El Secretario Ejecutivo del INPROTUR, Ricardo Sosa, se reunió con el Embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, y junto a los equipos técnicos de ambas partes, trabajaron para establecer las estrategias de promoción para los próximos años, conformando una calendarización de acciones que incluye el desarrollo y propuesta de nuevos productos turísticos, la identificación de oportunidades en la vida israelí y el fortalecimiento de las acciones que inició oportunamente el presidente, Alberto Fernández, que tienen como objeto la mejora en la conectividad aérea.
Durante la reunión se identificaron cuatro productos turísticos interesantes, uno de ellos apuntado a la captación de los jóvenes que, luego de finalizar el servicio militar y antes de iniciar la Universidad, se toman entre 6 y 12 meses sabáticos para viajar por el mundo. Sudamérica es uno de los destinos preferidos, por lo tanto, uno de los objetivos de INPROTUR poder atraerlos. Argentina es el primer destino de América del Sur que eligen los viajeros y viajeras israelíes.

La propuesta de bodas en Argentina es otro de los productos, como así también fortalecer la propuesta del Kosher en el ámbito gastronómico. Y se analizó la profundización de aprovechar la fuerte presencia que tiene el tango en Israel para incentivar la llegada de turistas de ese país.

Otro punto central fue la conectividad aérea. A pesar de la distancia geográfica y la ausencia de conectividad directa, el objetivo es generar un crecimiento del mercado israelí que se perdió en los últimos años. Al respecto se destaca el inicio de gestiones que realizó oportunamente a principios de año el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para lograr a futuro conectividad por medio de vuelos directos desde Israel, aprovechando la predisposición de Aerolíneas Argentinas o bien a través de la aerolínea de bandera Israelí El Al.

“Es muy importante coordinar trabajos con la Embajada en un mercado que nos puede dar grandes beneficios, como el de Israel. Argentina tiene un gran potencial para ofrecer, no solo por la identificación de oportunidades que generamos en el mercado israelí, sino por todo lo que tienen Argentina en el ámbito del Patrimonio Cultural. Las posibilidades son muy variadas y de excelente calidad”, declaró el secretario ejecutivo de INPROTUR, Ricardo Sosa.

Añadió que entre los desafíos que se establecieron a futuro, más allá de la coyuntura del coronavirus, es recuperar todo el espacio perdido por Argentina en ese mercado. Es que el turismo emisivo israelí cayó hacia Argentina en los últimos 8 años. En 2011 llegaban 60 mil y en 2019 lo hicieron casi 45 mil. En forma paralela, en los mismos períodos el turismo emisivo israelí al mundo pasó de 4,4M a 8,5M, duplicando la cantidad de viajeros. Asimismo se puede resaltar que al analizar la llegada por diferentes vías, se observa un decrecimiento por vía terrestre de 40.000 en 2011 a casi 25.000 en 2019. De igual manera, en ese mismo período, pero por vía aérea, decreció de 18.000 a casi 17.000.

Por otro lado, el gasto promedio de estadía –por vía aérea- de turistas israelíes, descendió de USD 2.085 en 2012 a USD 1.450 en 2019 mientras que en ese mismo período el gasto del turista israelí al mundo prácticamente se duplicó.

“Son los desafíos que nos establecimos junto al Embajador Urribarri, siguiendo los lineamientos del Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, pensando acciones en lo inmediato pero también a mediano y largo plazo”, afirmó Sosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here