La Administración Nacional de Aviación Civil permitió la operatoria unificada de ambas empresas, requisito indispensable para que la fusión resulte operativa. Ayer la titular del organismo, Paola Tamburelli, entregó la documentación que habilita dicha unificación, luego de un trabajo coordinado entre las compañías y la Autoridad Aeronáutica. El presidente de la línea de bandera, Pablo Ceriani, recibió la placa que deja constancia de tal habilitación.

“Estamos muy orgullosos de poder sellar el final de un proceso tan importante para Aerolíneas Argentinas, luego de un arduo trabajo conjunto. Como Autoridad Aeronáutica, asumimos el compromiso de llevar adelante este proceso con diligencia y responsabilidad, y estamos orgullosos de poder hoy cerrar la última etapa, haciendo entrega de toda la documentación que permitirá el desarrollo de las operaciones”, expresó Tamburelli. 

Para nosotros, y para ambas empresas, este proceso representó un gran desafío. Por un lado, el tiempo de implementación con el que contábamos y por el otro, la complejidad técnica que representaba, todo lo cual representó un gran esfuerzo de todas las partes. Para la ANAC fue muy significativo ser parte de una gran apuesta que realizaron dos de las empresas más importantes y con más trayectoria de nuestro país”, aseguró la titular de la Autoridad Aeronáutica en el acto del día de ayer.   

Este proceso es realizado de acuerdo a cánones y concluye luego de haber recorrido y superado exitosamente, un plan de 5 etapas, siendo la última de estas la emisión de los Anexos de Especificaciones de Operaciones, en donde se encuentran todos los procedimientos y los manuales técnico operativos propios de la nueva operación de Aerolíneas Argentinas a partir de la fusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here