El Tribunal de Justicia de París emitió recientemente un veredicto considerando que Airbnb desempeña un papel editorial en relación con el contenido de su sitio web y, como tal, es responsable de la publicación de listados ilegales en su plataforma. Las principales asociaciones hoteleras de todo el mundo se han hecho eco del dictamen.

El juez del Tribunal de Justicia de París determinó que el papel activo que desempeña la plataforma en la vinculación de anfitriones y viajeros, así como su participación en transacciones monetarias en reservas, son un factor importante para responsabilizarla por cualquier publicación con contenido ilegal en la lista.

En este sentido, las principales asociaciones hoteleras de todo el mundo se han hecho eco del veredicto, que considera que la plataforma de alquiler a corto plazo Airbnb es responsable de verificar el contenido ilegal publicado en su sitio web.

Además, el juez asignado al caso derivado del subarrendamiento de un inquilino en un apartamento de París durante 534 días, entre 2016 y 2017, sin el permiso del propietario, ha determinado que Airbnb y el inquilino fueron condenados conjuntamente a pagar una multa para compensar el alquiler recibido por el subarriendo y por los gastos de los abogados.

Esta decisión abre un nuevo camino para reformar la industria, ya que destaca los actos ilegales cometidos en la plataforma Airbnb que dañan a los propietarios de estos apartamentos y reducen la seguridad y los derechos de sus usuarios.

En este asunto, el Global Reformbnb Forum, una red integrada por instituciones empresarias del mundo que promueve el ordenamiento jurídico de todas las formas de alquiler temporario turístico y sus canales de intermediación, señala que el incumplimiento reiterado de las regulaciones en la plataforma Airbnb genera serios problemas en la convivencia ciudadana, la calidad de los destinos y el mercado inmobiliario de las ciudades.

De hecho, los destinos turísticos de todo el mundo, cuyas asociaciones forman parte del Global Reformbnb Forum, ya están tomando decisiones firmes en este asunto. Este es el caso de Quebec, que se ha unido a Ontario en la decisión de prohibir los alquileres a corto plazo indefinidamente hasta que se pueda resolver la crisis de COVID-19. O Amsterdam, que aprobó la prohibición en tres de sus barrios más emblemáticos o, La Haya, que prohibió la comercialización de estos alquileres hasta 2021 debido a la crisis de COVID-19.

En el Foro Global de ReformBnB participan asociaciones de hoteles de diferentes ciudades, países y regiones de todo el mundo, que trabajan a nivel mundial para crear sinergias y proponer soluciones para reformar la industria del alquiler a corto plazo y promover reglas justas para todo el sector turístico involucrado, en la comercialización en línea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here