Ayer a las 8.00 partió hacia la ciudad de Larnaca, el primero de los dos vuelos de Aerolíneas Argentinas hacia Chipre, los cuales trasladarán a los relevos de la misión de cascos azules del Ejército Argentino.

El regreso se encuentra previsto para el 22 de agosto y traerá al país a los miembros de las Fuerzas Armadas apostados en la isla desde hace 6 meses.

Mientras tanto, el segundo vuelo hará lo propio el 3 de septiembre y regresará el 8 al aeropuerto internacional de Ezeiza.
Un mes atrás, el ministro de Defensa de la Nación, Agustin Rossi y el titular de Aerolineas Argentinas, Pablo Ceriani firmaban un acuerdo para el traslado de las tropas que de otro no hubiera podido realizarse debido a las restricciones sanitarias y de transporte aéreo.

Cabe mencionar que los miembros de las Fuerzas Armadas tuvieron que cumplir con una cuarentena previa antes de emprender el viaje hacia Chipre y tendrán que realizar un aislamiento temporal también a la llegada. De igual forma, el personal que arribe al país tendrá que permanecer en aislamiento temporal.

La misión de cascos azules argentinos en Chipre es la segunda más importante del mundo detrás de la división inglesa y posee su centro de operaciones en la localidad de Skouriotissa, donde realiza tareas de observación y vigilancia de zonas estratégicas desde 1993.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here