Se trata de un anexo del elaborado para prestadores turísticos por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, con el objetivo de profundizar las pautas establecidas y asegurar su interpretación y aplicabilidad en los Centros Invernales de todo el país.

Incluye la implementación de medidas de control al personal, previo a su ingreso a trabajar, para la detección de síntomas compatibles con Covid-19, tanto de los empleados del Centro Invernal como a trabajadores y trabajadoras de empresas tercerizadas.

Este protocolo fue elaborado siguiendo las pautas del Ministerio de Salud de la Nación, junto con el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Cámara Argentina de Esquí y Montaña (CAEM) y las provincias a través del Consejo Federal de Turismo (CFT), elaboraron el presente documento como complemento del Protocolo COVID-19 para Prestadores Turísticos.

Abarca cuestiones relacionadas con el distanciamiento social, entre las que se destaca que la densidad de ocupación del establecimiento no puede superar en ningún momento a una persona por cada 2,25 metros cuadrados.

Esta medida es aplicable tanto en las áreas de trabajo como en áreas comunes, tales como boleterías, rentals, restaurantes, escuelas, sanitarios, solárium, estacionamientos, comedores del personal, talleres de mantenimiento y en todo otro sector donde pueda llegar a confluir una numerosa cantidad de personas en forma simultánea. Cuando la actividad requiera cambio de vestimenta, tiene que haber casilleros personales, bolsos o similares para el resguardo individual de la ropa.

Todo personal que tenga contacto con turistas deberá utilizar obligatoriamente barbijos o tapabocas mientras esté estipulado en su jurisdicción y el Centro de Esquí lo establezca. Se deberá usar antiparras, anteojos y guantes en todo momento.

En cuanto a los visitantes, se establece la implementación de medidas de control previo a su ingreso y se sugiere exhibir en un formato visible una leyenda que advierta a los/las visitantes el deber de no ingresar si cumple los criterios de caso sospechoso vigente, definido por el Ministerio de Salud de la Nación.

Entre otros puntos, el protocolo plantea la señalización del número máximo de visitantes por cada área de atención para cumplir con el distanciamiento social obligatorio así como, para la venta de pases por ventanillas de boletería, considerar la instalación de medidas físicas (mamparas, paneles de vidrio) de fácil y frecuente limpieza.

Otras recomendaciones son circular de forma escalonada al momento de ingresar y salir del Centro y durante el ascenso y descenso del vehículo de transporte. Se sugiere, cuando sea posible, brindar información en formato digital, con código QR o a través de la página web, y en la medida de lo posible, incentivar la compra online de todos los servicios (pases, clases, planes y equipos).

Además, se señala que, en caso de existir alternancia en el uso de equipos y/o elementos, se deben establecer pautas de limpieza y desinfección con agua y jabón o con solución a base de alcohol previo a su reutilización (por ejemplo, guantes especiales, chalecos, cascos, botas, indumentaria, bastones).

Por ejemplo, los trineos deben estar recubiertos con material que pueda desinfectarse y no se podrá utilizar mantas, piel de cordero, lana.

Sobre los medios de elevación, se recomienda mantener la distancia interpersonal mínima establecida, evitar el contacto directo innecesario por parte del personal de este rubro, que podrá asistir al visitante cuando lo considere necesario a fin de preservar su seguridad y evitar accidentes.

En todos los medios de elevación se deberá ascender con tapaboca, mientras su uso sea obligatorio en su jurisdicción, anteojos/antiparras y guantes. En las cintas -Magic Carpets- también se ascenderá cumpliendo la distancia interpersonal establecida.

Cuando el Centro de Esquí cuente con escuela infantil, el niño o la niña podrá ser acompañado sólo por una persona adulta a cargo, tanto para el ingreso a la mañana o para el egreso a la tarde, en tanto que el edificio y el equipamiento deberá ser desinfectado diariamente para mantener los espacios libres de contaminación. Estas normas rigen también para las guarderías infantiles.

Este documento se suma a una batería de protocolos pensados para hacer frente a la situación actual y ayudar a la recuperación de la actividad, estableciendo unicidad de criterios de prevención sanitaria a nivel nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here