El pasado sábado 5 de septiembre, a partir del llamado de un vecino que lo halló, guardaparques de la Reserva Natural Faro Querandí confirmaron la presencia de un varamiento sobre la costa que correspondía a un ejemplar macho de marsopa de anteojos (Phocoena dioptrica), un cetáceo odontoceto poco conocido del Mar Argentino.
El animal ya se encontraba sin vida, pero en un excelente estado de preservación por lo que decidieron conservarlo en frío para realizarle una necropsia para determinar las causas de su muerte y contribuir al estudio de esta extraña especie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here