Desde el jueves 1.650.000 turistas y 2.623.500 excursionistas recorrieron el país, generando un movimiento gastronómico, hotelero, comercial y cultural muy bueno. Nunca un octubre se había visto tanta gente viajando, lo que deja un panorama muy alentador de lo que podría ser el verano. Es que el décimo mes del año siempre fue un termómetro de la temporada estival.

Según datos suministrados por CAME, el fin de semana XL por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural movilizó a 4.273.500 turistas y excursionistas, que gastaron en forma directa $17.718,5 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional.

Fue el penúltimo feriado largo del año, y el que suele interpretarse como anticipo del verano. Por eso fue tomado con mucho entusiasmo por el sector. Los bajos niveles de contagio y el programa Pre-viaje fueron dos factores determinantes en las mini vacaciones, aunque también la acumulación de mucho tiempo sin viajar.

En total se movilizaron 1.650.000 turistas, 55,7% más que en el mismo fin de semana largo de 2019. El aumento se explica tanto por la necesidad de viajar de las familias luego de tanto tiempo en confinamiento, como porque este año el feriado tuvo un día más. Con un gasto diario de $2.700 cada uno y una estadía media de 3,3 días, los turistas gastaron $14.701,5 millones en forma directa, 334,5% más que en 2019.

Completaron el fin de semana 2.623.500 excursionistas, que se desplazaron de una ciudad a otra a pasar el día. Con un gasto promedio de $1150 per cápita, se estima que gastaron $3.017 millones en forma directa.

Las condiciones climáticas fueron variadas, con nubles, sol y pronósticos de lluvias en algunos destinos. Pero nada de eso frenó las decisiones de viajar.

Las rutas quedaron desbordadas de autos y colectivos. Lo mismo que las terminales y aeropuertos. En el caso de las rutas, incidió la menor oferta de vuelos y que los camiones no respetaron sus restricciones de circulación en el inicio de los feriados. Las salidas de la Ciudad de Buenos Aires quedaron colapsadas jueves y viernes, y en las rutas a la Costa Atlántica, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires ordenó levantar los peajes debido a las demoras por el intenso movimiento.

Nueve provincias tuvieron ocupación plena. Fueron Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Salta, San Luis, Chubut, Catamarca, Jujuy y Corrientes. Mientras que los principales destinos fueron: Bariloche, Iguazú, Mar del Plata, Villa Gesell, Ushuaia, Calafate, Salta, Villa Carlos Paz, Mendoza, Puerto Madryn, el Partido de la Costa, San Martín de los Andes, San Salvador de Jujuy, y Gualeguaychú.

Fue muy notoria la necesidad de las familias por volver a viajar. Incluso se pudo observar que, a diferencia de otras veces, la gente no fue buscando eventos o fiestas, sino descanso, recreación y distracción.

En la Patagonia, se podían ver filas de autos, camionetas, casas rodantes, motos y colectivos en las rutas y las estaciones de servicio colapsadas. En Entre Ríos, algunas ciudades sumaron el jueves como feriado religioso, y armaron así un fin de semana XXL, lo mismo que en Jujuy.

Lo que dejó el fin de semana largo del 12 de octubre

Todas las provincias lanzaron campañas de alcance nacional para captar un turista deseoso de viajar. A su vez, permitieron el acceso sin restricciones, aunque se conservaron los protocolos y se cuidaron los aforos.

El Pre-viaje lleva compras por $15 mil millones

Mientras se rompen récords turísticos, el programa Pre-Viaje relanzado por el gobierno en agosto, viene superando las expectativas. Hasta el momento, casi un millón de turistas compraron con el programa por $15.000 millones.

Con este programa se pueden comprar anticipadamente programas vacacionales y el 50% del valor se devuelve como crédito para gastarse en destinos locales. Alcanza a quienes contraten servicios hasta el 31 de diciembre y se podrán usar hasta el final del verano de 2022. El monto mínimo que deberá acreditarse en compras anticipadas para acceder al beneficio es de $10 mil y se podrán otorgar hasta $100 mil en créditos para utilizar en destinos locales.

Los fondos podrán usarse en alojamientos; agencias de viajes; transporte; excursiones; alquiler de automóviles; atractivos turísticos; servicios profesionales turísticos; gastronomía; servicios de salones de baile y discotecas; productos regionales; ferias y convenciones; y otros servicios turísticos.

