Representantes de los sectores de Bienes de Consumo y Estilos de Vida (Retail) se reunieron, el pasado viernes 6 de noviembre en IFEMA, en el primer Foro Económico Franco-Español ,organizado por La Cámara Franco-Española e IFEMA.

El Foro Económico Franco-Español organizado por IFEMA y la Cámara Franco-Española ha dedicado su primera edición a debatir las oportunidades y tendencias que marcarán el futuro de la recuperación económica, y los múltiples retos a los que se enfrenta el sector ferial.

La mesa sectorial de Bienes de Consumo y Estilo de Vida (Retail) moderada por Julián Ocaña, consejero de la Cámara Franco-Española, coordinador de su Comisión Retail y director de l’Alliance Française, ha contado con la participación de María José Sánchez, directora de la Semana del Regalo, Joyería y Bisutería de IFEMA; Julia González, directora de MOMAD y SALÓN LOOK; Susana Arranz, directora Internacional de Innovación de STANPA, y Rafael Hierro, CEO del Grupo IXIA/JUINSA/UNIMASA.

Representantes de los sectores de Bienes de Consumo y Estilos de Vida (Retail) se reunieron, el pasado viernes 6 de noviembre en IFEMA, en el primer Foro Económico Franco-Español ,organizado por La Cámara Franco-Española e IFEMA, para debatir sobre el panorama actual de las ferias, en un encuentro que fue retransmitido a través de Zoom.

Durante las intervenciones, Julia González, directora de las ferias de Moda y Belleza de IFEMA, destacó la creatividad para poner en marcha nuevas iniciativas durante el confinamiento, aunque sobrayó que, nunca el formato digital va a sustituir al modo presencial, sobre todo, en lo que a estos sectores se refiere: “El comprador necesita tocar el producto, probarlo, tener sensaciones; no podemos obviar lo sensorial”. No obstante, hizo especial hincapié en la oportunidad del pequeño comercio para que los consumidores pongan más en valor el comercio de proximidad, frente a los centros comerciales, cuya actividad se ha visto muy mermada durante la pandemia.

Por otro lado, Susana Arranz, directora Internacional de Innovación de STANPA, organizador del programa de compradores internacionales en el Salón LOOK, señaló la gran importancia que tiene España como líder global en exportación de productos de belleza, posicionándonos en el top 10 mundial y segundos, en la categoría de perfumes, por detrás de Francia. Arranz destacó la dura situación por la que pasan las peluquerías y salones de estética, pero también el repunte en productos de higiene personal, cuyo uso se ha disparado para prevenir el contagio.

En línea con el resto de ponentes, destacó la integración de lo digital en la nueva normalidad aunque, la parte presencial, es difícilmente sustituible: “Estamos trabajando y adaptándonos confiando que, el 2021, sea un año diferente y que nos podamos quedar con lo mejor de cada mundo para que las empresas tengan unos foros de encuentro que puedan mantener en el tiempo gracias a la flexibilidad del soporte digital”

Maria José Sánchez, directora de la Semana del Regalo, Joyería y Bisutería de IFEMA recalcó el papel importante de las ferias en el negocio de expositores y visitantes. Antes de la pandemia, se planteaba si el modelo ferial era un modelo agotado que necesitaba reinventarse y actualizarse a través de las nuevas tecnologías, pero “no cabe duda de que la situación actual, no ha hecho sino poner en valor el papel fundamental que tiene y ha tenido el negocio ferial tradicional”, apunta Sánchez.

Por su parte, Rafael Hierro, CEO del Grupo IXIA/JUINSA/UNIMASA, analizó la situación desde su posición de expositor, haciendo un pronóstico sobre la reacción de las empresas al término de la situación. En su opinión “las primeras ferias tendrán reacciones tímidas “porque se viene de un ejercicio dañado y un desconocimiento de la reacción del público, pero cree firmemente que en las segundas ediciones se conseguirá una explosión: “Las ferias madurarán y conservarán sólo, las herramientas digitales que nos sean útiles”

Otras de las líneas importantes en el debate, ha sido la perspectiva de futuro. Julia González, ha explicado los proyectos inmediatos en las ferias que dirige, como el aprovechamiento de la gran comunidad digital que existe en torno al Salon LOOK para lanzar LOOK News , una herramienta que permitirá a los expositores mantener el contacto e informar de los nuevos lanzamientos aprovechando todas las herramientas que IFEMA tiene a su disposición como son las newsletters, webs y RRSS. El mismo proyecto se plantea para la feria MOMAD . “Queremos paliar la falta de ilusión por venir a la feria con una comunicación más intensa; sumar energía con los medios de comunicación generalistas y especializados para mantener el espíritu vivo”

Tanto Maria José Sánchez como Susana Arranz coincidieron en señalar que la feria tradicional seguirá siendo la gran protagonista y buque insignia del negocio, aunque siempre complementado con el componente digital. La directora Internacional de Innovación de STAMPA, recalcó la nueva manera de sustituir ese componente sensorial que tiene el perfume en los productos cosméticos con el envío de muestras al cliente para que haya mayor interacción.

