Se extiende el consenso que recalcula el horizonte de recuperación del turismo a 2023. Hoteleras, agencias y aerolíneas coinciden en el pronóstico, si bien se espera un proceso de reactivación gradual que comenzará en el último trimestre de 2021. En este contexto, Iberia prevé “un verano capaz de aumentar ese 42% de los vuelos operados en marzo”, aunque los pronósticos más optimistas de la aerolínea no superan el 30% de la facturación de 2019 a cierre del año.

2022 será un año de transición y no se recuperarán los niveles precrisis hasta un año después”, augura Guillermo González Vallina, jefe de ventas de Iberia para España, Portugal y Norte de África, en una jornada organizada la Mesa de Turismo de Madrid Foro Empresarial.

Entretanto, a la espera de esos primeros pasos de la recuperación efectiva, las expectativas se centran en el segundo semestre de 2021. El objetivo de Iberia para la campaña de verano es conseguir pasar del 42% al 58% de los vuelos operados a nivel nacional. Las claves de la recuperación de la movilidad aérea durante la temporada alta por excelencia es España serán “una normativa única tanto en España, a nivel europeo y con el resto de países y un ritmo de vacunación más acompasado”, explica González Vallina.

El directivo de Iberia reconoce las dificultades que entraña una acción coordinada conjunta, sobre todo en la industria aérea, “en la que los paradigmas de movilidad que cambiaban cada cinco o diez años, ahora se modifican casi a diario”. El representante de la aerolínea del grupo IAG también admite la importancia de la digitalización en esa nueva movilidad, cambiante y desigual.

La sucesiva vuelta del tráfico aéreo “estará condicionada por el uso de herramientas tecnológicas de control o trazabilidad de los clientes”, y señala la necesidad de que “el certificado verde digital impulsado por la UE y empujado por el Gobierno de España llegue a buen puerto, aunque ya vamos tarde”, reconoce, pese a la tramitación en Europa del Digital Green Pass (Pase Verde Digital) “por la vía de urgencia”.

EVOLUCIÓN DE LAS RESERVAS

En aquellos “países en los que la normativa tiene mayor flexibilidad, como República Dominicana o México (con extensiones al Caribe) los flujos de anticipación de la reserva han cambiado los comportamientos de compra y la antelación en la decisión”, comenta González Vallina.

Hacia España, la llegada de turistas va a depender mucho de los países emisores europeos y, en consecuencia, de la normativa aplicada en cada caso. En este sentido, cualquier mensaje que transmita que se suaviza la normativa “se convierte en un commodity para los clientes”, insiste el jefe de ventas de Iberia.

En la evolución hacia una normativa convergente y coordinada resulta básica la unión del sector, “el asociacionismo en los diferentes sectores, que permite un trabajo conjunto y una sólo voz, va a ser la única forma de salir de esto a partir del mes de junio”, concluye.

González Vallina apuesta por el turismo de ocio como el primero en activarse y apela a los plazos anunciados por el Gobierno de España para la consecución del 70% de la población vacunada en agosto, si bien no resulta tan importante el plazo como “transmitir que viajar es seguro”, en otras palabras, “mientras llega la vacunación podemos seguir haciendo cosas”.

El turismo de negocios seguirá a los viajes de placer, y el turismo de eventos o MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions) será el último en reanudar su calendario a niveles pre pandemia. A las puertas de FITUR (Ifema-Madrid) y con un formato híbrido confirmado para el Mobile World Congress (Fira-Barcelona), al margen de los eventos más emblemáticos que volverán con nuevas condiciones, “nuestro feeling” es que la vuelta de este tipo de turismo se va a retrasar, al menos como lo conocíamos, expone el directivo.

TODA LA CADENA DE VALOR AFECTADA

Madrid Foro Empresarial también ha contado con la participación del presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Gabriel García Alonso, en esta jornada sobre las claves del éxito para relanzar el turismo. El empresario hotelero ha cuestionado el peso específico en la economía española de un sector “trasversal” cuyo impacto se calcula a la baja “con un PIB directo del 12% anual”, cuando un análisis “más acertado llegaría al 16%”.

El turismo representa “toda una cadena de valor” cuya caída afecta a los restaurantes, museos, espectáculos, taxistas o pequeños comercios, en definitiva, la crisis del sector tiene también un efecto tractor sobre otros muchos segmentos a los que arrastra tras de sí.

Durante la jornada promovida por la organización empresarial se ha puesto de manifiesto la importancia del turismo como “la industria de industrias” en España. Las dimensiones reales del sector exigen una amplitud de miras que limite su desplome a una caída de las ventas de billetes de avión y de reservas de hotel.

El coordinador de Turismo de Madrid Foro Empresarial (MFE), Luciano Ochoa, resume esta reflexión con un rotundo enunciado: en España “el turismo da mucho más a la economía de lo que recibe”.

Fuente: Merca2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here