El balance de las provincias

Provincia de Buenos Aires: fue la que mayor tránsito de turistas y excursionistas registró. La Costa Atlántica tuvo una ocupación hotelera que promedió el 90%, muy buena para la época y en algunas ciudades llego al 100%. Mar del Plata fue el destino más elegido, con una cartelera de espectáculos muy variada, para todos los gustos y edades, con lo mejor del teatro local o nacional, recitales de diferentes géneros y presentaciones de danza. Hubo además festivales y grandes eventos deportivos. La ocupación en esa ciudad promedió el 80%. Cariló, Pinamar, Villa Gesell, Mar de las Pampas, San Bernardo, tuvieron altos niveles de ocupación, cada una con sus propuestas. En Mar de Ajó se realizó la Fiesta Provincial del Alfajor Costero, con foodtrucks, feria artesanal, circo, talleres, y shows musicales todo el día. San Clemente ofreció la Fiesta Nacional de la Corvina Negra, Santa Clara del Mar una exposición de más de 200 autos, Necochea festejó el 140º Aniversario de la ciudad con una torta gigante, en Villa Gesell se presentaron Los Auténticos Decadentes y Los Tekis, y en Miramar se destacó la Feria de Colectividades. El tiempo estuvo fresco, combinó sol y nubes, pero dentro de un rango agradable. En el interior de la provincia, se destacaron Tandil, Sierra de la Ventana, Junín y Tigre, todas con mucho tránsito de turistas y excursionistas. Se realizaron eventos deportivos, fiestas nacionales, provinciales o municipales, eventos culturales, religiosos. Las estancias fueron muy buscadas, con espacios para disfrutar del ocio, recreación y buena gastronomía.

Córdoba: fue un fin de semana a pleno, con aluvión de visitas en los valles, ocupación al 100% de jueves a lunes, e intensas caravanas de ingresos a las ciudades. Villa General Belgrano, La Cumbre, Carlos Paz, La Falda, Mina Clavero, Capilla del Monte, Alta Gracia, Miramar de Ansenuza, Nono, Cosquín, todas tuvieron un fin de semana excelente, algunas con reservas al 100% ya desde dos semanas antes. Santa Rosa de Calamuchita, que es una de las ciudades con mayor oferta en alojamiento después de la capital y Carlos Paz (16 mil plazas), también estuvo al tope. El sector gastronómico trabajó muy bien, lo mismo que los prestadores de servicios. Si bien hay menos oferta de vuelos, Trenes Argentinos habilitó la venta de pasajes de Buenos Aires a Córdoba y viceversa hasta el 30 de noviembre, sumando un medio más para viajar. También se habilitaron recorridos en ferrocarril por el interior de la provincia, como el que une Córdoba capital hasta Valle Hermoso, que abrió el 9 de octubre. Hacía un año y medio que ese servicio estaba parado. La ausencia de grandes eventos, que siempre fueron un imán para atraer al turista, no se sintió. Igual, los visitantes pudieron disfrutar de eventos musicales, obras de teatro o concursos (como el nacional de Asadores de Chivitos a la Estaca en Mina Clavero). Los operadores del sector consultados destacaron el regreso del turista de Mendoza y Santa Fe, y la vuelta de las excursiones a la provincia.

Mendoza: con la capacidad hotelera y para-hotelera al tope, mendocinos y turistas disfrutaron paisajes, gastronomía, y propuestas turísticas y culturales en todos los departamentos. El movimiento fue muy intenso, como hace mucho tiempo no se veía. Cada localidad le puso su impronta, incluso aquellas menos populares lograron atraer masas de turistas. Un caso fue Lavalle, que invitó a vivir un fin de semana conectado con los orígenes en el pueblo originario de La Asunción de la mano de la Comunidad Huarpe Paula Guaquinchay. Se programaron actividades de senderismo, talleres vivenciales, actividades lúdicas, artesanías y gastronomía, para celebrar la diversidad desde adentro y se realizó el 74° Concurso Nacional de Aeromodelismo- Vuelo Libre 2021. Las Heras, en tanto, invitó a los amantes del deporte al Bicitur, recorriendo los entornos naturales de primavera hasta el emblemático Cerro Tunduqueral, famoso por sus pinturas rupestres de pueblos originarios en pleno corazón de Alta Montaña. Y General Alvear organizó una nueva edición de la Fiesta Nacional de la Ganadería, con patios gastronómicos, destrezas criollas, peñas, y las presentaciones de Caligaris y Ráfaga. La novedad fue el regreso de la propuesta “Tango por los Caminos del Vino”, un clásico de la primavera mendocina que recrea con reconocidos artistas la música ciudadana en bodegas y espacios culturales de toda la provincia. Malargüe, Guaymallén, San Rafael, Valle de Uco, Tunuyán y Mendoza capital, todas se vieron pobladas de turistas, que, en promedio, tuvieron un gasto per cápita diario de $3.300.