Rafael Hierro, señala que “el objetivo de las ferias es maximizar la presencia física” pero ve en la digitalización, una oportunidad para potenciar la marca fuera de la temporada de ferias ya que, hay muchas veces, que las marcas se infrautilizan una vez terminada la feria presencial. Apuesta por un modelo donde los eventos reducirán sus días de celebración y se estrechará el servicio al cliente fuera de las fechas feriales

En último término, se ha hablado de cómo las empresas francesas y españolas pueden interactuar y desarrollar sinergias comerciales en beneficio de ambos países. Todos los participantes ven una oportunidad el que empresas francesas puedan conocer el modus operandi de IFEMA y desarrollar sus posibilidades de negocio, y es ahí donde la Chambre tiene un papel fundamental en dar a conocer la oferta española y atraer a esas empresas.

Julia González, habló de “volver al producto de proximidad” donde la producción en países próximos es fundamental en este nuevo orden donde la palabra sostenibilidad, adquiere una importancia absoluta.

Maria José Sánchez, por su parte, destacó el gran esfuerzo en inversión que ha hecho IFEMA por crear un espacio seguro que permita volver a la actividad ferial sin ningún tipo de riesgos y el compromiso con los expositores , en su vuelta a la ferias, adaptando los precios de participación en la medida de lo posible. En ese deseo de internacionalización, la directora de INTERGIFT anuncia el traslado de fechas de las ferias del regalo de febrero a abril y el deseo de que Francia sea país invitado en la feria de Intergift 2021, tras haberse cancelado la iniciativa para esta edición de septiembre.

Para Rafael Hierro, el cliente francés “ya viene a España, buscando una oferta complementaria a la que ya tiene en casa” Incide en que las empresas españolas deben hacer un esfuerzo grande por entender las costumbres francesas, por hablar su lengua, utilizar sus métodos de pago para que se sientan igual de cómodos que si estuvieran comprando en Francia. Cree que la vuelta a la actividad internacional y el crecimiento de visitantes, va a estar muy relacionada con el coste del transporte, disponibilidad de hoteles y la seguridad en la hostelería. “Estoy seguro de que IFEMA elegirá hacer campañas de publicidad en los países objetivo (Portugal y Francia) y tendrá que acertar con los medios de comunicación a los que dirigirse y ahí la cámara pueda añadir su know-how”

Sobre el futuro y las tendencias que han venido para quedarse, los ponentes coinciden en que después de esta situación excepcional, nos enfrentamos a un cambio sustancial en el tipo de consumidor: un cliente más consciente, que sabe el producto que quiere comprar y para el que las marcas deben adaptarse a todo ese nuevo cambio en los hábitos (slow fashion, necesidades de género, cultura, veganismo, etc) dirigiéndonos hacia la sostenibilidad , haciendo productos bien hechos y poniendo en valor la sabiduría y buen hacer de los pequeños talleres y descartando la producción masiva.

Susana Arranz destacó que en los últimos años “casi un 60% de las marcas de cosmética han desarrollado una línea natural-botánica por lo que el futuro va estar muy relacionado con la innovación, donde el sector cosmético invierte en I+D+I casi el 4% de la facturación, que se reinvierte en reformular productor y crear patentes” , todo ello intentando satisfacer al cliente más exigente”.

Maria Jose Sanchez alude al fenómeno del retorno de la fabricación artesanal y recupera el caso de Ubrique, donde hace unos años, la producción se trasladó a China y ahora se ha recuperado la actividad para el mercado nacional.

Rafael Hierro termina su intervención poniendo el foco en la relación cliente-empresa. El empresario del futuro deberá ayudar a reducir toda esa energía que invierte el consumidor en su búsqueda virtual (comparando precios, consultando opiniones.) para ofrecerles una segura opción de compra. Más diálogo, más garantías e imprescindible, “escuchar el feedback del cliente “que en el mundo digital puede encumbrar o hacer perder reputación a una marca, en cuestión de segundos.

Foto adjunta: (de izq a dcha) los ponentes presenciales: Julia González, directora de MOMAD y SALÓN LOOK, Julián Ocaña, consejero de la Cámara Franco-Española, coordinador de su Comisión Retail y director de l’Alliance Française y Susana Arranz, directora Internacional de Innovación de STANPA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here