Ya son dos los proyectos de Ley en el Senado para declarar la Emergencia Turística, el primero fue presentado hace un mes por la senadora santacruceña Ana María Ianni del Frente de Todos, y ayer su par de Jujuy, Silvia Giacoppo (UCR/Juntos por el Cambio) avanzó con el suyo para declarar la emergencia económica, financiera y fiscal para el Turismo. Mientras tanto la CAT, a pedido del ministro Lammens, prepara un documento que refleje la dramática realidad por la que atraviesa el sector para presentar al Ejecutivo.

Cierra un mes de abril en el que pasó de todo, un mes turbulento por los azotes de la pandemia: desde una Semana Santa buena, a tener que empezar a restringir salidas a los dos días para evitar el colapso del sistema sanitario por los contagios de coronavirus. Viajes de egresados y grupales cancelados. Bariloche con todo cerrado. Fehgra con su Asamblea anual una vez mas postergada y en el medio hoteles que seguirán sin abrir. En CABA habilitaron los eventos y congresos, pero nadie se anima a llevar adelante ninguno. La Cámara Argentina de Turismo prepara, a pedido del ministro Matías Lammens, un documento con los números aterradores que está dejando la pandemia en el sector, confeccionado por los economistas de todas las asociaciones que la integran, para enviar al Ejecutivo Nacional.

Basta con mirar los titulares de los principales diarios del mundo para darse cuenta que el turismo es por lejos la actividad mas afectada. No tenemos exclusividad en ello y muchos destinos europeos, como España y Francia, entre otros, están peor aun. El dicho popular dice que mal de muchos es consuelo de tontos, lo cierto es que da lo mismo ahogarse en dos metros de agua como en quinientos, no importa cual es la profundidad de la crisis sino a cuantos afecta.

Otro proyecto para declarar la emergencia del sector

La senadora nacional por Jujuy, Silvia Giacoppo presentó un proyecto con el que insistirá en declarar la emergencia económica, financiera y fiscal para la actividad turística en todo el territorio nacional desde el 1 de mayo hasta el día 31 de diciembre de 2021. Propone, también, la creación del “Programa de Asistencia a los Trabajadores de Turismo” (ATT).

Al fundamentar su proyecto, la senadora destaca que “todos nosotros mantenemos la preocupación por la pandemia global que nos azota. Pero más allá de la salud pública -que es lo prioritario en toda sociedad- no podemos desconocer las graves consecuencias económicas que tal situación trae aparejada. Y esas consecuencias económicas se ven manifestadas de un modo muy particular y potenciado en la actividad turística. Actividad que no puede desarrollarse virtualmente, ni por video conferencias. Debe y tiene que realizarse en forma presencial”.

Los datos oficiales que se presentan luego de la inactividad (prácticamente absoluta) del año 2020, permiten observar la situación compleja y difícil por la que transita el sector y que, dada la situación epidemiológica actual, no tiene posibilidad de una gran reactivación. El reto, tanto del gobierno como del sector, es implementar los mecanismos adecuados para que el turismo se motorice, se ponga en marcha, se creen las condiciones necesarias para que se compatibilice con el cuidado de la salud y ambos objetivos se potencien”, agrega Giacoppo.

Los datos indican, en lo relativo al turismo receptivo internacional (INDEC/Informes Técnico Vol. 5, Nro. 62 Estadísticas de turismo internacional/Febrero 2021) que el movimiento turístico tuvo una incipiente reactivación desde enero del año 2021 por la flexibilización de algunas normas, aunque esa cifra presentó una disminución interanual de 95,3%. En el primer bimestre, la llegada de turistas no residentes registró una disminución de 94,2% respecto del mismo período del año anterior. Ezeiza y Aeroparque concentraron el 99,8% de los arribos, con una baja interanual de 93,5%. Las salidas al exterior alcanzaron un total de 57,8 mil turistas residentes, cifra que registró un descenso interanual de 83,5%.

Es por todo ello que se deberá procurar una coordinación ajustada a las circunstancias, con adaptaciones culturales y de organización y, asimismo, una readecuación del modo de llevar adelante la actividad en el tiempo más corto posible y con la mayor efectividad. Pero mientras estos objetivos se logran es necesario procurar el sostenimiento de los actores turísticos, en todas sus formas, con los aportes que desde el Poder Ejecutivo se implementen y que el presente proyecto habilita. Tendremos un arduo trabajo de todos para la reconstrucción de esta industria fundamental para el desarrollo del país en toda su extensión”, concluyó.

