En el caso de Comodoro Rivadavia se trata de los hoteles: Atlántico, Del Mar, Encina y Windstar. En Rada Tilly la Posada Marina Bella también tuvo que cerrar sus puertas y buscar otro rubro para poder mantener su fuente de ingresos.

Según los datos que arrojan los relevamientos que realiza anualmente la AEHGPC (Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de la Patagonia Central), en enero del año 2020, cuando todavía la pandemia no llegaba a nuestro país, la ocupación hotelera alcanzó un 60%, mientras que, en enero del corriente año las cifras llegaron a un promedio general del 35%. Hay que tener en cuenta que históricamente la mayor demanda en nuestra ciudad se debe al turismo de reuniones, una actividad que aún no se ha reactivado plenamente.

Empujados por esta crisis, desde la Asociación Hotelero Gastronómica están solicitando a la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, que se prorrogue la Resolución N°2030/20 que contempla la eximición de algunos tributos para todos los establecimientos afectados por la actividad turística en concordancia con la decisión del gobierno provincial de extender mediante decreto la “Declaración de Emergencia Turística” hasta el 30 de junio.

A nivel nacional urge la continuidad de los ATP 

Empresarios hoteleros y gastronómicos de todo el país, representados por la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) piden la continuidad del ATP (Programa Gubernamental de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) como la única alternativa para sostener a sus trabajadores. Según estadísticas de la Federación, en octubre 2020 ya se habían perdido 45 mil puestos de trabajo.

Son 56 las filiales, que junto a la Asociación Hotelero Gastronómica de la Patagonia Central, están solicitando a sus gobernadores que intermedien con el estado nacional para que se prorrogue por 180 días la Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, que prevé una cláusula para que se sostenga la asistencia ATP que venció el pasado 31 de diciembre.

Aseguran que el Programa REPRO II, como la única opción viable hasta el momento para empresas en situación crítica, es de muy difícil acceso y que solo cubre una parte ínfima de los gastos totales.

Según un informe de FEHGRA Argentina, el segmento hotelero registró en septiembre una caída de ocupación del 96% en relación con el año pasado, es decir, que prácticamente la totalidad de los establecimientos se encuentran vacíos desde marzo. Por su parte, el segmento gastronómico registró una caída de actividad del 65%.

“Apoyar este sector significa acompañar el sostenimiento de más de 600 mil puestos de trabajo en blanco a nivel nacional, significa seguir integrando y profesionalizando personas de todas las edades que han elegido la industria de la hospitalidad como una forma de vida” enfatizó Juan Manuel Fernández y agregó que “en los últimos 15 años el sector había aumentado un 77% los puestos de trabajo” según un estudio de la consultora Invecq (2019) en base al INDEC y al Ministerio de Trabajo.

«En el mundo, la industria turística se considera fundamental para una recuperación post pandemia, sobre todo por las divisas que genera el gasto per cápita del turismo extranjero. Por ello urge que nuestros representantes intercedan y gestionen acciones, y consensos antes de que la caída sea tan profunda que ya no pueda revertirse» culminó el presidente de la AEHGPC.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here