El referente internacional, autor de 26 libros de gestión de destinos turísticos y que imparte 150 conferencias al año, comparte sus reflexiones sobre la construcción de una Marca Personal, y dice: “la formación actúa como las dioptrías y permite ver lo que no veías”. Disertó dos veces en el Ciclo de Encuentros, organizado por FEHGRA en el marco de la pandemia.

Mi querido lector, al leer este mensaje es posible que haya pensado que es una broma de mal gusto con la que está cayendo…. le confieso que no es broma, es una oportunidad, porque reaccionamos siempre con el mensaje que nuestro cerebro nos envía.

Ante un mismo hecho negativo, una persona con incertidumbre, mal humor, miedo, rabia e ira… transmitirá estos sentimientos a su corazón y en consecuencia sus reacciones de sufrimiento no le permiten tener visibilidad de alguna solución, creando a su alrededor familiar tensión, crispación y alejando así a los posibles amigos o conocidos que se acercan. Otra persona que hubiese podido y/o querido formarse en los valores que apuntan los conocimientos de la Inteligencia Emocional podrían y en consecuencia sabrán reaccionar, analizado las causas, como prepararse para no ser un afectado más, que contactos ha ido cuidando y que ahora podrá contar con ellos.

Hay personas que depositan su seguridad en un empleo con contrato fijo y se olvidan de que la seguridad no es un viento que entra de fuera a dentro sino todo lo contrario… ¿Qué hago durante toda mi vida para generar llaves de contactos que me facilitan oportunidades? siempre cuidando relaciones generosas, amables, positivas y auténticas, atentos a los acontecimientos de cada uno de ellos.

Otro viento a favor es la formación que en forma de capas protectoras he ido incorporando a las habilidades verticales… las digitales, las relacionales, las positivas, las posibilistas y las proactivas que construyen “La Marca Personal”, que es lo que los demás hablan por detrás… Si he dedicado tiempo y concentración alegre a rodearme de estas formaciones y relaciones “No Me Sentiré Sólo” y en consecuencia no tendré miedo porque ya habré podido experimentar dando o recibiendo los beneficios sociales de estar acompañado.

Quiero recordar que para conseguirlo hay que practicar sin excepciones estos siete mensajes positivos:

  1. Es preciso para sumar, renunciar a la convicción de que la verdad la tengo yo
  2. No se puede construir unas relaciones positivas y duraderas sin contar con lo que no estoy de acuerdo
  3. Que la formación actúa como las dioptrías y te permite ver lo que no veías
  4. Si no te formas constantemente te convertirás en uno más cayendo en el montón donde hay muchos
  5. Si estamos cerrados, estancados y con energía negativa. no tendremos alegría que nos da la calma, serenidad, atención y concentración
  6. La gente positiva transmite un estado de ánimo de esperanza y fuerza, de comprensión y conexión influyente que nos ayuda a ver la botella medio llena y no medio vacía
  7. Tus palabras son tus conductas… cambia tus palabras y podrás cambiar tu entorno para aprender a vivir sin miedo

Domènec Biosca Vidal es presidente de Educadores y Asesores Turísticos S.L. EDUCATUR, y presidente de la Confederación Española de Editores, Escritores y Periodistas de Economía y Turismo (CEPET). Conocido en el sector por sus grandes conocimientos, el desarrollo de su actividad profesional va desde la apertura y organización de hoteles en el Caribe a la Dirección de Planes de Dinamización Turística en España. Hoy se dedica exclusivamente a la creación de cursos, publicación de libros y artículos sobre diversos aspectos relacionados con el vasto y dinámico sector de Hostelería y Turismo actual. Es autor de 26 libros de gestión de destinos turísticos y galardonado en más de 20 ocasiones. Imparte 150 conferencias al año.

Foto: https://www.freepik.es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here