Así lo manifestó el Intendente municipal, Gustavo Barrera, en el mensaje que brindó en vivo, junto a la secretaria de Salud, Lorena Romero Vega, y el encargado del retén del Paseo 139, Nahuel D’Áquila, para dar detalles de la situación epidemiológica local en relación al aumento de casos en la región.
En primer lugar, Barrera aclaró que la ciudad, de acuerdo con la actualización de datos desde la Provincia, continúa en fase 4, mientras que las ciudades vecinas de Mar del Plata y Pinamar se encuentran en fase 3 por la cantidad de casos activos que registran. Por lo tanto, les solicitó a los vecinos evitar viajar a dichas localidades, salvo en casos de extrema necesidad.

Dicha medida, según explicó el Intendente, tuvo buenos resultados en las cifras que se reflejan en la ciudad. “Cuando aumentan los casos, no solo se pone en riesgo la salud de los vecinos, sino también el sostenimiento económico de la ciudad porque fase 3 significa cerrar actividades, significa dar un paso atrás y es nuestra férrea voluntad y firme convicción de mantenernos en fase 4. Para esto, necesitamos la colaboración de todos” afirmó Barrera en relación a la reciente baja de fase de la localidad de Pinamar.

A su vez, reiteró las medidas sanitarias preventivas que todos los vecinos deben cumplir para evitar los contagios de COVID-19 y advirtió que se sancionará a funcionarios, que con pruebas fehacientes, no cumplan con las medidas sanitarias.

En cuanto a la situación del sistema sanitario en general, el jefe comunal comentó que es “delicado porque hay profesionales que trabajan en la región y, al momento que se saturen los sistemas sanitarios de localidades vecinas, Villa Gesell va a tener que asistir a aquellos casos que necesiten atención”, por lo que volvió a pedir la colaboración de los vecinos para evitar la propagación del coronavirus, ya que de eso depende el futuro de la temporada y la salud de todos.

La secretaria de Salud, Lorena Romero Vega, detalló que 5 pacientes de los 69 casos activos se encuentran internados en el hospital. Sin embargo, aclaró que ninguno de ellos necesita asistencia respiratoria. Asimismo, agregó que entre los infectados, se encuentra personal de salud, 3 pacientes mayores de 70 años cumpliendo aislamiento en su domicilio,
5 pacientes pediátricos que están en sus domicilios y 230 personas aisladas por contacto estrecho. A su vez, informó que el 60% de los pacientes tienen determinado el nexo epidemiológico.

Con respecto a los hisopados, Barrera aclaró que se testean a todos los que presentan síntomas compatibles con el virus y que, gracias al programa Detectar, más de 3000 personas fueron testeadas, mediante una serie de preguntas y toma de temperatura, lo que dio una excelente resultado para conocer la situación de los barrios con mayor circulación.

Por otro lado, Nahuel DÁquila, director de Relaciones Interinstitucionales y encargado del retén del acceso sur, explicó cómo se desarrollan las tareas en dicho acceso y comunicó que solo ingresarán proveedores de comercios esenciales y el resto deberá realizar trasbordo en dicho paseo para que luego cada uno lleve la mercadería a su comercio. A su vez, añadió que se aplicarán las mismas medidas para viajar a Mar del Plata para la ciudad de Pinamar, por lo que solo podrán egresar aquellos que tengan cuestiones médicas con la solicitud del médico por escrito.

Por último, el Intendente informó, en relación a la apertura de formularios para el ingreso de propietarios no residentes, que se recibieron 162 respuestas, de las cuales el 44% corresponde a acondicionamiento de propiedades, 14% a fuerza mayor, y 14% alega emergencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here