Misiones: como en el resto del país, las ciudades turísticas de la provincia colmaron su capacidad hotelera. En Puerto Iguazú, se superó el 95% de ocupación en alojamientos, y quedando sin disponibilidad los hoteles de mayor categoría (4 y 5 estrellas). Ya en función de las expectativas, reabrieron hoteles que estaban cerrados, y según señalaron, lograron cubrir los costos operativos. El Parque Nacional recibió casi 30 mil visitas el fin de semana. Lo que faltó fue el turista extranjero, especialmente el brasileño, pero el flujo de turistas nacionales, compensó. En la zona de los Saltos del Moconá, los hoteles de El Soberbio tuvieron ocupación superior al 90% y lo consideraron el mejor fin de semana desde las vacaciones de invierno. Muchos de los turistas fueron de la región del NEA. Otras ciudades con muy buen balance fueron Oberá, con una propuesta turística, cultural e histórica con epicentro en el Parque de las Naciones y un variado programa de actividades y El Dorado, con atractivos como el Museo Casa del Fundador que combina historia y naturaleza, actividades en kayak y tirolesa o el Parque Natural Municipal Salto Küppers.

Entre Ríos: en lo que fue un fin de semana excelente, la ocupación llegó al 100% en la mayoría de sus localidades turísticas. Con un gasto promedio diario de $2.500 por persona, los complejos termales estuvieron a pleno, lo mismo que las ferias gastronómicas y artesanales, los circuitos históricos, museos, viñedos, playas y balnearios, que ya comenzaron a prepararse para el verano. Paraná, Crespo, Villa del Rosario, Rosario del Tala y Gualeguay sumaron además el jueves 7 de octubre como feriado por el Día de Nuestra Señora del Rosario y armaron un fin de semana largo de 5 días, de jueves a lunes. En Federación la ocupación fue 100%, con las termas como centro de atracción, pero destacándose otros atractivos como la reserva natural Chaviyú o el parque municipal El Aromito, con más de 170 especies de árboles. El mismo resultado tuvo Gualeguaychú, con todas sus plazas ocupadas y un abanico de opciones, como recorridos por sus reservas naturales, paseos por ríos, eventos culturales y la gastronomía del polo gastronómico de la costanera con una amplia oferta de platos elaborados con pescado de río, vinos locales, mate de té o alfajores artesanales. Otras ciudades concurridas fueron Colón y Concepción del Uruguay, con sus circuitos históricos, termas y playas. Los complejos termales trabajaron todos a pleno. En Uruguay, las 2.000 camas en alojamientos registrados quedaron colmados, incluso los no registrados quedaron sin cupos, y se terminaron ocupando camas de hoteles alojamiento. La ciudad preparó dos eventos de mucha convocatoria como fue el torneo de Golf “Copa Turismo Entre Ríos” y la XXXVI Regata Internacional El Palmar-Concepción del Uruguay, pero uno de los mayores atractivos fue la reapertura del Palacio San José.

Santa Fe: una ola de turistas cubrió a la provincia durante el fin de semana. Los hoteles y alojamientos de las principales ciudades turísticas quedaron colmados. El río y la costa fueron los principales atractivos para los visitantes. Muchos comercios abrieron sus puertas para aprovechar la presencia de la gente y recuperar algo de las pérdidas que generó la pandemia. El resultado fue muy bueno, “valió el esfuerzo”, coincidieron algunos comerciantes consultados. Rosario se destacó por el regreso de su riquísima agenda cultural, que reunió mucho público.

Tucumán: el fin de semana recordó a las mejores épocas de la provincia. De acuerdo con datos preliminares, destinos como Tafí del Valle, San Javier, Yerba Buena y Cadillal, tuvieron ocupación plena. Otras localidades que se colmaron de turistas fueron: Trancas, Lules, Burruyacú, Las Yungas y Amaicha del Valle. En Tafí del Valle, el público pobló los senderos cruzando bosques, cerros y valles, donde visitaron cascadas ocultas, arroyos o vestigios arqueológicos. Hubo mucha demanda de circuitos guiados por expertos senderistas que conectaban al turista con habitantes de la comuna, su gastronomía, tradiciones y la vida cotidiana. Algunos de los senderos más recorridos son los que llevan a la cima del cerro El Pelao, a la cascada de Los Alisos o hacia las Cumbres Calchaquíes, donde está el sitio conocido como “La Mesada”.

