La estrategia de lucha contra la pandemia que presentó el flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prevé que los viajeros que ingresen al país deberán presentar test recientes con resultado negativo de coronavirus y estar dispuestos a permanecer una semana en cuarentena.

«Además del uso de tapabocas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen», anunció Biden en una conferencia en la Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el Gobierno anterior de Donald Trump en sus últimos días en el poder, pero el aislamiento era sólo una recomendación, informó la agencia de noticias AFP y que reprodujo Télam.

En concreto, se informó, el Gobierno abrió un plazo de 14 días para implementar la orden del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), que exige un test negativo de Covid-19 antes de viajar hecho en los tres días previos a la partida Además, el CDC recomienda una cuarentena posterior de 7 días.

Ante esas nuevas disposiciones de viaje establecidas por el gobierno de Estados Unidos para los viajeros que desean ingresar a su territorio, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), salió al cruce de estas medidas y aseguró que lo más importante es la aplicación  de pruebas rápidas, de bajo costo a la salida de los pasajeros, así como la implementación de un modelo de contact-tracing, y no el establecimiento de cuarentenas.

El anuncio generó incertidumbre en los argentinos que ya tienen programados sus viajes a ese destino, que es uno de los más buscados por los escasos viajeros que hoy se animan a salir del país. Las agencias de turismo locales comenzaron a recibir consultas, con el propósito de reprogramar esos viajes. Pero para hacerlo efectivo depende de las condiciones del tipo de ticket o reserva de hotel que se realizó, pero en general en los últimos meses la mayoría de las compañías aéreas flexibilizaron esa posibilidad sin recaer en una penalidad para el usuario.

Desde el Gobierno argentino, la Dirección Nacional de Migraciones recomendó a todas las personas argentinas y residentes, en especial los mayores de 60 años, que difieran los viajes al exterior, salvo los casos de situaciones urgentes e impostergables. Además, desde el pasado 9 de enero y hasta el 31 de enero, el Gobierno dispuso la reducción en las frecuencias de los vuelos provenientes del exterior, en particular de los Estados Unidos, Europa, Brasil y Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here