Las Naciones Unidas, organización de la que la OMT está orgullosa de formar parte, nacieron para promover la paz entre las naciones y hacer posible la colaboración con miras a construir un futuro mejor para todos.

Han pasado 75 años, y su misión es más importante que nunca.

Los ideales cardinales del sistema de las Naciones Unidas –solidaridad, cooperación y fomento de la igualdad–, son los mismos ideales que necesitamos para recuperarnos de los devastadores efectos de la pandemia de COVID-19.

Es así en cada componente de nuestras sociedades, y también en el turismo. En todo el mundo, millones de personas esperan ansiosas que se reanude el turismo. Para muchos, depende de ello su sustento.

Por esta razón, la OMT ha prometido no quedarse quieta. Aun cuando otros instan a la precaución, nosotros tenemos la responsabilidad de avanzar, y de conseguir que el resto del sector, así como los dirigentes políticos, avancen con nosotros.

La sexta reunión de nuestro Comité Mundial de Crisis para el Turismo hizo hincapié en la determinación de cada parte integrante del turismo mundial de recuperar la actividad. Una vez más, gracias al Comité, logramos reunir un amplio abanico de voces, que reflejan la diversidad del propio turismo. Estuvieron ahí dirigentes políticos y empresariales: los que están en posición de transformar las ideas en acciones.

Uniéndonos, somos más fuertes. Aprovecharemos la fuerza del sector privado y la determinación de los Gobiernos para introducir un nuevo conjunto de protocolos comunes de seguridad para el turismo.
De esta forma, contaremos con un conjunto de protocolos de seguridad e higiene claros y armonizados, algo vital para restablecer la confianza en los viajes internacionales.

Al mismo tiempo, somos conscientes de que las personas no solo quieren sentirse seguras cuando viajan. También quieren tener la tranquilidad de saber que recibirán ayuda en tiempos de incertidumbre.

Por ello, la OMT preparará también un Código Internacional para la Protección de los Turistas, y estamos trabajando para garantizar que todos nuestros Estados Miembros, no solo los de la eurozona, estén incluidos en los planes para la reanudación de la libre circulación de personas por Europa.

Todas nuestras medidas se guían por un análisis claro y objetivo de una situación que evoluciona con rapidez.

De igual modo que la desinformación sobre los riesgos para la salud de la COVID-19 pone vidas en riesgo, también la desinformación sobre la seguridad de los viajes internacionales hace peligrar los medios de vida de millones de personas.

Desde el inicio de esta crisis, la OMT ha sido la fuente de información creíble y verificada para todos los segmentos de nuestro sector, así como para los Gobiernos y las organizaciones internacionales. Nuestros datos y perspectivas han guiado la respuesta del turismo e informan ahora su recuperación.

Cuando las Naciones Unidas celebran 75 años de cooperación y progreso, apoyamos la campaña “Verificado”, lanzada por el secretario general, António Guterres, para prevenir la difusión de información falsa, respetando a la vez la libertad de opinión.

Los viajes internacionales pueden reanudarse de forma segura: lo hemos visto de primera mano con la recuperación de los eventos presenciales. Y estamos trabajando estrechamente con las aerolíneas, los aeropuertos y los prestadores de servicios de alojamiento turístico para dejar claro que el turismo está liderando de manera proactiva el camino para la adaptación a nuestra nueva realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here