Restricciones de viaje relacionadas con Covid-19 y turismo internacional: evolución, severidad y sostenibilidad. El último informe realizado por International Trade Centre (ITC) sobre datos y análisis de la Organización Mundial del Turismo (OMT), muestra cómo han evolucionado las restricciones de viaje desde abril de 2020 hasta junio de 2021.

Desde el comienzo de la pandemia, la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha analizado las restricciones de viaje relacionadas con Covid-19 que afectan al turismo internacional. Si bien las pandemias no son nuevas, los siguientes hechos muestran cómo han evolucionado las restricciones de viaje desde abril de 2020 hasta junio de 2021.

Las restricciones de viaje relacionadas con Covid-19 son una medida ampliamente utilizada por los destinos para limitar la propagación de Covid-19. De acuerdo con la evolución de la pandemia, se han ido ajustando de forma permanente en el tiempo.

Si bien en marzo de 2020 se observaron restricciones principalmente en Asia y el Pacífico, con la propagación de la pandemia, pronto todos los destinos del mundo tuvieron restricciones.

En mayo de 2020, el 75% de todos los destinos en todo el mundo tenían sus fronteras completamente cerradas, con lo que el turismo internacional casi se paralizó por completo. Después de este pico de cierres, muchos destinos comenzaron a aliviar las restricciones. Con una mejor comprensión del virus, se ha hecho posible un enfoque más basado en el riesgo que ha llevado a un mayor uso de nuevas medidas, en particular las pruebas y la cuarentena.

Sin embargo, la persistente situación epidemiológica grave y, en particular, la aparición de diferentes variantes preocupantes del SARS-CoV-2 (COV) han ralentizado significativamente la tendencia a la flexibilización y han dado como resultado el mantenimiento y la adopción de otros adicionales, como la introducción de códigos de colores. según tasas de incidencia. Además, el progreso de la vacunación está conduciendo cada vez más a un enfoque más diferenciado, en el que los pasajeros vacunados se consideran por separado.

Evolución de las restricciones de viaje relacionadas con el Covid-19 a nivel mundial, abril de 2020 – junio de 2021

El estudio mostró diferencias regionales significativas en la aplicación de restricciones de viaje. Los destinos en Asia y el Pacífico han mantenido con más frecuencia un cierre fronterizo completo para el turismo internacional que otras regiones, mientras que en las Américas los destinos han introducido más pruebas y, en ocasiones, se han combinado con requisitos de cuarentena. Las otras regiones han permanecido parcialmente cerradas al turismo internacional.

El análisis de los destinos con un cierre fronterizo completo ha demostrado que los destinos con estándares de higiene y salud deficientes han tendido a mantener sus fronteras cerradas. Entre ellos se encuentran muchos pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID), países en desarrollo menos adelantados y sin litoral. Los destinos con estándares de higiene y salud más elevados han optado por un enfoque más diferenciado basado en el riesgo. Esto último ha dado lugar a frecuentes cambios y ajustes en las restricciones de viaje en cortos períodos de tiempo, un desafío para los viajeros internacionales. Esta tendencia se ha observado especialmente en la región europea.

Una observación similar se ha hecho al analizar los destinos según sus puntuaciones en el Índice de Desempeño Ambiental (EPI) que refleja el estado de sostenibilidad de un destino. Los destinos con puntuaciones EPI más bajas tendían a mantener sus fronteras más bien cerradas en comparación con los destinos con puntuaciones más altas.

El vínculo entre la sostenibilidad y la resiliencia de los destinos también se ha confirmado a partir de la investigación de IPBES [1], que afirma que «si bien las pandemias tienen su origen en diversos microbios transportados por reservorios animales, su aparición está impulsada enteramente por actividades humanas» y, “Las causas subyacentes de las pandemias son los mismos cambios ambientales globales que impulsan la pérdida de biodiversidad y el cambio climático”. Este vínculo particular entre las pandemias y los problemas de sostenibilidad se ha vuelto cada vez más obvio durante la pandemia de Covid-19.

En conclusión, esto significa que optar por la sostenibilidad ya no es un costo sino una inversión absolutamente necesaria para la resiliencia del sector turístico y de nuestras sociedades.

Más información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here