La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) envió al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y a los gobernadores de todas las provincias un documento desarrollado por el sector Turismo de la entidad, titulado «Reflexiones y propuestas para apoyar la recuperación del turismo nacional en el marco de la pandemia», teniendo en cuenta que es uno d elos rubros mas afectados por la misma, donde, entre otras cuestiones, solicitó la implementación de protocolos unificados en todo el país para dar previsión a la actividad. El documento contiene las conclusiones a las que se llegó tras una serie de entrevistas llevadas a cabo a reconocidos actores, referentes de la actividad de variados espacios políticos, tanto del ámbito público como privado.

“En lo que va de la pandemia, el turismo regional perdió ingresos por $ 77.890 millones, entre marzo y agosto, como promedio estimativo por los seis fines de semana largos y las vacaciones de invierno, que repercuten no sólo en forma directa en el sector, sino también en las economías regionales. A diferencia de otras actividades, esto ya no se recupera”, señaló el titular de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, y agregó: “Por otro lado, entendemos que la recuperación de la actividad turística será desigual en el país, puesto que las ciudades más corporativas y con mayor conectividad o mejor situadas y en cercanía de capitales de países vecinos tendrán una suerte distinta a las otras. Es por ello que ratificamos la visión estratégica de que el turismo debe ser una política de Estado”.

Por ello, considerando que el 95 % de la actividad del sistema turístico lo representa el sector pyme, CAME presentó en el documento las siguientes propuestas:

  • – La creación de una Mesa de enlace Público y Privado, con un cuerpo consultivo ad honorem amplio.
  • – Elaborar un plan de acción en tres etapas: lo inmediato, la temporada estival próxima y pos Semana Santa, tratando de dar previsibilidades a cada etapa.
  • – Estimular y facilitar la conectividad como uno de los ejes de desarrollo turístico.
  • – Elaborar un plan para sostener la economía que generaba la industria, pensando en mantener la participación en el PBI y el empleo de cada lugar.
  • – Prolongación del ATP, tomando como base la facturación 2019 actualizada hasta el año 2023 para todos los actores de la cadena que mantengan una baja facturación.
  • – Apoyo económico para los pequeños y medianos prestadores de servicios turísticos, inscriptos como pymes.
  • – Moratorias impositivas y de servicios de largo plazo a abonar de forma gradual desde 2022 en adelante con el pago mayor de capital sobre el final de estas.
  • – Evaluar la reducción del 50 % de los alquileres a espacios que se destinan específicamente a la actividad, generando un bono para el pago de Impuesto a las Ganancias para el propietario del inmueble por el mismo monto por los años 2020 y 2021.
  • – Generar una nueva relación de abastecimiento para los años 2020 y 2021 de los servicios de agua, luz y gas.
  • – Reducción en los plazos de acreditación de tarjetas de crédito durante el 2020 y 2021, sin quitas.
  • – Consensuar en la mesa de enlace los protocolos a implementar en turismo nacional e internacional, visados por el Consejo Federal de Turismo y estos, a la vez, por los consejos municipales, a los efectos de tener protocolos homologados en todo el país.
  • – Estimular con las estructuras organizativas argentinas, como ANSES y PAMI, al consumo del turismo interno.
  • – Acordar con los bancos internacionales, que tienen sede en Argentina, un programa similar al «Ahora 12» en el exterior para estimular los pasajes en cuotas desde diferentes puntos del mundo a Argentina, preferentemente con Aerolíneas Argentinas.
  • – Deducción especial durante el 2021 y 2022 de los gastos de turismo y gastronomía del Impuesto a las Ganancias, a los efectos de estimular la demanda.
  • – Generación de un fondo nacional transitorio de incentivo al turismo distribuido según la cantidad de camas declaradas por ciudad, surgido de un 40 % de los fondos del IMPROTUR del año 2021.
  • – Sostener el «Ahora 12» con 3 meses de gracia para el sector turístico para el año 2021.
  • – El paso hacia la formalidad. La informalidad en el sector nos coloca un límite al desarrollo, a la capacidad de negociación, al peso político de la actividad, nos debilita en la calidad de servicios de un destino, pone en riesgo la responsabilidad fiscal y es tan o más nociva que la presión tributaria.
  • – Creación de un fondo fiduciario con garantías reales empresarias para la suspensión de trabajadores con resguardo de su lugar de trabajo por un máximo de 24 meses.
  • – Planes de Crédito para el 2021 para la adecuación de la estructura no utilizada y deteriorada por haber estado cerrada, con tasas subsidiadas y de 60 cuotas.

Cabe destacar que este documento es el resultado de los aportes del equipo de asesores y dirigentes del sector de CAME Turismo, y de distintos referentes del sector como Maurice Closs, senador nacional y exgobernador de la provincia de Misiones; Hernán Lombardi, exministro de Turismo de la Nación; Gabriela Testa, senadora provincial de Mendoza y ex presidenta del Ente Mendoza Turismo; Bernardo Racedo Aragón, ex secretario de Turismo de Salta y Tucumán; Fabián Lombardo, director comercial de Planeamiento y Gestión de Rutas (CCO Chief Commercial Officer) en Aerolíneas Argentinas; y Aldo Elías, actual presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT).

“Esperamos que estas propuestas sean tenidas en cuenta a fin de llevar certezas a esta industria, que es la más federal, democrática y transversal actividad económica, ya que representa el cuarto complejo exportador, nuclea a 5 mil agencias y da trabajo a más de un millón de personas”, concluyó Díaz Beltrán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here