El Servicio Forestal Andino (SFA) realiza un trabajo preventivo en el kilómetro 15 de la Avenida Bustillo de Bariloche y en distintos sectores del oeste de la ciudad, con el objetivo de quitar riesgosos ejemplares de pino Oregón y reemplazarlos por especies autóctonas

Esta práctica se replica con diferentes planes de manejo en distintos sectores de la ciudad, de forma conjunta con los privados propietarios de los predios donde se encuentran las especies exóticas.

En referencia a ello, el Delegado Claudio Ruiz, explicó que “se está realizando la extracción de pino Oregón por etapas en la zona del kilómetro 15. Se quitó una primera hilera para eliminar el riesgo sobre la Avenida Bustillo en un predio privado. Nosotros hemos colaborado con las pautas de manejo para sacar los pinos y reforestar con especies nativas como ciprés, radal y laura”.

Sobre la gestión, indicó que “se le solicitó al privado un plan de manejo para realizar la quita de los árboles y extracciones parciales, y posterior plantación de nativas. Por cada pino que se saca se tiene que plantar una especie nativa siendo la manera mas adecuada de manejo para estos casos”.

Asimismo, Ruiz agregó que “también en otros sectores que se realizan tareas preventivas y de reemplazo de especies exóticas por autóctonas. Hay subdivisiones de lotes donde hay pinos, allí es otra la dinámica ya que una vez que subdividan cada propietario tendrá que colocar cinco especies nativas en su lote. En ese caso se autoriza la tala de los pinos y después se le exige al propietario que reforeste”.

Más adelante, Ruiz explicó que “el pino crece a un ritmo mucho mayor que la especie nativa y la va ahogando de a poco, hay muchos cipreses secos abajo, eso es por la presencia del pino que los va eliminando en una competencia despareja”.

“En la mayoría de los casos son forestaciones de pinos que rondan los 80 años, son de la época en que existía el Vivero en Isla Victoria por la década del ´40 y nunca se realizó manejo de podas intermedias y se llegó a esta situación. Son ejemplares muy altos y de poco diámetro que nos permite ir haciendo un raleo en etapas, una vez que se abre la forestación, los árboles vela quedan muy expuestos al viento y la nieve y generalmente se quiebran o se caen de raíz”, agregó el Delegado en relación a las características de las especies exóticas que se encuentran en la zona.

Por último, Ruiz detalló sobre el rol del SFA, que “dependiendo de las dimensiones del predio, desde el Servicio Forestal Andino se le pide al propietario que busque un profesional para hacer un plan de manejo a lo largo del tiempo; y nosotros le hacemos las observaciones que fueran necesarias para después poder aprobarlo y supervisarlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here