Los hoteles del Destino Termas tenían alto nivel de ocupación para la Semana de Turismo durante Semana Santa; sin embargo, los centros termales estarán cerrados hasta el 4 de abril inclusive por el avance de la pandemia en Uruguay.

por María Shaw

El intendente de Salto, Andrés Lima y su par de Paysandú, Nicolás Olivera, confirmaron el cierre del destino termal en Semana de Turismo y anunciaron medidas para reducir la movilidad, en una conferencia de prensa brindada de manera conjunto días atrás.

Según el portal Salto.gub.uy, el intendente Lima aclaró el alcance de las medidas adoptadas con respecto al destino termal y dio a conocer otras que se tomaron a nivel departamental. Enfatizó que “la movilidad está en el centro de la cuestión”y en ese sentido, “toda medida que pueda disponerse en estos días aprovechando Semana de Turismo son fundamentales”, a la vez que consideró muy acertada la suspensión de las clases presenciales en todos los niveles y órdenes de la enseñanza.

Recordó que “el 11 de marzo Salto tenía 188 casos activos y el índice de Harvard era de 14. Además, ese día no hubo casos positivos en Salto. A la fecha de hoy, hay 522 casos activos y el índice de Harvard es del 46. Pasamos de riesgo a amarillo a rojo en pocos días, a lo que se suma que tenemos la cepa brasileña en el departamento”.

Cierre del Destino Termas

El intendente salteño informó: “en coordinación entre el gobierno nacional, la intendencia de Paysandú y de Salto, se dispuso el cierre del destino termal de ambos departamentos”. Dijo que en la jornada del martes fue consultado desde el Gobierno Nacional, a través de llamadas de los ministros del Interior,  Jorge Larrañaga y de Turismo, Germán Cardoso, quienes le plantearon la voluntad del gobierno de cerrar las termas a partir de recomendaciones del Ministerio de Salud Pública.

Y añadió que la medida comprende toda la Semana de Turismo, desde el domingo 28 de marzo hasta el domingo 4 abril, y abarca todos los emprendimientos vinculados al termalismo, públicos y privados de Daymán, Arapey y la zona de Salto Grande.

Además, el intendente de Paysandú le confirmó que “fue una decisión tomada en base a estudios y análisis de la evolución de la pandemia y la situación del departamento en cuanto al aumento de casos”. Agregó que desde la Intendencia hay disposición a estudiar medidas y exoneraciones para los establecimientos privados.

El jefe comunal comunicó que también se tuvo en consideración el hecho de que en las Termas del Arapey hay trabajadores de Belén y de Villa Constitución que se trasladan desde esas dos localidades. “En la Semana de Turismo estaba previsto el arribo de turistas de distintos puntos del país, es una movilidad considerable, y por eso la decisión; por qué no se extendió al resto del país está fuera de las competencias de Salto”, puntualizó.

A nivel departamental, el intendente anunció otras decisiones, como el cierre al público de las oficinas de la Intendencia de Salto hasta el 12 de abril; la atención será vía web y telefónica. También la prohibición de estacionar en las Costaneras Norte y Sur y otras arterias de la ciudad hasta el domingo 4 de abril, de 20 a 8 horas. A esto se suma la prohibición de acampar en lugares públicos y el cierre del Parque del Lago. También se va a restringir el servicio de ómnibus urbano de la ciudad de Salto. En Semana de Turismo solo habrá ómnibus los días lunes, martes y miércoles hasta las 21.30 horas; desde el jueves 1 hasta el domingo 4 de abril no habrá ómnibus en la ciudad, medida que claramente apunta a reducir la movilidad.

Paysandú mantiene abierto los hoteles

El martes 23, Paysandú acumuló 46 infectados nuevos y suma 298 personas con la enfermedad en curso. El miércoles por la mañana el CECOED de Paysandú, dio conocer una nueva batería de medidas a nivel departamental, entre las que se destaca el cierre de las oficinas de la Intendencia de Paysandú y otras oficinas públicas hasta el lunes 12 de abril y el cierre de los centros termales del departamento (así como los de Salto).

El intendente sanducero, Nicolás Olivera, entrevistado este martes por Canal 4 de Paysandú,declaró que se comunicó con su par salteño, Andrés Lima, para “en conjunto pedir a las autoridades nacionales el cierre de los centros termales”. Olivera dijo que el pedido le fue transmitido al intendente de Durazno y presidente del Congreso de Intendentes, Carmelo Vidalín, quien formó parte del Consejo de Ministros ampliado que se realizó esa tarde en la Torre Ejecutiva.

Teniendo en cuenta la proximidad de Semana de Turismo, sobre las consecuencias económicas de la medida, Olivera dijo: “En la balanza estamos pesando vidas frente a situación económica. Pesa más la vida”.

