En el Ministerio de Economía uno puede toparse con esculturas, pinturas, grabados y sobrerrelieves de una gama de artistas italianos que han sabido darle una impronta particular a diversos edificios públicos en la Ciudad de Buenos Aires. Así es el caso de Nicolás Antonio Ferrari, Luis Borraro, Teresio Fara, Roberto Nonveiller de Vito Campanella, Domingo Cataldo, Eugenio Limarzi, Panini Giovanni, Antonio Pedone, Francisco Piranesi, Víctor Rebuffo entre otros.

El Palacio de Hacienda durante éstos 80 años de vida ha sabido recibir personalidades destacadas de todo el mundo, no solamente economistas, sino visitantes de distintas disciplinas y de diversos lugares del mundo. La cultura no estuvo exenta a ésta realidad. Sabemos la importancia que posee el Ministerio de Economía con su acervo cultural y motivo de ello fue la visita a la Coordinación en dos oportunidades de funcionarios de la Región del Véneto, Italia, -como ser su Ministro de la Producción, Turismo y de la Pequeña Empresa y Flujo Migratorio de la Provincia de Padova- Flavio Manzolini y el el titular de la Agencia de Cultura de Padova- que recorrieron el mapa cultural del Ministerio, disfrutaron las obras de nuestros artistas y de los artistas italianos que se encuentran dentro del edificio.

Las salas y los ámbitos públicos de arte argentino del siglo XIX despliegan las obras de artistas extranjeros radicados en la Argentina y de otros, criollos, que nos dejaron las primeras vistas de Buenos Aires, las costumbres del campo y la ciudad, incorporando el valioso material iconográfico de nuestros primeros grabadores. Obras de Prilidiano Pueyrredón, Cándido López y los pintores de la llamada Generación del Ochenta, dan cuenta del afianzamiento de las artes y sus instituciones, desde la segunda mitad del siglo XIX, hasta la introducción de las innovaciones de la pintura luminista a comienzos del siglo XX.

Es así, que dentro del Ministerio uno puedo recorrer distintos pisos y toparse con esculturas, pinturas, grabados, sobrerrelieves de una gama de artistas que han sabido darle la impronta italianizante a diversos edificios públicos en la Ciudad de Buenos Aires. Así es el caso de Nicolás Antonio Ferrari, nacido en Chieti, Italia en 1867, radicado en Buenos Aires desde 1899 y fallecido en 1935, con la escultura en bronce “La Nena”, símbolo de la Caja Nacional de Ahorro Postal y utilizando como modelo a sus hijas mellizas; Luis Borraro, (1896-1960), con un óleo sobre tela, “El cañadón” ha incursionado en distintas técnicas, como ser el lápiz, acuarela, y el óleo -su técnica preferida- utilizando abundantes empastes de materia y asombrosos matices de verde.

Teresio Fara es otro de la legión de Italia que se encuentra dentro del Ministerio, Nacido en la península ibérica en 1929 y fallecido en Buenos Aires en 1986, su óleo sobre tela, “Abstracción Figurativa” y su grabado “Tres álamos” son las obras que uno puede apreciar; mientras que las obras de Roberto Nonveiller (1917-1959), artista de la vanguardia italiana, se conforman de tres acuarelas: “Casa Rosada”, “Avenida Callao- Buenos Aires” y “ Avenida Callao”, y así uno puede encontrar en el Palacio de Hacienda una sucesión de artistas del prestigio de Vito Campanella, Domingo Cataldo, Eugenio Limarzi, Panini Giovanni, Antonio Pedone, Francisco Piranesi, Víctor Rebuffo entre otros; ejemplos y una muestra de las políticas culturales de la década del 30´ y 40´ en nuestro país.

Artistas que supieron imprimirle, como los demás artistas de esta corriente, ese toque peninsular a los diversos organismos públicos, dándole así una imagen europea a diversos espacios públicos dignos de los sitios más populares de Italia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here