La renovación del emblemático monumento incluye una serie de obras que lo renovarán por completo. Ya se completaron los estacionamientos, baños y locales comerciales, mientras se avanza en la construcción de un anfiteatro, un restaurante y nueva caminería

La obra de revalorización del entorno del Cristo Bendicente ubicado en el cerro San Javier se dividió en tres etapas. “La primera, que ya se completó, consistió en reubicar los cuatro locales o puestos de venta que había para que no interfieran en el futuro acceso hacia el morro del Cristo”, explicó el director de Obras e Infraestructura del Ente Tucumán Turismo,Ricardo Viola, quien acompañó la inspección realizada esta semana por el ministro de Desarrollo Productivo de la provincia, Álvaro Simón Padros, y el presidente del Ente,Sebastián Giobellina, quien consideró que “es un cambio va a generar puestos de trabajo para la gente de la zona, una obra que estábamos necesitando para este destino y que le hará bien tanto al turista como al tucumano”.

La segunda etapa, en tanto, está próxima a su finalización -su avance es del 92%-, e incluye la infraestructura básica para las instalaciones eléctricas, de agua y de servicios, además de la construcción de baños públicos, un refugio con una dársena y los estacionamientos.

Simultáneamente comenzó la tercera y última etapa, que consiste en “la mejora de la entrada al morro del Cristo y la estructura para la construcción de un teatro al aire libre, con sus depósitos, su provisión de agua, un medio nivel donde irán locales comerciales con galerías y paseos, y finalmente en la parte superior, al nivel de la ruta, un restaurante”, explicó el arquitecto Viola. 

Se estima que la totalidad de la obra esté concluida a fines de 2021, para que los tucumanos y turistas que elijan nuestra provincia puedan disfrutarla desde el verano 2022. “Estos plazos se cumplirán si es que no hay inconvenientes de tipo climático, algo que es poco probable porque ya entramos en la época sin grandes tormentas en esta región”, detalló el profesional.

La tercera y última etapa abarca también una rampa hacia un gran mirador que balconea sobre la ciudad, y otra que permite la accesibilidad hasta la propia base del Cristo, donde ya existe una sala de interpretación que también será mejorada y modernizada.

“La obra dinamiza aún más el turismo en la zona. Está claro que a partir de esto se necesitará el acompañamiento del sector privado para que profundizar la reactivación de nuestra actividad y la revalorización de la zona”, explicó Viola, quien comparó el proyecto con la emblemática obra que se realizó en El Cadillal, donde luego de la inversión estatal se instalaron diversos emprendimientos privados que ofrecen sus productos y servicios para mejorar la experiencia de los visitantes.

Fondos de Nación y Provincia

La obra en el Cristo de San Javier se convirtió en una realidad gracias al aporte de $60 millones correspondientes al programa “50 Destinos”, que impulsa el ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, y una contrapartida de $26 millones del Superior Gobierno de la Provincia de Tucumán. El proyecto comenzó en 2019 con la presentación del Masterplan que contempla todas las necesidades de trabajo, y posteriormente se dio inicio al proceso de licitaciones para las diferentes etapas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here