La línea de financiamiento para PyMEs de la provincia tendrá un monto de 200 millones de pesos, a partir del esfuerzo conjunto de la provincia de Chaco y del Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del FONDEP.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich anunciaron hoy una línea de financiamiento para PyMEs de la provincia por un monto de 200 millones de pesos, con una tasa subsidiada del 9,9%.

Los créditos tendrán una tasa final subsidiada del 9.9%, a partir del esfuerzo conjunto de la provincia de Chaco y del Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del FONDEP.

“En Argentina hay muchas PyMEs que no tienen acceso al financiamiento por eso este esquema de convenios tiene un papel estratégico para llegar con financiamiento barato y con las garantías adecuadas a las economías regionales y favorecer la inclusión financiera de las PyMEs”, afirmó el ministro Kulfas.

“Trabajamos para tener un sistema de banca de desarrollo que articule y coordine toda la fuente de financiamiento para poner de pie a la Argentina con más inversión, y más producción, más trabajo y más exportaciones”, puntualizó el ministro y explicó que “esto significa dar un horizonte de sostenibilidad con más exportaciones que nos permitan crecer sin caer en las típicas y recurrentes crisis por faltantes de dólares. Argentina debe ser una fábrica de ese excedente externo que nos permita crecer a largo plazo y tener un país más integrado y federal”.

Las PyMEs que accedan a esta línea contarán con un plazo de hasta 18 meses y 6 de gracia y podrán destinarlos a capital de trabajo, puesta en marcha de proyectos y reactivación productiva de las actividades en la provincia. Las PyMEs podrán solicitar como máximo hasta dos meses y medio de ventas, con un tope de dos millones de pesos. El 20% de los créditos deberá destinarse a empresas lideradas por mujeres.

“Tuvimos la capacidad de diseñar una arquitectura financiera que nos permita apalancar a emprendedores de distintas características. Contamos con un banco con sentido social y de cercanía a las pequeñas y medianas empresas, que ayuda a los consumidores, comerciantes y las industrias y marca una impronta en el desarrollo productivo de la provincia”, destacó el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich y puntualizó: “Sabemos que la ecuación que va a poner a la Argentina de pie es la de producción más empleo, más exportaciones”.

Con un desembolso de $100 millones, el FOGAR cubrirá el 50% de los créditos; la otra parte será respaldada por la provincia a través de su propio fondo de garantías y se implementarán de acuerdo al tamaño de la empresa: 75% en el caso de las microempresas, 50% en el caso de las pequeñas y 25% para las medianas tramo 1 y 2. Las PyMEs solicitantes deberán contar con certificado MiPyME.

Esta línea se suma a las que ya se pusieron en marcha junto a las provincias de San Juan, Entre Ríos, Neuquén, Santa Cruz, La Rioja y Salta.

Participaron también del encuentro el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz y el ministro de Chaco, Sebastián Lifton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here