Amarula, el típico licor Sudafricano
26/06/06

Sudáfrica ocupa el extremo Sur del continente africano, y aunque se encuentra prácticamente a la misma latitud que Buenos Aires el clima es más templado, sin verdaderos inviernos en el extremo Sur y prácticamente tropical en las regiones más al Norte.

El país fue tristemente conocido en el resto del mundo por su política de Apartheid, por la cual una minoría blanca dominó el país hasta 1994, fecha en que este régimen fue abolido. A pesar de los cambios políticos, su economía, basada en la minería y la industria, sigue siendo la más desarrollada del continente y la diferencia es notoria, especialmente con los demás países del Africa subsahariana. Las regiones más visitadas por turistas son el Sur-Sureste, donde se encuentra Ciudad del Cabo y la Ruta Jardín, y la región Oeste-Noroeste, donde se encuentra Durban, la región Zulú, la mayoría de los parques y reservas naturales y la atractiva, Johannesburgo. La región vitivinícola del país se encuentra en las cercanías de Ciudad del Cabo.

En esta ocasión no vamos a hablar de esta región ni de su producto, el vino, sino que nos vamos a referir al Oeste del país y a otra bebida alcohólica de Sudáfrica que también se ha tornado muy famosa en los últimos años. Personalmente tuve la suerte de visitar Sudáfrica en 1999 y la verdad es que me encantó, pero para no crear falsas expectativas hay que decir que lo que se debe esperar de este país es admirar la naturaleza: si Usted es amante de las ciudades, los museos, o las reliquias históricas este no es el destino para escoger.

La región Oeste está bañada por el Océano Indico, la ciudad más grande sobre la costa es Durban, que tiene más de un millón de habitantes y una importantísima comunidad hindú. En los alrededores de Durban se encuentra la región zulú, donde vivía el famoso Chaka. Los zulúes están muy orgullosos de sus tradiciones, por lo que en los alrededores de la ciudad hay campamentos donde se pueden admirar presentaciones de danzas, como suele suceder algunas más preparadas para turistas que otras. Y además es impresionante ver en las calles de Durban a ejecutivos de esta etnia que usan saco y corbata y en lugar de pantalones la típica falda de flecos africana.

Los parques Nacionales son otra delicia, hay algunos mas “arreglados” que otros, depende lo que uno quiera hacer. Johannesburgo no me gustó demasiado, da gran sensación de inseguridad. Y una de las cosas que más recuerdo de este viaje son los desayunos, son realmente pantagruélicos, los mejores que he visto en mi vida y que permiten con toda tranquilidad obviar el almuerzo.

La bebida de la que vamos a hablar es el Amarula. Probablemente muchos de ustedes lo hayan visto en tiendas especializadas o en Free Shops, la botella es muy fácil de identificar ya que tiene un elefante en la etiqueta.

El Amarula es un licor que se elabora a partir de los frutos del árbol que se denomina Marula, que crece naturalmente en las sabanas africanas y que no ha podido ser cultivado. El fruto es una baya de color ligeramente amarillo cuando está madura, y adentro tiene un gran carozo y una pulpa blanca. El folclore sudafricano tiene a esta planta en algunas de sus tradiciones, para nombrar una muy particular se lo conoce como “El Arbol del Casamiento”, ya que se lo asocia con propiedades afrodisíacas y todavía hoy en día muchos matrimonios se siguen celebrando bajo sus copas. Y más allá de las tradiciones, y propiedades afrodisíacas o no de por medio, los que disfrutan mucho los frutos son los elefantes, que en la época en que los frutos maduran sacuden los árboles para hacer caer los frutos y se los comen. A los elefantes se les debe el nacimiento de esta bebida, ya que se vio que los frutos que caían al suelo fermentaban y curiosamente aumentaban su dulzor, produciéndose además pequeñas cantidades de alcohol. Es por esto que el elefante africano se incorporó en la etiqueta como símbolo de la bebida y la corporación que la produce ha hecho y sigue haciendo importantes donaciones a Universidades de este país para el estudio y conservación de esta especie animal.

El proceso de obtención de la bebida se inicia con la recolección de los frutos en diversas regiones del país. Como los árboles no pueden ser cultivados, el productor compra las bayas a los pobladores que las han recolectado en las áreas donde crece el árbol. Los frutos se llevan entonces al establecimiento de la empresa, situado en la región de Stellenbosch, cerca de Ciudad del Cabo y famosa por sus bodegas. Lo primero que se hace es separar la pulpa de la cáscara y el carozo, y esta pulpa se coloca en tanques de fermentación a temperatura constante. Una vez que se ha realizado la fermentación el vino se destila por un proceso doble en columnas y alambiques, y este destilado se estaciona por dos años en barricas de roble. Luego de esta maduración, la etapa final del proceso es mezclar este destilado con crema fresca, hasta que se alcanza un producto final de consistencia suave, de la misma apariencia que el Bailéys pero gusto distinto y con un contenido alcohólico de 17 grados.

El Amarula se empezó a producir en 1989 y su aceptación mundial ha sido muy buena, por lo que hoy en día se comercializa en más de 100 países.

Para los amantes de este tipo de bebidas los animamos a probarla. La manera más clásica de disfrutarla es con cubitos de hielo, o se pueden preparar algunos cócteles muy interesantes:

· Martini Sahara: 1 medida de Amarula, 1 medida de Frangelico, ½ medida de Vodka y cubitos de hielo. Mezclar todos los ingredientes en una coctelera y servir en un vaso de Martini.

· Amarula Colada: 2 medidas de Amarula, 1 medida de ron, 3 medidas de jugo de ananá, 1 medida de crema o agua de coco. Mezclar todos los ingredientes con hielo picado y servir en un vaso alto. Se adorna con un pedazo de ananá y una cereza.

· Kilimanjaro: 1 medida de Amarula, ½ medida de Crema de menta, ½ taza de helado de vainilla o crema americana, ½ medida de Vodka. Se mezclan todos los ingredientes en una licuadora a la velocidad más baja hasta que tenga aspecto homogéneo. Se sirve en un vaso alto y se adorna con menta picada.

· Safari en Movimiento: 2 ½ medidas de Amarula, 1 ¼ medida de Cointreau, ½ medida de Vodka y cubitos de hielo. Se mezclan todos los ingredientes en una coctelera y se sirve en un vaso alto.

· Vodka espresso: 1 medida de Vodka, 1 medida de amarula, un espresso doble y dos cucharaditas de azúcar. Se mezcla el café con el vodka y el azúcar, se coloca en una tacita de café de vidrio y se coloca el Amarula sin mezclar arriba. Adornar con granos de café.

· Atardecer Amarula: 1 medida de Amarula, ½ copa de helado de vainilla o crema americana, 2-3 cucharadas de frambuesas maceradas. Mezclar todos los ingredientes y colocar en un vaso de Martín. Se adorna con una frutilla que ha estado sumergida en Amarula por varias horas.


Y también como curiosidad, para los que quieran animarse a utilizar este licor en recetas de cocina, en la página de la bebida: www.amarula.co.za, pueden encontrar recetas de todo tipo, desde postres hasta carnes y entradas.

Foto: Licor de Amarula y de fondo el árbol de Marula.


Textos: Susana Martínez Castro/ Especial Turismo 530

Comentarios