Especialistas de FUNCEI dictaron una nueva Charla sobre los lineamientos que deberán implementar los empresarios del sector cuando se retome la actividad, para ofrecer un ambiente seguro a sus huéspedes y empleados. Si bien los protocolos oficiales aún no se compartieron, los empresarios de todo el país se están preparando para la apertura. La convocatoria fue récord.

En el marco del Ciclo de Encuentros, organizado por el Departamento de Capacitación y Formación Profesional de FEHGRA, se desarrolló una nueva capacitación sobre los protocolos sanitarios que se deberán implementar cuando se reactive la actividad. En esta oportunidad, el doctor Pablo Elmassian y la licenciada Cirlia Alvarez, de FUNCEI, Fundación del Centro de Estudios Infectológicos, Dr. Stamboulian, dictaron la charla “Recomendaciones sanitarias para Gimnasios, Piscinas y Spa en hotelería”, que fue escuchada por 400 empresarios de todo el país.

En la primera parte de la charla, compartieron novedades con respecto a la cuestión epidemiológica, indicando que se establecieron cambios en relación con los criterios para sospechar de contagio por COVID-19. En este sentido, identifican dos grupos. El primer criterio incluye a toda persona, de cualquier edad, que presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37,5° o más, tos, odinofagia, dificultad respiratoria, pérdida repentina de gusto o de olfato. En este grupo se incorporan tres síntomas más, cefaleas, diarrea y vómitos. El segundo grupo, además de incluir a los trabajadores de la salud, a los trabajadores esenciales y a las personas que residan en barrios populares o pueblos originarios, se suma ser contacto estrecho de una persona confirmada de COVID-19, que dentro de los 14 días posteriores al contagio presente al menos un síntoma.

El doctor Pablo Elmassian propone a los empresarios hoteleros que los huéspedes completen un formulario escrito mencionando su estado de salud en relación con los síntomas relacionados con el COVID-19.

Recomendaciones para Piscina

El agua clorada y adecuadamente tratada tiene un poder desinfectante que minimiza el riesgo de transmisión de enfermedades infectocontagiosas de esta vía. Por el momento no está demostrada la transmisión del virus de SARS-CoV-2 a través del agua. Para mantener el distanciamiento social, se recomienda: reservar asistencias por turnos, adaptar el ancho de las líneas de flotación, mantener una única dirección por andarivel, establecer un limite máximo de ocupación por andarivel, y demarcar la distancia entre sillas o reposeras.

Con respecto a la limpieza se propone intensificar la limpieza y desinfección de objetos y superficies de contacto en el entorno de la piscina, limitar el uso de objetos compartidos y disponer de elementos para la limpieza y desinfección de objetos de uso común. Además, se aconseja el uso de equipos de protección personal y ventilación adecuada en las piletas cerradas.

Recomendaciones para Gimnasios

En cuanto a los gimnasios, se debe mantener el distanciamiento social, con reserva de asistencia por turno, redistribución del equipamiento de manera tal que quede una distancia de dos metros entre las máquinas del gimnasio, y la suspensión de actividades que generen contacto físico. Se debe intensificar los procesos de limpieza y desinfección de todas las superficies de uso compartido, incorporar dispenser de alcohol en gel para el lavado de manos y en spray, junto con toallas descartables, y se propone que los elementos de uso compartido sean limpiados por cada usuario luego de la utilización. Un ítem importante para tener en cuenta es la ventilación permanente de todos los espacios abiertos al público; las puertas de acceso a los espacios colectivos se mantendrán abiertas para favorecer la ventilación; la ventilación se renovará por medio de extracción mecánica y/o ventilación natural. Y un punto importante no estarán permitidos los ventiladores. Y, por supuesto, limpiar y desinfectar de acuerdo con las recomendaciones vigentes.

Explican que, por el momento, no hay evidencia de que los fluidos corporales, como el sudor, sean capaces de contagiar este virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que las personas no deben utilizar barbijos o tapabocas mientras se realizan ejercicios, ya que reducen la capacidad de respirar confortablemente y porque la transpiración durante el ejercicio intenso hace que las mismas se mojen, reduciendo de esta manera su capacidad de protección y aumentando la probabilidad de que se contaminen.

Recomendaciones para Servicios de Spa

Nuevamente es clave el distanciamiento social, con asistencia con reserva de turnos, reorganización del área de recepción y de servicios de manera que se garantice una distancia mínima de dos metros entre usuarios. Los terapeutas y masajistas, así como los clientes, deberán utilizar barbijos o cubrebocas en todo momento. El cubrebocas podrá ser removido exclusivamente en la posición boca a bajo y deberá volver a colocarlo al incorporarse boca arriba. En caso de realizar procedimientos en zonas de la cara, los terapeutas deberán utilizar además del barbijo máscaras faciales.

Con respecto a la limpieza y desinfección, cada espacio deberá contar con esquemas intensificados de procesos de limpieza y desinfección de todas las superficies de uso compartido. Se ofrecerá alcohol en gel en todos los espacios comunes y se garantizará la provisión de todos los elementos para un adecuado lavado de manos con agua y jabón en sanitarios. Se cubrirán las camillas con cobertores descartables que se intercambiarán entre cada cliente. Por otra parte, las camillas deberán ser limpiadas y desinfectadas siguiendo los procedimientos y materiales especificados. Los masajistas deberán higienizarse adecuadamente las manos y todas las partes de la piel que utilicen para realizar la actividad, como antebrazos o codos, antes y después de la realización de cada práctica. Las cremas y aceites den colocarse en las manos a través de pulsadores.

En los servicios de Manicuría y Pedicuría, los elementos de uso personal no se comparten entre clientes y se eliminan o desinfectan después de ser utilizados.

Debido a la imposibilidad de garantizar la ventilación adecuada en piscinas cerradas, saunas seco y húmedo, sólo se recomienda su utilización en etapas avanzadas de la reapertura de actividades o en áreas geográficas donde no se documente circulación del virus.

Se recomienda no usar lugares que no puedan ser ventilados correctamente a menos que el uso sea individual o de grupo familiar.

La aguas termales y su temperatura no son un elemento de transmisión del virus, nuevamente la condición segura es el distanciamiento social.

Ambos profesionales explicaron que, a nivel nacional, no están hecho los protocolos formales, con normativas oficiales, pero esta consignas son lineamientos que seguramente van a ser utilizados en este tipo de instalaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here