El aumento de casos en los últimos cinco días como consecuencia del avance de la variante Delta, que ya se propagó en mas de 85 países, preocupa a las autoridades francesas.

Francia podría sufrir una nueva ola de coronavirus a fin del mes de julio, tras un considerable aumento de casos en los últimos cinco días como consecuencia de la propagación de la variante Delta, probadamente más contagiosa, afirmó el ministro de Salud francés, Olivier Véran.

«Durante cinco días el virus no ha disminuido, vuelve a aumentar debido a la variante Delta que es muy contagiosa; el ejemplo en el Reino Unido muestra que una ola es posible a partir de fines de julio: podemos limitarlo y limitar su impacto en la salud: acciones de barrera, vacuna, prueba, alerta y protección», tuiteó Véran.

En ese sentido, detalló que para reducir la escala potencial y las posibles consecuencias de esa ola, son necesarias medidas como vacunación y testeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here