En la conferencia de prensa conjunta de los dos intendentes, Nicolás Olivera explicitó: “las dependencias de las termas de Almirón y Guaviyú, lo que son piscinas, vestuarios, baños, se van a cerrar. Todo lo público vinculado a los hoteles termales se va a cerrar”, a la vez que informó que el camping permanecerá cerrado.

El jerarca declaró que “está probado que el agua no es factor de contagio, no transmite el virus”, por lo que “si no se cierran otros hoteles en el país, si el hotel de Almirón tiene presente el aforo, si las personas no van a usar ningún tipo de salón o instalaciones comunitarias sino que se van a vestir y cambiar en su propia habitación, por el momento mantendríamos abierto el hotel de Almirón y la hotelería privada en los dos centros termales”.

Operadores turísticos

Flavia Lavecchia, presidente de la comisión de turismo del Centro Comercial e Industrial de Salto,consultada por cipetur.com manifestó que la decisión de cerrar el destino termas es “incoherente y discriminatoria”. Dijo: “desde el 15 de julio venimos manejando con éxito esta pandemia,no hemos tenido ni un caso de contagio; somos un destino seguro, un destino exitoso… nunca habíamos tenido monitoreo de aguas como lo tenemos ahora, nunca tuvimos realmente un manejo tan preciso de toda la parte sanitaria. Para la Semana de Turismo se había planificado trabajar con un aforo muy reducido, con 1/5 parte de lo que era habitual. ¡Es discriminación hacia el destino termas de Salto y Paysandú!”.Comentó a esta periodista que la Intendencia no los invitó a dialogar sobre las nuevas medidas “con el objetivo de dialogar sobre nuevas medidas o buscar soluciones de consenso”.

Por ello, la institución que representa a los privados del departamento salteño, emitió un comunicado en el que solicitan que se revea la decisión del cierre del Destino Termas, ya que no tiene riesgo. Señalan que “han acompañado todas las medidas adoptadas por las autoridades nacionales y departamentales, tendientes a mitigar los impactos de la pandemia en el país”. Explican que recibieron “con sorpresa la noticia del cierre de los complejos termales durante la Semana de Turismo. Sorprende más aún, considerando que se trató del único destino que se incluyó en la medida”.El comunicado destaca: “El turismo es el principal motor de la economía departamental, y ha acreditado de manera inequívoca su responsabilidad y seriedad para trabajar durante este período”,y aseguran que esta decisión los priva de la segunda temporada alta consecutiva desde el inicio de la pandemia, lo que significa “un perjuicio enorme sobre la economía del departamento a nivel de empleo y actividad comercial”.Por último, reafirman su compromiso con el turismo responsable, y solicitan “que se revea la medida adoptada y se permita sostener una propuesta que ha dado pruebas suficientes de su responsabilidad desde el punto de vista sanitario, y se evite un impacto directo en el empleo y el comercio local”.

Lavecchia informó que están sugiriendo opciones, como por ejemplo que los huéspedes de los hoteles puedan hacer uso de las instalaciones de los parques termales; que no estén abiertos a una población rotativa, sino a personas que estén alojadas en hoteles registrados, y que por lo tanto se cuenta con sus datos. Reclaman ser medidos con la misma vara que otros departamentos del país: “¡no discriminar!”, remarcó la dirigente. Y añadió, esperanzada: “lo importante es que hay tenciones de destrancar”.

Por su parte, este miércoles por la tarde, el subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio declaró a Sarandí, que habrá negociaciones entre el Poder Ejecutivo, la Intendencia y los operadores termales, para ver si se puede llegar a una solución que sea de recibo para las partes: “hay gestiones; con mucha cautela, lo que podemos decir es que haremos las consultas correspondientes. El ministro Cardoso particularmente, es quien se ocupa de esos temas a nivel político. Y contestaremos lo que sea oportuno y razonable, entendiéndonos con los operadores turísticos que nos han apoyado desde el primer momento, porque aguantaron muchísimo los meses que no pudieron abrir y hoy de nuevo les toca esta imposibilidad de trabajar”.  Finalizó añadiendo: “Lo que podamos hacer, lo haremos, que es trasladar esos petitorios y sus puntos de vista en la forma más profesional”.

El domingo 21, el ministro Germán Cardoso dijo a Telemundo que para la Semana de Turismo los establecimientos rurales y del corredor termal “estarán al 100% de su ocupación” y señaló que también se espera un gran movimiento a lo largo de toda la costa del país. Este miércoles,en rueda de prensa,fundamentó la decisión del gobierno de no desalentar el movimiento de personas durante la Semana de Turismo que comienza el próximo fin de semana, más allá de haber acordado el cierre de las termas de Salto y Paysandú. “Se está apelando a una libertad responsable y solidaria, como dijo el presidente”, respondió Cardoso, al señalar que el mensaje y la exhortación es a respetar la “burbuja” de cada uno y no interactuar con otros grupos, sean amigos o familiares.

Por ahora todo es incertidumbre, tanto para los operadores, como para los turistas y para los recursos humanos del Destino Termas.

Fuente: Cipetur.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here