«Hubo un quiebre que evidentemente perjudicó la tarea que nosotros habíamos llevado, cuando los medios exaltaban esa apertura que hizo la ciudad como algo muy importante para cuidar los intereses económicos», sostuvo el intendente de Berazategui.

El intendente de Berazategui, Juan José Mussi, aseguró este martes que su municipio «venía bien» en materia de responsabilidad social frente a la pandemia del coronavirus, pero remarcó que «ahora cuesta mucho sostenerla», y consideró que la flexibilización del aislamiento en la ciudad de Buenos Aires «trasladó la enfermedad» al Conurbano.

«Nosotros veníamos sobrellevando bien el tema de evitar las aglomeraciones en los espacios públicos, en los comercios, pero, como producto del avances que tuvieron los anticuarentena en la ciudad, tengo que reconocer que esto se nos fue escapando de las manos», afirmó Mussi en diálogo con radio Télam.

El jefe comunal consideró que el Gobierno porteño «no pudo soportar los embates de sus propios seguidores o correligionarios, y por eso se trasladó la enfermedad al Conurbano, es una absoluta realidad».

En ese sentido, Mussi sostuvo que «hubo un quiebre que evidentemente perjudicó la tarea que nosotros habíamos llevado, cuando los medios exaltaban esa apertura que hizo la ciudad como algo muy importante para cuidar los intereses económicos».

«En ese momento ya lo interpretamos como erróneo, cuando comenzó el traslado de ciudadanos del segundo cordón del Conurbano hacia la ciudad, y poco tiempo después vino el aluvión de casos», indicó.

fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here