Bajo la consigna “Rosario quiere trabajar”, referentes de Filial FEHGRA Rosario y representantes de distintos sectores se concentraron para expresar su descontento con la medida anunciada por el gobernador Omar Perotti, que obliga a cerrar los establecimientos a las 19,30. La Filial FEHGRA Rosario solicita al funcionario que abra el dialogo.

Debido a las restricciones establecidas por el Decreto Provincial 0922, que establece que luego de las 19:30 hs no se podrán realizar actividades oportunamente habilitadas durante la vigencia de los periodos de aislamiento obligatorio y posterior distanciamiento social, por el plazo de 14 días, el 29 de agosto se llevó a cabo una importante manifestación en la que participaron representantes de diferentes cámaras y agrupaciones que representan a las actividades directamente afectadas por esta medida.

Derecho al trabajo

Bajo la consigna “Rosario quiere trabajar”, «El virus no tiene horario» y «Rosario ciudad abierta» empresarios gastronómicos y hoteleros, junto con las Cámara de Gimnasios, Canchas de Fútbol, representantes de salones de fiestas y centros de convenciones, PyMes, proveedores del sector, empleados de establecimientos afectados, comercios y público en general, se reunieron en contra la arbitrariedad con la que se aplicó esta medida, sin llamar previamente al diálogo, sin tener en cuenta que el anuncio se aplicó de forma intempestiva sobre fin de mes, cuando aún no se contaba con el dinero para pagar sueldos y servicios, restringiendo actividades en un horario determinado, como si la circulación viral estaría circunscrita a dicho margen de tiempo y afectando, aún más al sector gastronómico, que ya venía trabajando al 50 por ciento de su capacidad y respetando cada uno de los puntos del protocolo de prevención. En apoyo, todos los presentes defendieron el derecho al trabajo, debido a que varios sectores y servicios vinculados a los mismos se encuentran sin poder hacerlo desde el inicio de la cuarentena.

A pesar de que uno de los fundamentos de la normativa es aumentar la prevención ante la circulación del virus, el argumento resulta inválido debido a que perjudica a espacios que ya cumplen con el protocolo pertinente para la realización de sus actividades, atendiendo a cada uno de los requisitos establecidos en las sucesivas resoluciones: distanciamiento social, límite en la capacidad de ocupación, límite en el horario de funcionamiento, turnos rotativos para disminuir la cantidad de personal, elementos de protección individual (uso de barbijos, máscaras, guantes), no uso del transporte público, desinfección continua, ventilación e higiene.

Por lo cual, la Filial FEHGRA Rosario, junto con los sectores afectados, solicita al Gobernador Omar Perotti que abra el diálogo para poder encontrar una solución a las nefastas consecuencias que una nueva limitación a la actividad pueda generar, teniendo que lamentar cierres de establecimientos y la pérdida de una gran cantidad de fuentes de trabajo, algo que tendría un gran costo en medio de la crisis económica que se está atravesando.

Desde el 8 de junio, cuando la actividad gastronómica comenzó a funcionar, se respetaron cada una de las medidas establecidas en los protocolos, junto con las restricciones de ocupación y horario. No hay ningún indicador de que se hayan dado contagios en bares y restaurantes ni en sus empleados. Incluso hace solo unos días, las autoridades aconsejaron reunirse en bares porque son espacios más seguros y de mayor control que en la intimidad de los domicilios particulares. No hay, además, ningún argumento científico que sustente que limitar una franja horaria de actividad implique mayor seguridad y una baja en el riesgo de contagio.

No hay argumento para justificar una decisión tan drástica como limitar el derecho a trabajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here