La Escuela de Hotelería y Gastronomía de Bariloche (CET 25), participó por primera vez de un concurso culinario de nivel nacional junto a otras 60 instituciones del país. Los participantes rionegrinos llegaron a la final, obtuvieron el cuarto puesto, una gran experiencia y el reconocimiento de sus pares.

La alumna de los cursos de formación profesional del CET 25, Tatiana Curapil, se inscribió junto a su profesor Osvaldo De Angelis, en el concurso nacional Casalta, reconocido por reunir a las escuelas con orientación en gastronomía de todo el país. El certamen la incentivo para reforzar su vocación y prepararse para seguir compitiendo en otros espacios.

“Estoy muy contenta, nos tomó por sorpresa llegar a la final y fue muy emocionante. Quedamos en cuarto puesto e hicimos lo mejor que pudimos. Mi tutor, el Chef de la Escuela, Osvaldo De Angelis, me ayudó en la elección del plato y los ingredientes. Es uno de los profesores referentes dentro del curso de formación profesional”, expresó Tatiana.

En cuanto al plato elegido, la alumna contó que “elaboré una trucha patagónica con textura de rosa mosqueta. La temática era kilómetro cero, había que usar productos regionales y de forma creativa”.

Asimismo, Tatiana mencionó que “es la primera vez que la Escuela concursa en Casalta asique fue un gran desafío y muy importante, ahora vamos por más”.

Casalta es el único concurso nacional de cocina que premia el talento y la formación profesional de estudiantes gastronómicos. Significa una oportunidad para destacar la labor de los jóvenes frente a referentes de la gastronomía nacional, un primer paso para adquirir notoriedad en el rubro. En esta oportunidad y respetando el contexto, el concurso se desarrolló en formato 100% digital.

El lema de esta edición fue “Cocina Creativa Local” y buscó sumar a los participantes al movimiento “Km 0” que consiste en minimizar la distancia entre la materia prima y la cocina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here