IATA anunció que la recuperación de la demanda de pasajeros siguió siendo “decepcionantemente lenta” en octubre. La demanda total, medida en los kilómetros de pasajeros de ingresos o RPK, bajó un 70,6% en comparación con octubre de 2019. Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 86% en octubre.

“Los rebrotes de COVID-19 y la continua dependencia de los gobiernos de las cuarentenas dieron lugar a otro mes catastrófico para la demanda de viajes aéreos. Si bien el ritmo de recuperación es más rápido en algunas regiones que en otras, el panorama general de los viajes internacionales es sombrío. Esta recuperación desigual es más pronunciada en los mercados nacionales, y el mercado interno de China casi se ha recuperado, mientras que la mayoría de los demás siguen profundamente deprimidos”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y Director Ejecutivo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA)

Según el informe, la demanda total, medida en los kilómetros de pasajeros de ingresos o RPK, bajó un 70,6% en comparación con octubre de 2019. Esto fue sólo una mejora modesta con respecto a la disminución del 72,2% año a año registrada en septiembre. La capacidad bajó un 59,9% en comparación con hace un año y el factor de ocupación cayó 21,8 puntos porcentuales hasta el 60,2%.

La demanda internacional de pasajeros en octubre disminuyó un 87,8% en comparación con el mismo mes de 2019, prácticamente sin cambios con respecto a la disminución anual del 88% registrada en septiembre. La capacidad fue del 76,9% por debajo de los niveles del año anterior, y el factor de ocupación se redujo 38,3 puntos porcentuales a 42,9%.

La demanda interna impulsó la poca recuperación que hubo, con un descenso del 40,8% del tráfico interno en comparación con el año anterior. Esto se mejoró con una disminución del 43,0% año a año en septiembre. La capacidad fue 29,7% por debajo de los niveles de 2019 y el factor de ocupación disminuyó 13,2 puntos porcentuales a 70,4%.

Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 86% en octubre, en comparación con el mismo mes del año anterior. La región mostró la mayor mejora en septiembre, cuando la demanda anual se redujo un 92,3%. La capacidad de octubre bajó un 80,3% y el factor de carga disminuyó 23,5 puntos porcentuales hasta el 57,7%, el que fue más alto entre las regiones.

“Esta crisis es implacable. Nuestras últimas perspectivas económicas son que las aerolíneas pierdan $118.500 millones este año, o $66 por cada pasajero transportado. Suponiendo que las fronteras se reabrieran a mediados de 2021, la industria ‘sólo’ perderá 38.700 millones de dólares en 2021. Ahora es el momento de que los gobiernos den un paso adelante. Los 173.000 millones de dólares de apoyo proporcionado hasta la fecha han permitido a la industria sobrevivir, pero se requiere más para llevar a la industria hasta el próximo verano.

IATA ha identificado una gama de opciones de estimulación del mercado que apoyarán la viabilidad de las rutas aéreas y alentarán a las personas a viajar. Sin la contribución de 3,500 millones de dólares de la aviación al PBI mundial, no puede haber una recuperación económica más amplia”, concluyó de Alexandre de Juniac.

IATA pide que se estimule el mercado

La Asociación pidió formalmente a los gobiernos que sumen medidas de estimulación del mercado, comenzando por la reapertura de fronteras. IATA admitió y reconoció que los gobiernos, en términos generales, le han aportado al sector unos US$ 173 mil millones en diversas formas de apoyo financiero. Pese a esto, la Asociación admite también que se necesitarán aún más fondos. No en vano se registrarán pérdidas este año pos US$ 118 mil millones y para 2021, US$ 39 mil millones. “Se necesitarán aerolíneas financieramente viables para liderar la recuperación económica desde las profundidades de la crisis del Covid-19. El apoyo del gobierno de US$ 173 mil millones de dólares ha ayudado a muchos a sobrevivir. Con el potencial de reabrir fronteras de forma segura y reactivar los viajes con pruebas, los gobiernos deberán agregar medidas que estimulen la demanda. Estas iniciativas específicas ayudarán a generar ingresos, evitarán sumar deudas a las aerolíneas y generarán inmediatamente actividad económica en toda la cadena de valor”, dijo Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here