Salta: turistas de todo el país y residentes recorrieron sus municipios, que los recibió con una rica agenda. En el interior de la provincia hubo ocupación plena en todos los niveles de alojamiento, incluyendo la oferta de turismo rural que trabajó a cama completa. Las ciudades presentaron propuestas como: fiestas patronales, eventos deportivos, ferias artesanales, festivales, jineteadas y encuentros culturales. Cada actividad respondió a la identidad del lugar. A eso se agregaron los entornos naturales únicos, desde la aridez de la Puna con el icónico Tren a las Nubes, hasta la Ruta del Vino más alta del mundo, que el fin de semana destacó a su uva blanca emblema: la torrontés, con propuestas a lo largo de los Valles Calchaquíes como epicentro. Salta capital, Vaqueros, Yungas, El dique Cabra Corral (uno de los espejos de agua artificiales más grandes de Argentina), Guachipas y Chicoana fueron los lugares muy concurridos. En el norte de la provincia, se destacaron los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia, con sus selvas de montañas y ríos. En el Sur, Metán recibió al turista con una exposición de autos y motos, un torneo de vóley femenino y un desafío ciclístico de montaña. La ciudad termal Nuestra Señora del Rosario preparó folklore y ciclismo de montaña. San Lorenzo combinó actividades religiosas, culturales y de aventura en los senderos de Yungas. La Semana del Torrontés motivó acciones de municipios relacionados con la actividad vitivinícola.

Jujuy: la provincia armó un fin de semana XXL al sumar el jueves 7 como feriado al celebrar el Día de la Santa Patrona de la Provincia, la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya. El resultado fue muy bueno y durante cinco días las ciudades se poblaron de turistas y excursionistas. Pucará de Tilcara con su arqueología, Salinas Grandes (el cuarto salar más importante de Sudamérica), Garganta del Diablo en Tilcara y el Valle de la Luna, fueron las zonas más recorridas. La ocupación en la región Quebrada y Puna fue plena. Los visitantes fueron muchos de provincias cercanas y los propios jujeños que decidieron quedarse en su distrito. Después, le siguió Buenos Aires, Córdoba, y Mendoza, Santiago del Estero, Tucumán y Salta.

Santiago del Estero: un muy buen balance dejó el fin de semana en las ciudades de Termas de Río Hondo, Capital y La Banda. En Termas Río Hondo entre los atractivos más importantes para este fin de semana largo estuvieron las aguas termales y las visitas al Autódromo y Museo del Automóvil. Hubo fuerte presencia de turistas locales y regionales, quienes además de las termas, recorrieron el acuario, hicieron paseos en bicicleta y disfrutaron de la gastronomía. Un rasgo que atrajo, es que todos los hoteles de la ciudad tienen agua termal, no sólo en sus piscinas, sino en sus canillas. Un paseo muy elegido fue la isla Tara Inti, que con un puente une la ciudad con una isla que resultó una aventura para llegar a un lugar con una naturaleza muy atractiva.

San Juan: con un gasto promedio diario de $2.000 por persona, logró un nivel de ocupación del 95%. Turistas y excursionistas disfrutaron de la naturaleza en Gran San Juan, Calingasta, Valle Fértil, Iglesia, y Jáchal. Los turistas llegaron desde Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, San Luis y Santa Fe. La Ruta del Vino, la Ruta del Olivo, el ecoturismo en Zonda, Punta Negra y Barreal, la ruta del Cielo y el Paraje Difunta Correa fueron los lugares con mucho tránsito. Las estrategias para atraer turistas fueron variadas, como noches gratis o con descuento para los sanjuaninos. Entre las numerosas alternativas que ofrecieron los 19 departamentos en conjunto con sus prestadores, se destacaron: el turismo aventura, los diques de Ullum, Punta Negra, Cuesta del Viento, el Valle de Zonda con sus balnearios y parques naturales, cabalgatas, escalada en roca, salidas de trekking, paseos en bicicleta, y todos los deportes acuáticos.

