablo Pepino
Dirección de Arte
Arq. Daniel Brandimarte
Producción Artística
Pablo Berra
Producción Gráfica
Martín Mana
Producción Temática
Camilo Berra
Realización Audiovisual
Luque Films
Diseño y Montaje de Iluminación, Sonido y Recursos Audiovisuales
Baglietto Iluminación
Proyecciones Digitales
Montaje de Exhibiciones y Producción de Materiales Escenográficos
Lepes Escenografía
Pablo Berra
Arq. Delfina Borlasca
Producción y Realización General
BEIBE S. H.


Comentarios