La Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC) eligió a nuestro país como organizador de la primera edición del Campeonato Mundial de Softbol Masculino Sub 23, que se realizará en el segundo semestre de 2021. Santiago del Estero fue la sede elegida por la Confederación Argentina de Softbol (CAS) para el segundo Mundial de softbol que organizará nuestro país luego del Juvenil de 2012 en Paraná.

“Elegimos Santiago del Estero porque es una plaza que tiene una historia en el softbol y estaría bueno darle un impulso con un torneo de esta magnitud”, afirma el presidente de la CAS, Jacinto Cipriota. “Organizar este torneo es un gran desafío a nivel dirigencial. En Paraná hay mucha experiencia en ese manejo y van a colaborar con la gente de Santiago. De hecho el director deportivo del torneo va a ser Fabián Medina (presidente de la Federación Paranaense de Softbol”, agrega.

Hasta el momento, Argentina solo organizó un certamen de este nivel internacional y fue en 2012, cuando se realizó el Mundial Juvenil en Paraná y el seleccionado nacional se quedó con el título. “Fue increíble. Estamos hablando de cuatro mil o cinco mil personas todos los días en el estadio” recuerda Cipriota, «Fue un proceso de trabajo que generó una camada de jugadores que fue muy protagonista en los logros del año pasado, cuando se consiguió el Campeonato Mundial de Praga y la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima», indica.

El certamen, que busca generar una competencia para los jugadores que ya compitieron en la Copa Mundial Sub 18 y realizan una transición a los seleccionados de mayores, contará con los mejores de la categoría de 12 países y la distribución de las plazas continentales será la siguiente: una de África, cuatro de América, dos de Asia, dos de Europa y un comodín.

Con respecto a esta nueva categoría, Cipriota explica que viene a ocupar un vacío que se da en la rama masculina donde los jóvenes no tienen competencias de nivel mundial luego de los 18 años hasta integrar los seleccionados mayores, donde el promedio de edad es mayor a los 25 años. “Lo mismo que le pasa a todo el mundo nos sucede a nosotros, quedaba un hueco muy grande entre que los jugadores terminaban una competencia juvenil hasta que tenían la posibilidad de integrar un combinado mayor. El año pasado tuvimos alrededor de 50 jugadores que viajaron a disputar la temporada en Estados Unidos de los cuales al menos la mitad son menores de 23 años, entonces creo que esto viene a sumar más todavía”.

Ya hace una década que el softbol argentino viene ganando lugar en la escena internacional y mucho tiene que ver el desarrollo de un método de trabajo, una forma de encarar el juego y los entrenamientos, en ambas ramas. Lo que le ha dado reconocimiento a los entrenadores nacionales que hoy son convocados para dar charlas y cursos en distintos lugares del mundo. “Para quienes conocen la historia de Argentina saben que hay un trabajo, una coherencia y un apoyo para lograr la evolución de este último tiempo en nuestro softbol. En 2010 comenzamos a tener apoyo para las categorías menores por primera vez a través del ENARD y de la Secretaría de Deportes, sin ese apoyo para que los jugadores se concentren en entrenar y desarrollar su juego no nos hubiera sido posible dar este salto de calidad”, asegura Cipriota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here