Con 437 asistentes de diferentes países de América Latina, el
seminario online _Ushuaia todo el año_, organizado por INPROTUR y la
Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Ushuaia, generó gran
expectativa en los profesionales del turismo de la región.

No hay una estación puntual del año para visitar Ushuaia. La capital
de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico
Sur, conocida como la _Ciudad del Fin del Mundo_, es definitivamente un
lugar para vivir y disfrutar de enero a enero.

Bajo esa premisa, el Instituto Nacional de Promoción Turística
(INPROTUR) y la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Ushuaia
organizaron la semana pasada el webinar _Ushuaia todo el año_ para
profesionales del turismo de América Latina.

La magia del _Fin del Mundo_ es tan poderosa que dicho seminario online
marcó un nuevo récord de audiencia: casi 440 asistentes de Uruguay,
Paraguay, Bolivia, Chile, Perú, Colombia, Ecuador y México dijeron
presente con el objetivo de promover el destino argentino en los
respectivos mercados.

Con alrededor de 70 mil habitantes, Ushuaia es sinónimo de paisajes
impactantes y, sobre todo, de mística. Además, tiene el privilegio de
ser la única ciudad argentina trasandina, ya que se encuentra del otro
lado de la Cordillera de los Andes.

La idea de _Ushuaia todo el año_ apunta a que este maravilloso centro
urbano, el más austral de Argentina, cuenta con una agenda preparada
para todo tipo de gustos.

Si se piensa en verano, con las temperaturas más cálidas, la ciudad se
presta para caminarla y para gozar de la luz solar entre 18 y 19 horas.
Resulta sumamente curioso degustar una centolla o merluza negra
–emblemas de la gastronomía fueguina- en un cena con el sol como
testigo.

Del otoño muchos afirman que es la época ideal porque la ciudad se
viste de colores intensos, con una vegetación pulcra y brillante.

El invierno es un capítulo lleno de encanto y emoción. La montaña y
las calles se cubren de un manto blanco producido por la gran caída de
nieve. Desde julio hasta octubre, aproximadamente, miles de viajeros
llegan al Cerro Castor, ubicado a 20 minutos de la ciudad, para
practicar esquí y snowboard, entre otras actividades.

Finalmente, con la primavera reaparecen los colores y en octubre
comienza la temporada de cruceros a la Antártida. Ushuaia es la puerta
principal para realizar esta travesía única en el mundo.

Por supuesto no se pueden obviar los clásicos: el Tren del Fin del
Mundo junto al Parque Nacional Tierra del Fuego, la navegación por el
Canal Beagle hasta el Faro Les Eclaireurs o la visita el Museo del
Presidio, entre otros.

_“Quien viene a Ushuaia va a volver”_, aseguran los fueguinos.
Indudablemente, tienen toda la razón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here