Según el Índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, las ventas presenciales minoristas de la Región Metropolitana mostraron en julio una caída de 43,7% real anual al comparar con igual mes de 2019, tras haber caído un 50,7% en junio, y acumulando de esta manera una baja de 30,7% entre enero y julio.
“En el mes de agosto hemos enfrentado fuertes alzas en las ventas minoristas producto del retiro del 10%, sumado al desconfinamiento que han sufrido varias comunas ayudando a que se retome la actividad, situación que seguiremos viendo en septiembre. Sin embargo, se deben mirar con cautela estos resultados, ya que lo que se está viviendo hoy es un impulso transitorio en el ingreso familiar que no se mantendrá en el tiempo por lo que el efecto tenderá a disiparse con el transcurso de los meses”, señaló Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC.

En términos de locales equivalentes, el indicador marcó una baja en julio de 47,9% real anual en el séptimo mes del año, acumulando a julio una baja real de 32,4%. En cuanto al trimestre móvil mayo-julio se evidencia una baja real anual de 45,8% en ventas totales y una caída de 50,7% en término de locales equivalentes, en línea con el período previo y frenando la marcada tendencia negativa de los trimestres móviles anteriores.

Evolución por Categorías Al analizar las distintas categorías en estudio, estas reportan fuertes caídas anuales bastante en línea con las registradas en junio, y donde al igual que desde que empezó la pandemia la Línea Tradicional de Supermercados, al poder operar físicamente durante el mes, cae significativamente menos que el resto. Vestuario y Calzado marcan descensos reales de 88,6% y 90,4% cada uno en julio, acumulando en los siete meses del año bajas de 63,2% y 64,2% respectivamente. Línea Hogar y Muebles caen 66,3% y 79,7% real anual cada uno en julio, terminando el período enero-julio con bajas de 52,1% y 55,8% respectivamente. Artefactos Eléctricos marca una baja de 63,9% real anual en julio, acumulando una baja de 46,8% real en los siete primeros meses del año. Dentro de la categoría, Línea Blanca cae un 80,2% real anual mientras que Electrodomésticos y Electrónica caen 58,3% y 59,0% cada una. De esta manera las tres subcategorías cierran el primer
semestre con bajas reales de 56,5%, 40,7% y 45,8%. Por su parte, la Línea Tradicional de Supermercados en la RM, tras caer un 17,7% real anual en sus ventas físicas de junio, marca en el séptimo mes el año una baja real anual de 8,6%, donde Perecibles cae un 13,2% real anual y Abarrotes marca una baja de 5,7% real anual. De esta manera la Línea Tradicional de Supermercados acumula entre enero y julio una baja real de 4,8%.

Perspectivas por Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC Los resultados de las ventas minoristas presenciales en la RM durante julio dan cuenta del fuerte impacto de las cuarentenas en el sector. El séptimo mes del año marca, en términos reales, una baja levemente menor a la registrada en junio, pero continúa evidenciando fuertes caídas completando ya cuatro meses de similar escenario. Si bien las ventas físicas han sido las más dañadas ante la imposibilidad de poder abrir, los fuertes aumentos del canal digital no son suficientes para compensar la caída total del sector en el séptimo mes del año. El Termómetro Semanal de las Ventas del Retail, preparado por el Departamento de Estudios de la CNC, que incluye tanto ventas físicas como digitales a lo largo del país, evidenció una baja promedio nominal de las ventas minoristas en julio de 18,1% y sin la categoría de supermercados el descenso promedio en el séptimo mes del año fue de 39,3%. Claramente el sector Comercio ha sido uno de los más impactados durante esta pandemia, no solo se ha visto caídas históricas en sus ventas, sino que además ha perdido a más de 400.000 de sus ocupados, 45% de estos han sido empleos formales, y a esto se suma que el 23% de las más de 700.000 personas que se encuentran bajo la ley de protección de empleo pertenecen al Comercio, poniendo aún más presión sobre la futura cesantía del sector. En el mes de agosto hemos enfrentado fuertes alzas en las ventas minoristas producto del retiro del 10%, sumado al desconfinamiento que han sufrido varias comunas ayudando a que se retome la actividad, situación que seguiremos viendo en septiembre. Sin embargo, se deben mirar con cautela estos resultados, ya que lo que se está viviendo hoy es un impulso transitorio en el ingreso familiar que no se mantendrá en el tiempo por lo que el efecto tenderá a disiparse con el transcurso de los meses. Si bien el último trimestre el sector también se verá favorecido por una baja base de comparación, dado los efectos del 18-O en el sector en el último cuarto de 2019, la recuperación efectiva del consumo será lenta dada la difícil situación que enfrenta el mercado laboral junto a una fuerte caída de la masa salarial, sumado a la gran incertidumbre que aún enfrentamos sobre los posibles rebrotes, futuras cuarentenas y continuidad de la crisis social. De ahí la enorme necesidad de un fuerte plan de reactivación económica y de ser capaces de llegar a acuerdos en pro del bienestar de todos los chilenos.

Fuente: Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here