El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) presentó un nuevo informe que revela las tendencias para la recuperación de la actividad turística, una vez que se supere la fase crítica de la pandemia de Covid-19.

El informe enfatiza la importancia de adoptar un enfoque global coordinado para la recuperación, mejorando la experiencia de viaje, adoptando nuevas tecnologías y la aplicación protocolos globales de higiene, para reconstruir la confianza de los viajeros.

En particular, destaca la necesidad de que los sectores público y privado trabajen juntos para recuperar millones de puestos de trabajo afectados, y destaca cuatro tendencias lideran el camino hacia la recuperación de esta actividad: evolución de la demanda, salud e higiene, innovación y digitalización, y por último, sostenibilidad.

Según el informe, 70 por ciento de los viajeros en América del Norte están dispuestos a realizar reservaciones durante el COVID-19, si la política de cancelaciones fuera gratuita; 92 por ciento confían en las recomendaciones personales con respecto a la salud y la higiene; mientras que 69 por ciento de los viajeros citan la limpieza como un componente esencial en una marca de viajes.

La digitalización ha sido fundamental durante la pandemia. Se registra un rápido cambio hacia la digitalización y las personas se sienten cada vez más cómodas con una experiencia de viaje sin contacto.

El informe revela que 45 por ciento de los viajeros dicen estar listos para pasar de los pasaportes de papel a una identidad digital. Además, 73 por ciento de los consumidores afirman que prefieren marcas que hacen énfasis en temas de sustentabilidad.

Gloria Guevara Manzo, Presidenta y CEO del WTTC, consideró que “si bien aún queda trabajo por hacer, esto nos da una idea de cómo podemos abordar mejor la recuperación y ofrece una esperanza al sector. Es fundamental que sigamos aprendiendo de las crisis anteriores y nos unamos de manera coordinada para marcar una diferencia real en la reducción del impacto económico y humano”.

“El impacto económico causado a millones de hogares en el mundo, que dependen de viajes y turismo, es evidente. Trabajando de manera coordinada podemos vencer el COVID-19 y regresar a los viajes seguros con estándares de higiene de clase mundial”, señaló.

El informe ofrece recomendaciones sobre cómo el sector de viajes y turismo puede garantizar una recuperación más acelerada:

Apertura de frontera: Eliminar las restricciones de viaje, así como pruebas de contacto estandarizadas y requisitos de rastreo a la salida.
Definir estándares comunes de salud y seguridad: El sector público y el privado deben acordar la implementación de estándares de salud y seguridad.
Esquemas de apoyo a los trabajadores: Brindar protección a la nómina y subsidios salariales, así como estímulo al consumidor y aplazamiento de pago de impuestos.
Incentivar los viajes: Para que el consumidor decida viajar, comenzando a nivel local, seguido del nacional, regional e internacional.
Inversión en infraestructura digital: Especialmente en los destinos rurales.
Repensar el lugar de trabajo: Se requerirá que los sectores público y privado se unan para optimizar los nuevos arreglos laborales.
Estimular prácticas de sostenibilidad: Proporcionar incentivos para fomentar la implementación de medidas de sostenibilidad dentro del sector privado.

Por último, Matthieu De Clercq, socio de la firma Oliver Wyman, dijo: “Crear oportunidades inclusivas para mujeres, jóvenes y minorías tiene sentido económico y es lo que quieren los turistas del futuro, especialmente después del COVID-19”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here