El relevamiento, sobre las preferencias de consumo turístico de los argentinos, fue realizado por la consultora Singerman & Makón, entre el 31 de marzo y 28 de abril de 2021. Se trata del cuarto de una serie de estudios realizados desde que se declaró la pandemia en marzo de 2020.

Durante 2021, la continuidad de la pandemia ha afirmado ciertos cambios y tendencias en los patrones de consumo de los argentinos y en especial, en el rubro de los Viajes y el Turismo, el cual permanece en vilo ante el contexto sanitario actual y las dificultades que el mismo plantea para el desplazamiento de los viajeros, sobre todo teniendo en cuenta que la segunda ola de Coronavirus está impactando prácticamente por igual a cada uno de los distritos de Argentina, lo cual repercute de manera directa en la imposibilidad de establecer incentivos a los viajes, ya sea por ocio, negocios o trabajo.

Así las cosas, en 2020 el turismo interno se desplomó el 57,9%, respecto al año anterior, y los viajes al exterior de los turistas nacionales por todas las vías registraron una caída por tercer año consecutivo, esta vez del 66%, según datos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación; lo cual exhibe el difícil momento que se encuentra experimentando el sector turístico, más allá de los esfuerzos por parte del sector público por incentivar el turismo durante la pasada temporada de verano y, por poner a disposición del sector privado distintos programas que apuntaron a sostener la solvencia económica y la gran cantidad de
fuentes de trabajo.

En este contexto, fue planteada la 4° Edición del Estudio de Consumo y Turismo, cuyos resultados permiten acceder a información actualizada al mes de abril de 2021, sobre las expectativas de consumo de los argentinos y sus preferencias al momento de considerar la posibilidad de realizar un viaje. El relevamiento realizado para el presente estudio fue llevado a cabo con anterioridad al establecimiento de las nuevas restricciones, por lo cual se considera dentro de las preguntas a los encuestados, la posibilidad de realizar viajes por motivos vacacionales dentro de los próximos meses, a fin de conocer distintas cuestiones relativas a las prioridades de compra y preferencias con respecto a las características de los viajes.

Con respecto a los principales resultados del estudio, el 44% de las personas han afirmado que sus ingresos se han reducido desde el comienzo de la pandemia, al mismo tiempo que la capacidad de ahorro se ha visto disminuida en el 43% de los casos. Respecto a este último indicador es posible identificar un leve aumento con respecto al año anterior, donde la cifra se ubicó en torno al 35%, lo cual denota un incremento en la cantidad de argentinos que hacen uso del dinero que anteriormente destinaban al ahorro, para hacer frente a los distintos gastos que deben afrontar por estos días.

Por otra parte, la pérdida de poder adquisitivo continúa aquejando a una gran parte de los argentinos y a su vez, impacta de manera directa en sus decisiones de consumo. La pérdida de poder adquisitivo y el hecho de que al menos una parte de los argentinos realizaron turismo durante la última temporada estival, hace que los Viajes y el Turismo hayan perdido la preferencia en las prioridades de compra de los encuestados: este rubro que durante el pasado año se encontraba al tope de las prioridades de compra, sufrió una caída considerable, ubicándose actualmente en torno al 4° o 5° lugar, dependiendo el segmento en particular que se analice, con la excepción de los Centennials, segmento más joven, el cual coloca a los Viajes y el Turismo en 3° lugar entre las preferencias de consumo.

De todos modos, la pandemia continúa impulsando los deseos de viajar, y de hecho, algunos segmentos en particular, como los Baby Boomers, quienes en general disponen de un mayor tiempo libre que las generaciones más jóvenes, viajarían en el 90% de los casos en un período de tiempo menor a 1 mes. Lógicamente, esto no quita que aún hace falta un largo camino para garantizar la seguridad sanitaria de los destinos, hecho que es reconocido por los encuestados.

Sin embargo, a diferencia de las ediciones pasadas del estudio realizadas en 2020, en las cuales la seguridad sanitaria se posicionaba como el principal factor a considerar al momento de elegir el destino de viaje, actualmente el costo de traslado a destino representa el principal condicionante, lo cual puede deberse al incremento en los costos de transporte, sumado a la pérdida de poder adquisitivo que se denota en gran parte de los argentinos.

Por ello, los encuestados consideran que cuando llegue el momento de relanzar la actividad turística, será importante poner a disposición de los viajeros un conjunto de incentivos económicos que logren hacer efectivos los deseos de viajar de los argentinos, ya sea a través de descuentos en productos turísticos específicos o planes de financiamiento que suavicen el costo de los servicios a adquirir.

Por último, continúan afirmándose ciertos patrones en relación a las características de los viajes, entre ellos, la utilización de vehículo propio en detrimento principalmente de los viajes en colectivo y la prevalencia de los viajes por motivos vacaciones y de ocio, por sobre los viajes de negocios o trabajo.

