Desde la Cámara Entrerriana de Turismo manifestaron su preocupación ante el crecimiento desmedido de casos de covid en el territorio entrerriano, y advirtieron que «los mismos obedecen a la conducta descontrolada de nuestra juventud, y no a la llegada del turismo, el cual cumple estrictamente todos los protocolos», a la vez que «nos declaramos preocupados y temerosos de que, como única solución al problema, las autoridades provinciales restauren la cuarentena».

De acuerdo a los números dados a conocer por el Ministerio de Salud, y replicados por distintos medios de prensa, durante diciembre se mantuvo la escalada de casos, mientras que entre los últimos días de ese mes y los primeros de este se registró un crecimiento sostenido que pone en estado de alerta a toda la sociedad.

En ese sentido la CET expresa que «la información que nos llega de parte de medios y prestadores de distintos rincones de nuestra provincia desnuda un grave estado de descontrol en las actividades juveniles que, en muchos casos, sale de la esfera jurisdiccional de los municipios, y compromete la del Gobierno provincial, en lugares virtualmente liberados que se han convertido en tierra de nadie».

Ante ésta situación, incluso reconocida por algunas autoridades, trascendieron distintas medidas a tomar, tanto desde la Provincia como desde los municipios, apuntando a restaurar restricciones y, en algunos casos, se habla de una nueva cuarentena, y no ordenar la situación imponiendo la seguridad sanitaria pertinente.

En orden a todo esto, desde la CET entienden que, por problemas ajenos a la actividad turística, no es justo, ni, mucho menos, necesario, volver atrás en la habilitación de las actividades económicas en general, y turísticas en particular, ya que todas estas vienen desarrollándose bajo estrictas normas de seguridad a partir de la aplicación de todos los protocolos recomendados. Hacer eso significaría el exterminio total de los prestadores que a duras penas sobrevivieron hasta ahora, y condenaría a varias regiones a una crisis económica de muy difícil recuperación.

«Muy por el contrario, creemos que la situación apremiante exige que el Estado entrerriano, de forma urgente, tome medidas de control real y concreto a través de las fuerzas de seguridad, de la Justicia, y de la cartera sanitaria, para que se ordene definitivamente todo el territorio provincial, con las restricciones y penas necesarias para el caso»-explican en un comunicado.

«De no actuar así, lamentablemente, no solo se compromete la economía de miles y miles de familias, sino que, también, se compromete el sistema de salud generando, inevitablemente, el colapso de ambos, con los costos que eso significa» -concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here