La Organización Mundial de Enoturismo (OMET), organizó su segunda Tertulia virtual GWTOtalks, la cual contó con la participación de Luis Araujo, presidente de Turismo de Portugal y de Remo Monzeglio, viceministro de Turismo de Uruguay.

El objetivo de las las tertulias de OMET es informar sobre temas de interés común como estrategias del sector y sus propuestas enoturísticas.

Los actores más importantes del sector enoturismo, se contactan a través de charlas con expertos de organismos públicos, instituciones académicas y empresas enoturísticas, para promocionar sus productos, servicios y programas de formación, como aspectos clave para todos y cada uno de los destinos.

En la actividad realizada el 5 de mayo, Araujo y Monzeglio presentaron sus nuevas propuestas vinculadas al enoturismo, y se abordó la importancia de la unión de los gobiernos para trabajar en conjunto en el desarrollo de la actividad.  

Al inicio el fundador, Presidente y CEO de OMET, José Antonio Vidal, se refirió a la importancia del proyecto del enoturismo. Expresó que OMET es una red mundial de inclusividad que comprende al sector público, privado y académico.

Destacó que los puntales de la organización son la promoción, comercialización y el conocimiento.

Al finalizar, Vidal brindó por “la hermandad entre los países a través del enoturismo”.

Luego, al inicio de la tertulia el Director Regional de OMET para América Latina, Pablo Singerman, expresó que la OMET es una organización que pretende la coordinación de políticas del sector público con el sector privado y académico.

En referencia a los consumidores, el directivo expresó que en la post pandemia, los turistas elegirán lugares y destinos naturales y al enoturismo como opción.

Por su parte, el Viceministro de Turismo, Remo Monzeglio dijo que el “enoturismo y el vino nos unen a todos”. Expresó la importancia de la apertura del Uruguay al mundo, como país pequeño y con una gran producción vitivinícola.

En ese sentido, OMET “generará los lazos de unión y de intercambios de políticas y propuestas”, señaló Monzeglio.

El jerarca destacó el trabajo consustanciado del equipo del Ministerio, a cargo de Doris Rodríguez, Gerente del Área Planeamiento Estratégico en Turismo y Alejandra Cabrera, Referente del Mintur en Enoturismo.

Monzeglio expresó el deseo de trabajar junto al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) como organismo rector y OMET, en el desarrollo del sector.

Monzeglio recalcó la tradición vitivinícola del país y que las bodegas se han dedicado a producir cantidad  y calidad en las últimas dos décadas.

Asimismo, resaltó que el vino es la bebida “más antigua” y el beberlo es “una experiencia inolvidable”. Además, la misma no es completa “si no se vivencia donde fue producido”. Monzeglio resaltó que las familias bodegueras permanecen en sus lugares y generan empleo y dio el ejemplo de que el país tiene enólogos jóvenes que trabajan en sus propias bodegas.

Monzeglio también se refirió a la complementariedad del turismo y enoturismo. Dio el ejemplo del Turismo MICE, el cual asociado al enoturismo “es un salto de calidad para cumplir objetivos de sostenibilidad”.

El Viceministro subrayó que el enoturismo es uno de los puntos fundamentales del plan estratégico del Ministerio de Turismo a cumplir en el quinquenio.

También remarcó la importancia de la llegada a Uruguay del “Turismo juvenil”; para ello se trabajará junto a INAVI con el objetivo de lograr el éxito de Portugal en relación al vino.

En referencia a la formación en Turismo, Monzeglio destacó los cursos de UTU, INEFOP y privados.

Para cerrar, Monzeglio finalizó con dos frases:

“El Turismo y enoturismo nos tiene que encontrar trabajando juntos”; y “Buena es la vida pero mejor es con vino”.  

A su vez, Luis Araujo, Presidente de Turismo de Portugal, expresó que “la pandemia nos enseñó que solos no hacemos nada”.

Araujo expresó que hay que mirar hacia fuera del sector, para compartir sinergias, experiencias e intercambios con el objetivo de aumentar las ventas y la economía.

En relación a este último concepto, destacó que el enoturismo “contribuye al crecimiento de la economía nacional y el bienestar de las poblaciones”

Además, destacó que hay que aprovechar los recursos naturales y la tecnología “y pensar en las personas que nos visitan, como motivo de riqueza y crecimiento”.

Con referencia al conocimiento y capacitación, Araujo subrayó que “son pilares fundamentales para acelerar el enoturismo y las buenas prácticas”.

El ejecutivo también remarcó la importancia del desarrollo de planes enoturísticos específicos en el territorio. Los mismos ayudan a promocionar el vino y una oferta más solida.

En relación a la sostenibilidad, expresó que la misma se encuentra dentro de la estrategia de desarrollo del turismo. “No se puede crecer en el turismo si no se piensa en el ambiente”, sostuvo Araujo, quien destacó además el interés de promocionar el enoturismo, para cumplir los objetivos de sostenibilidad y la protección del territorio.

Consultado sobre la exitosa campaña del vino en Portugal, Araujo expresó que fue una promoción direccionada a los segmentos que se quería llegar. La promoción es exclusivamente digital y alcanza un público de 170 millones de personas al año, expresó.

Araujo resaltó la importancia del vino como “alimento asociado al bienestar y la salud”.

Respecto a la formación, Araujo expresó que es uno de los 4 pilares del enoturismo. Tanto la formación técnica, como profesional, escuelas básicas, etc.

Por último y como mensaje final, Araujo expresó que en Portugal son optimistas en relación al futuro, pero “no hay que olvidar las lecciones del 2020”.

Foto: Leonardo Correa/ Ministerio de Turismo de Uruguay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here