La caída del PBI fue de 7% en el segundo trimestre del año. En Victoria se extendió el estado de excepción por seis meses más en una ajustada votación legislativa. El Departamento de Salud informó 90 nuevas infecciones y seis muertes en la última jornada.

El estado de Victoria, punto neurálgico de la pandemia de coronavirus en Australia, extendió este miércoles el estado de emergencia por otros seis meses, mientras que el país entró en recesión por primera vez en casi tres décadas tras registrar una caída del PBI del 7% en el trimestre que terminó en junio, el peor descenso de su historia.

La extensión del estado de excepción, que refuerza los poderes del Gobierno de Victoria para imponer restricciones sanitarias, fue aprobado por la Cámara alta de la Legislatura estatal por una ajustada diferencia de 20 a 19.

Inicialmente el gobierno había querido una prórroga de 12 meses, informó la agencia de noticias EFE.

Más temprano, el Departamento de Salud del estado informó de 90 nuevas infecciones y seis muertes en la última jornada.

El promedio de los últimos siete días se redujo a dos dígitos por primera vez en semanas, tras la medición de la semana anterior, en la que se había contabilizado una media de 175 infecciones diarias.

«Esta es, por un amplio margen, la mayor caída del PBI trimestral desde que se iniciaron los registros en 1959.»
MICHAEL SMEDES

El rebrote de coronavirus en Victoria comenzó a fines de junio pasado, y desde el 9 de julio la ciudad de Melbourne, la más grande del estado, está bajo cuarentena y toque de queda, una medida de excepción que debería levantarse el 13 de septiembre.

En tanto, el jefe de las Cuentas Nacionales de la Oficina Australia a de Estadísticas, Michael Smedes, advirtió en un comunicado difundido hoy que la pandemia y las políticas de contención conexas provocaron una caída del 7,0% del PBI en el trimestre de junio en el país oceánico.

«Esta es, por un amplio margen, la mayor caída del PBI trimestral desde que se iniciaron los registros en 1959», dijo.

Tras casi 30 años de crecimiento consecutivo incluso durante la crisis financiera internacional del 2008, el PBI australiano cayó un 0,3%, con lo que acumula dos trimestres negativos seguidos, lo que técnicamente es considerado una recesión.

La última vez que Australia entró en recesión fue en 1991, cuando la economía se contrajo en un 1,3% y en 0,1% dos trimestres consecutivos.

La Oficina Australiana de Estadísticas (ABS, siglas en inglés) explicó en su comunicado que la respuesta del Gobierno para apoyar a los hogares y las empresas australianas dio lugar a pagos sin precedentes del sector público al privado.

En medio de la pandemia, el Gobierno australiano impuso una serie de restricciones y ordenó el cierre de negocios para frenar la propagación del coronavirus a la vez que implementó paquetes de ayuda, entre ellos subsidios salariales y de desempleo, así como dio estímulo económicos que en total equivalen a un 13,3% de su PBI.

También detalló que la demanda privada se contrajo en un 7,9%, que incluye un retroceso de un 12,1% en el consumo doméstico, mientras que el gasto en servicios, como el transporte, restaurantes y hoteles, se desplomó en 17, 6%.

La gran caída en la economía australiana fue mitigada por el comercio neto, que aumentó en un 1% y el descenso en las importaciones en 2,4%.

Australia registró hasta ahora 25.900 infecciones de coronavirus y 633 muertes.

Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here