Con la consigna de hablar de “La Importancia del Enoturismo para los Destinos”, el reconocido especialista español participó del Ciclo de Encuentros virtuales, organizado por el Departamento de Capacitación y Formación Profesional de la Federación, encabezado por la prosecretaria Ana María Miñones.

Descendiente de los creadores de las Bodegas y Viñedos San José, de España, cuyo origen es de fines del siglo XIX, el licenciado José Antonio Vidal explicó que viene de una familia de visionarios de un incipiente ‘EnoTurismo’ que abrió las puertas de su establecimiento a vecinos y viajantes para que visiten las instalaciones. Formado en Derecho, Economía, Marketing y en Dirección y Gestión de Empresas, el disertante desarrolló su carrera profesional en EE.UU., Gran Bretaña, Francia, México y España. A fines de 2015, fundó la Asociación Española de Enoturismo (marca EnoTurismo de España®) y su Instituto del EnoTurismo de España, integrado por establecimientos afines a la cultura del vino y al sector turístico. Su objetivo es lograr el posicionamiento en los mercados, dotándolo de una estructura sólida, mediante la propuesta y desarrollo de programas en Knowledge Management y Market Strategy, aportando innovación al sector privado mediante una visión estratégica diferencial y complementaria con otras iniciativas.

Cooperación y Conocimiento

En el marco de la charla que fue seguida por alrededor de 150 empresarios hoteleros y gastronómicos de todo el país, José Antonio Vidal aconsejó buscar soluciones innovadoras: “Hay que desaprender, estamos en una circunstancia nueva, en una nueva era, muy digital. Ahora cobra valor el capital relacional, las formas de relacionarnos y unirnos para poder triunfar. Eso será lo que marque la diferencia entre la era anterior y la era posterior a la pandemia de la COVID- 19. Hay que relacionarse con el competidor y con todos los recursos del destino. Tenemos que olvidar el concepto de competencia y pensar en la cooperación. Hay que formar zonas bodegueras, para promoverlas y comercializarlas”. Opinó que, con las actuales restricciones de los viajes, el turismo va a ser doméstico por un tiempo y que se necesita del trabajo conjunto y del “orgullo” por lo que tenemos.

Se refirió a la importancia del expertise de los actores del sector: “El conocimiento es importante y tiene que haber formación, formación como se merece el sector. Demos al turismo la importancia que merece, con la formación en turismo y en enoturismo”. Habló del capital reputacional: “la imagen de marca que transmitimos”.

A la hora de pensar en cómo crear el posicionamiento del enoturismo, vuelve a hablar del conocimiento. Y en esta parte de la charla anunció la reciente creación de la Organización Mundial del Enoturismo, con sede en Madrid, España, que él preside. Explica que, en esta etapa particularmente difícil, y que incluye el futuro «próximo», la cooperación público-privada será esencial no sólo entre países, sino también en ámbitos domésticos. Gobiernos, universidades y el sector privado tendrán que trabajar en conjunto, cooperativamente, en todos los niveles, para redefinir contenidos hacia una estrategia renovada y en el marco de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Dice: “La pandemia tiene que servirnos para mejorar. La gastronomía en España sufre muchísimo. A nivel público, hay opinión de todos los colores, se trata de pensar en positivo para salir adelante. Tenemos la suerte de que es verano, con la posibilidad de disfrutar de las terrazas de los restaurantes. Hay mucho ambiente en las calles, la terrazas estas llenas y la gente tiene muchas ganas de disfrutar, a pesar de la gran cantidad de puestos de trabajo que se perdieron, somos resilientes y vamos a salir fortalecidos”.

Se refirió a la importancia de ofrecer un turismo seguro: “El empresario tiene que tomar conciencia de las exigencias de leyes y normativas, hacer las cosas bien y además comunicarlas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here