El proyecto de Giacoppo propone, también, la creación del “Programa de Asistencia a los Trabajadores de Turismo” (ATT) para empleadores y empleadoras y trabajadores y trabajadoras afectados por la emergencia turística (vigencia desde 1/5 hasta 31/12de 2021) y que incluye los siguientes beneficios:

a. Reducción del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino del noventa y cinco por ciento.

b. Salario complementario abonado por el Estado Nacional, para los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del sector privado, equivalente al setenta y cinco por ciento del

salario neto del trabajador, no pudiendo ser inferior a una suma equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles, ni superar el valor de tres salarios mínimos, vitales y móviles de no alcanza el porcentaje referido precedentemente.

c. Subsidio mensual, equivalente a dos salarios mínimos vitales y móviles, a favor de las personas que desarrollen su actividad sin relación de dependencia alguna, y se encontraren inscriptos en los Registros Nacionales, Provinciales o Municipales correspondientes a la misma. El mismo deberá ser abonado durante la vigencia de la presente ley y su prórroga si la hubiere.

Artículo 4°.- Es incompatible con el programa establecido precedentemente, todo otro programa de asistencia de similar objeto.

Giacoppo presentó, además, un par de pedidos de informes al Poder Ejecutivo para que, a través del Ministerio de Turismo y Deportes, indique los avances de la aplicación de la ley 27563 que tuvo por objeto con su sanción, el Sostenimiento y Reactivación de la Actividad Turística Nacional y la misma se compuso de varios capítulos, uno de los cuales estaba destinado a medidas impositivas, fiscales y crediticias.

Allí solicita conocer si se han implementado y se encuentran aplicando las prórrogas y suspensiones establecidas en los artículos 9° y 10°, si se está cumpliendo con la reducción de las alícuotas del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias y cuantas empresas y personas físicas se encuentran alcanzadas y que líneas de crédito se implementaron.

Además, conocer a cuántas empresas o personas físicas alcanzó la reducción de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino y cuantos empleados quedaron comprendidos dentro del referido beneficio, la cantidad de salarios complementarios abonados por el Estado y si la Jefatura de Gabinete estableció una asistencia económica no reembolsable para los titulares de los establecimientos de las Micro y Pequeñas Empresas, conforme lo dispuesto en el art. 8°.

Lo que se avecina

Los dos proyectos de ley se verán frente a frente en la Comisión de Turismo del Senado, cuya presidenta y vice, son justamente Giacoppo y Ana Ianni, respectivamente. El que seguramente pasará a recinto será el de la senadora santacruceña, aunque quizás negociando algunos puntos, ya que será mas factible a la hora de ser sancionado y reglamento. El de Giacoppo si bien resulta interesante para el sector es de muy difícil aplicación en cuanto al gasto fiscal que ocasionaría, lo que lo convierte más en un acto demagógico para quedar bien con el que sufre, que una ayuda concreta para una actividad que agoniza.

El proyecto de Ianni, es una iniciativa que se basa en tres ejes: la declaración de la emergencia turística, la conformación de un consejo de emergencia, y la elaboración y presentación de un plan federal de reconstrucción del sector turístico, por parte de este consejo al Presidente de la Nación”.

El Consejo deberá ser coordinado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, y contar con la participación de los ministerios con competencia en la materia y demás áreas descentralizadas, en conjunto con los integrantes del Consejo Federal de Turismo, los intendentes de municipios turísticos, los representantes de las comisiones de Turismo de ambas cámaras del Congreso de la Nación, y todas las organizaciones del sector con representación nacional.

Un final abierto

Argentina está entre los países que más ayudó a través del Estado nacional a los damnificados por la pandemia, hasta se sancionó en 2020 la Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, una iniciativa del Senado que terminó en Ley por unanimidad y que finalmente se cayó a fines de diciembre de 2020, a poco mas de tres meses de su promulgación, al no ser prorrogada por 180 días, por el Jefe de Gabinete de Ministros, como estaba estipulado en uno de sus artículos.

Desde algunos sectores no creen que la crisis del turismo sea tan grave como parece, porque la temporada fue medianamente exitosa en algunos destinos del país; la respuesta a ello es la preparación del documento con los números finos del sector, la idea surgió luego de una reunión que mantuvo el Ministro con el titular de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y otros integrantes del Comité Ejecutivo del organismo privado.

Mientras los dos proyectos ya están en la mesa y preparados para ser tratados en Comisión; la próxima semana el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el presidente, Alberto Fernández, tendrán las cifras exactas de Argentina, sobre el sector más afectado por la pandemia en el mundo y habrá muchas novedades. Se avecina un mayo movido, habrá que estar atentos.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here