El impacto de la pandemia sobre los ingresos económicos
El 44% de los encuestados ha visto disminuir sus niveles de ingreso. El 35% mantiene el mismo nivel de ingresos. El 11% de los encuestados declara que han aumentado sus ingresos económicos. El 10% no posee ingresos económicos actualmente.

El impacto de la pandemia sobre la capacidad de ahorro
La capacidad de ahorro disminuyó en el 43% de los casos de estudio. Paralelamente, se identifica un 21% de encuestados que no posee capacidad de ahorro actualmente. La cantidad de casos donde la capacidad de ahorro se incrementó, asciende al 19%, mientras que la capacidad de ahorro del 16% de los encuestados se mantuvo igual.

Factores que más afectan las decisiones de consumo
La pérdida de poder adquisitivo (42,6%) y la inflación (34,5%) son los factores que más afectan las decisiones de consumo. Con el 8,1% de los casos se menciona la falta trabajo.
Factores como el miedo a una crisis económica y la falta de planes de financiamiento, entre otros, conforman el 14,9% restante

Prioridad de consumo por rubros
A pesar de los obstáculos que la pandemia plantea para los viajes y el turismo, este rubro aún logra posicionarse en la 4° posición en términos de las prioridades de consumo por parte de los argentinos.

El impacto de la pandemia en los deseos de viajar
Más de la mitad de los encuestados afirman que sus deseos de viajar han aumentado. La disminución en los deseos se da en el 23% de los casos. El 25% de los encuestados poseen los mismos deseos de viajar.

Que tanto se desplazarían los argentinos en su próximo viaje
El 77% de los encuestados elegiría viajar a un destino dentro de Argentina, mientras que el 23% preferiría realizar un viaje al exterior. Por otra parte, del total de los encuestados, el 27% realizaría un viaje de corta distancia, el 25% un viaje de larga distancia, el 23% un viaje al exterior, el 20% un viaje de media distancia y el 5% un viaje de cercanía, a una distancia menor a 100km.

Los productos turísticos más elegidos
Turismo de naturaleza/aventura representa el producto turístico más elegido, con el 44,4% de los casos. Sol y playa se encuentra en segunda posición con el 27,5% de las respuestas. En menor medida, se hallan los demás productos turísticos, con cifras que no superan el 8% de los casos: Cultural, 7.8%; gastronómico, 6.5% y rural y nieve, 5.2% cada uno.

Que tan pronto realizarían su próximo viaje los argentinos
Más del 60% de los encuestados realizaría su próximo viaje en menos de un mes. Un 19% lo haría en un período de tiempo superior a un mes. El 20% restante viajaría en un período de tiempo igual o mayor a 2 meses.

Las situaciones provocadas por la pandemia que más influyen a la hora de pensar un
próximo viaje.

El miedo a viajar por temor al contagio representa la situación provocada por la pandemia que más influye a la hora de pensar en un próximo viaje, con el 36% de las respuestas. Le siguen la pérdida de poder adquisitivo (20%) y la incertidumbre personal que afecta la planificación, con la misma cantidad de casos que las molestias por reprogramación/cancelación de viajes (18%).

Medidas necesarias para incentivar los viajes
Sin lugar a dudas, el garantizar la seguridad sanitaria en el destino representa la medida más requerida por estos días por los viajeros argentinos (52%). La disponibilidad de planes de financiamiento también constituye una medida solicitada, al menos por el 21% de los encuestados. Una alternativa de Descuentos se inclinó el 14%; y Promoción de Destinos Alternativos el 9%.

La percepción de riesgo de COVID-19 en productos turísticos
Aquellos productos vinculados al contacto con la naturaleza y con escasa concentración de personas son los que se perciben de menor riesgo de contagio de COVID-19 por parte de las personas encuestadas.

Con que personas compartirían su próximo viaje los argentinos
El 37% de los encuestados se inclina por viajar en familia, mientras que el 32% lo hace por los viajes en pareja. En menor medida se referencian otras posibilidades como viajar entre amigos o los viajes en solitario.

Medios de transporte más elegidos
El 52% de los encuestados viajaría en vehículo propio. El 35% viajaría en avión. En menor medida se mencionan el colectivo (7%), mientras que la cantidad es prácticamente nula en el caso del tren.

Los motivos de viaje
Vacaciones/ocio representa ampliamente el motivo de viaje más elegido, con el 80% de las respuestas. En tanto en el rubro salud y bienestar el 12% y por trabajo y negocios lo haría el 5% de los encuestados.

Duración de la estadía de viaje
El 58% de las personas encuestadas realizaría un viaje de más de 5 días. El 35% viajaría entre 3 y 5 días. Únicamente el 7% realizaría un viaje de menos de 3 días.

CONCLUSIONES

La pandemia continúa impactando de manera notoria en la economía de los argentinos. En línea con los resultados de las pasadas ediciones del Estudio de Consumo y Turismo, los números actuales muestran que el 44% de las personas encuestadas han visto disminuir sus niveles de ingreso, una cifra prácticamente idéntica a la de los estudios anteriores, donde el porcentaje varió entre el 50% y el 46%. Por otro lado, entendiendo que ciertos rubros han mantenido su solvencia, se observa que el 11% de los encuestados han experimentado un aumento en sus ingresos económicos, a la vez que el 35% sostiene el mismo nivel de ingresos.

