En una actividad donde prima la seguridad y la diversión, Walter Suárez, de Kayaks del NOA, te invita al asombro y al redescubrimiento de nuestros entornos naturales contemplados desde el agua.

A 25 kilómetros de la ciudad de Juan Bautista Alberdi, por Ruta Provincial 308 y luego por un camino trazado en los cerros, se encuentra una de las gemas naturales del sur tucumano. El dique Escaba es una moneda de plata custodiada a su alrededor por el característico entorno verde de Tucumán, un destino que destaca por su belleza, limpieza y tranquilidad.

Estas son algunas de las ventajas que Walter Suárez, de Kayaks del NOA, destaca para que tucumanos y turistas visiten este lugar paradisíaco durante todo el año, con el objetivo de recorrerlo y, sobre todo, admirarlo desde una perspectiva particular: dentro de un kayak, rodeado de agua y montaña; una oportunidad para sentirse, en palabras del prestador turístico, como “una pequeña cascarita de nuez flotando en medio del lago”.

Se trata de una experiencia única donde se presta especial atención a la tranquilidad del cliente y a que la actividad pueda ser disfrutada por toda la familia. “Siempre tenemos al menos dos personas acompañando al grupo para reforzar la seguridad. Remamos a la velocidad del más lento. Si el grupo es muy numeroso tratamos de tener un instructor en cada punto de la formación”, explicó. Antes de ingresar al dique se brinda una charla técnica que consiste en explicarle al visitante cómo desempeñarse en la embarcación y cómo reaccionar en casos de emergencia. Además, a las clásicas remadas se le agrega la posibilidad de realizar un trekking liviano por las inmediaciones del embalse.

El Cadillal, con su renovada infraestructura, es el otro destino donde Walter Suárez te espera para adentrarte en sus aguas. El servicio cuenta con dos opciones. La primera de ellas es una expedición sencilla por el dique Celestino Gelsi, con tres horas de duración y apta para todo público. Para quienes deseen más adrenalina, ofrece recorridos de 5 y 12 kilómetros por las veloces aguas del río Loro. “Es una bajada muy divertida para los rápidos, pero requiere de cierta experiencia en el manejo del kayak. El de 12 kilómetros culmina en el Timbó” puntualizó.

Walter Suárez, de Kayaks del NOA, es uno de los prestadores de turismo de naturaleza habilitados por el Ente Tucumán Turismo, lo que significa que su emprendimiento cumple con todos los requisitos y medidas de seguridad para ofrecer este servicio a quienes visitan Escaba y El Cadillal.

Para consultar el listado completo de prestadores autorizados, te invitamos a visitar la web https://bit.ly/3ybXjjK, donde figuran los datos de contacto para contratar servicios turísticos habilitados.

Todos los servicios que brinda Kayaks del NOA cuentan con protocolos sanitarios y se contratan previo contacto con el emprendimiento (hasta 24 horas antes). Para hacerlo puedes ingresar a sus cuentas de Facebook (Kayaks DEL NOA) e Instagram (@kayaksdelnoa), desde donde serás redirigido al teléfono del instructor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here