En medio de este marco tan adverso, con una cuarentena extendida en muchas provincias, es un gran logro haber podido retomar la primera etapa de la obra y completarla en los tiempos previstos.

Luego de finalizar las tareas de bacheo de los sectores dañados y la ejecución de la carpeta asfáltica sobre un tramo de 25 kilómetros, entre La Chañarienta y el límite con San Juan, se dio inicio a la segunda etapa de 20 kilómetros más, entre Luján y Quines.

Las tareas forman parte de un proyecto integral que contempla la recuperación y el mantenimiento de las RN20 y RN79, a lo largo de 188 kilómetros, cuyo fin es garantizar la integración y conectividad de las localidades del norte sanluiseño.

Los tramos intervenidos tienen un tránsito de más de mil usuarios diarios. Su recuperación incrementará la seguridad y agilizará el movimiento agro-industrial como también el turístico que visita el Parque Nacional Sierra de las Quijadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here