Por otra parte, el 43% de los encuestados sufrieron una disminución en su capacidad de ahorro, un indicador que muestra un leve aumento, en comparación al 35% obtenido a partir de la 3° edición del estudio, en agosto de 2020. Asimismo, el 21% no posee capacidad de ahorro. La cantidad de casos donde ésta se incrementó, asciende al 19%, al mismo tiempo que la capacidad de ahorro del 16% de los encuestados no experimentó variaciones a raíz de la pandemia.

La pérdida de poder adquisitivo (42,6%) continúa posicionándose como principal factor que afecta las decisiones de consumo de los argentinos. A su vez, la inflación (34,5%) vuelve a aparecer entre los principales factores, luego de haberlo hecho en la edición del mes de abril de 2020 del estudio, y ser superada posteriormente por el miedo a una crisis económica, en las ediciones llevadas a cabo durante los meses donde la actividad económica del país mostraba los índices más preocupantes de los últimos años, a raíz de la parálisis generalizada de los distintos sectores económicos ocurrida como consecuencia de la cuarentena iniciada el 20 de marzo de 2020.

Por otro lado, los resultados exhiben que, luego de poco más de un año de pandemia y en plena temporada baja, donde la mayor parte de los argentinos que pretendían hacer un viaje pudieron hacerlo durante la temporada de verano y, al mismo tiempo, se vuelven a implementar nuevas restricciones a la circulación, lo cual deriva inmediatamente en una gran incertidumbre por parte de los potenciales viajeros, los viajes y el turismo se ubican en 29 la 4° posición en términos de las prioridades de consumo de los argentinos, un dato revelador, si se lo compara con los resultados de las ediciones anteriores del estudio, donde más allá de los obstáculos existentes a la hora de viajar, este rubro lograba posicionarse en 1° lugar. Resulta importante destacar que, en la medida que la edad de los encuestados asciende, los viajes y el turismo se posicionan de mejor manera, alcanzando el 3° lugar en el caso de los Centennials, el segmento más joven.

Un dato esperanzador es que más allá de que los viajes y el turismo poseen actualmente un peor posicionamiento dentro de las prioridades de consumo de los argentinos, más de la mitad de los encuestados afirman que sus deseos de viajar han aumentado. De esta manera, puede afirmarse que el actual posicionamiento del rubro en la mente de los consumidores, no se debe a una disminución en los deseos de viajar, sino que, distintos factores, entre ellos aquellas situaciones provocadas por la pandemia, desalientan los viajes en Argentina.

Otro dato llamativo es que más del 60% de los encuestados realizaría un próximo viaje en un lapso de tiempo menor a 1 mes, lo cual no hace más que reafirmar la reflexión previamente planteada.

En lo que respecta a los desplazamientos por viajes, el 77% de los encuestados elegiría viajar a un destino dentro de Argentina, mientras que el 23% preferiría realizar un viaje al exterior. Entre quienes viajarían dentro de Argentina, la provincia de Mendoza representa el destino más elegido. Le siguen las provincias de Neuquén y Buenos Aires. Turismo de naturaleza/aventura representa el producto turístico más elegido, con el 44,4% de los casos. Sol y playa se encuentra en segunda posición con el 27,5% de las respuestas. Esto se relaciona a la percepción que los encuestados poseen sobre el riesgo de contagio de COVID-19 en los diferentes productos turísticos. Aquellos productos vinculados al contacto con la naturaleza y con escasa concentración de personas son los que se perciben de menor riesgo.

Entre las situaciones provocadas por la pandemia que más influyen a la hora de pensar en un próximo viaje se destacan el miedo a viajar por temor al contagio (36%), la pérdida de 30 poder adquisitivo (20%) y la incertidumbre personal que afecta la planificación, con la misma cantidad de casos que las molestias por reprogramaciones/cancelaciones de viajes
(18%).

Por estos motivos, garantizar la seguridad sanitaria de los destinos representa la medida más requerida por estos días por los viajeros argentinos al momento de incentivar los viajes y el turismo. Paralelamente, la disponibilidad de planes de financiamiento y los descuentos constituyen medidas solicitadas, teniendo en cuenta a su vez, que la presente edición del estudio revela que, en 2021, el costo de traslado a destino se transformó en la variable más determinante al momento de elegir el destino de viaje.

En cuanto a las características de los viajes que los encuestados preferirían realizar, el 37% se inclina por viajar en familia, mientras que el 32% lo hace por los viajes en pareja. El vehículo propio constituye el medio de transporte más elegido, con el 52% de las respuestas, aunque el avión logra alcanzar el 35% del total. Por el momento, la mayor parte de los viajes serían por motivos de vacaciones/ocio y por estadías que, en la medida que la edad de las personas asciende, se incrementan en duración, logrando de esta manera superar los 5 días en el 58% de los casos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here