Los inspectores de la cartera de Ambiente participaron de un intercambio con autoridades y guardaparques del área natural protegida, ubicada en Corrientes.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a través de la Brigada de Control Ambiental (BCA), visitó el Parque Nacional Iberá y se reunió con el intendente del área natural protegida, Daniel Rodano, a fin de delinear estrategias de trabajo conjunto para complementar y potenciar las actividades que la cartera ambiental nacional y la Administración de Parques Nacionales vienen realizando en aras de la conservación de los recursos naturales.

En el marco de dicha articulación, se dialogó sobre tácticas y procedimientos contra la caza furtiva y el tráfico de fauna. En tal sentido, se destacó que los guardaparques nacionales combaten este flagelo dentro de la jurisdicción de las áreas naturales protegidas, en tanto la BCA lo hace fuera de estas, siendo el órgano de control de la aplicación de la Ley Nacional n.º 22421 de Conservación de la Fauna Silvestre.

El Parque Nacional Iberá, ubicado en la provincia de Corrientes, posee una superficie de 183.500 hectáreas pertenecientes a la ecorregión de los Esteros del Iberá y es uno de los grandes humedales de agua dulce del planeta. Su ecosistema sustenta una fabulosa vida silvestre que incluye más de 360 especies de aves. Además, el área protegida alberga una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas y el aguará guazú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here