Tierra del Fuego: la provincia vivió un nuevo auge turístico el fin de semana. Lo más concurrido fue Ushuaia, que de por sí registró la temporada de esquí más multitudinaria de su historia durante el último invierno. Las condiciones de nieve en relación a otros centros del país fueron muy buenas (no fue una temporada abundante en nieve, pero se compensó con nieve artificial). Eso favoreció la llegada de visitantes, según explicaron desde el sector. Los turistas disfrutaron durante todo el fin de semana de patinaje sobre hielo en la laguna natural, conocida como “Laguna del Diablo”, esquí de fondo o alpino en Cerro Castor o en los Centros Invernales ubicados sobre Ruta 3, cabalgatas, pesca deportiva o mountain bike, permitiendo al visitante disfrutar de la naturaleza y recorrer lugares inexplorados por escenarios tan increíbles como el Parque Nacional Tierra del Fuego. Uno de los paquetes más elegidos para recorrer, fue la navegación por el canal de Beagle hasta la pingüinera, que podía realizarse por $8.000. Algo más económico fue el recorrido con el Tren del Fin del Mundo, que salía $4.200 por adulto y $2.100 para menores de 12 años. Reabrieron nuevamente los alojamientos, y además de Ushuaia, los turistas llegaron a Tolhuin y en menor medida a Río Grande.

Neuquén: la provincia arrancó el fin de semana XL con un 60% de reservas, logrando una ocupación plena en los destinos más populares. Lo más concurrido fue: Villa La Angostura, San Martín de los Andes, Villa Pehuenia-Moquehue y Junín de los Andes. Un punto importante, fue que con este fin de semana quedó finalizada la extensa temporada turística de invierno en la provincia, siendo así la última fecha de apertura para deportes invernales que ofreció el Parque de Nieve Batea Mahuida, el último de los complejos de invierno en finalizar la temporada. Eso tentó a muchos visitantes a tomar esa opción. Los amantes del turismo de aventura, en tanto, tuvieron la oportunidad de disfrutar de los paisajes de araucarias, lagunas y montañas precordilleranas, cerca de Primeros Pinos y la Laguna Blanca. Un evento que reunió mucho público fue la Travesía de Trekking a los Cerros Chachil y Atravesada en la zona del centro de la provincia, con un recorrido de 30 kilómetros. El itinerario que atravesó las sierras de Catan Lil y Chachil en un paisaje rodeado de ñires y cañaverales, vistas panorámicas, lagunas en altura y arroyos que nacen en esas latitudes. El gasto promedio diario por persona rondó los $4.000.

Río Negro: Bariloche fue el destino estrella de la provincia, con una ocupación del 100%. Se destacó el turismo grupal, con contingentes integrados en su mayoría por personas mayores de 60 años y el turismo familiar a disfrutar de los últimos días de esquí del año. El fin de semana coincidió además con su feria gastronómica en el Centro Cívico, que permite conocer y disfrutar de los mejores restaurantes de la ciudad con 20% de descuento, participar de eventos gratuitos en diversos escenarios, probar productos gourmet de toda la región y hospedarse en establecimientos adheridos con rebajas del 50%. Otras zonas colmadas fueron Las Grutas, San Antonio Oeste, Puerto de San Antonio Este, Playas Doradas, El Cóndor, El Bolsón y Dina Huapi, con la ruta del vino.

Chubut: todos los destinos tuvieron una ocupación del 100%. Puerto Madryn, uno de los principales centros con más de 6.500 camas disponibles para el turismo, tenía ya reservas completas para este fin de semana extra largo desde hace aproximadamente un mes. En la zona andina con epicentro en Esquel, quedó todo colmado e incluso debieron cortarse las derivaciones a localidades cercanas por falta de lugar. Esto significa que destinos como Trevelin, Río Pico, Epuyén, El Hoyo, Lago Puelo y Gualjaina, entre otros, todos quedaron cubiertos. Pero toda la provincia estuvo igual, tanto Trelew, Rawson, Gaiman, Dolavon, Península de Valdés, Lago Puelo, y hasta el dique Florentino Ameghino. Las actividades más destacadas fueron el avistaje de ballenas, snorkeling con lobos marinos, excursiones terrestres a la Península Valdés y al valle inferior del Rio Chubut, visitas al Parque Nacional Los Alerces y al Parque Pumalín. El parque Lago Pueblo fue muy concurrido, elegido por sus conformaciones boscosas y el buen clima permanente por su escasa altura sobre el nivel del mar.

Catamarca: fue un fin de semana como hace mucho no se veía en la provincia, con destinos trabajando al 100% de su capacidad de alojamiento. Antofagasta de la Sierra, Fiambalá, Tinogasta, los distintos municipios de Belén, recibieron turistas con y sin reservas previas, a los que se sumaron los excursionistas que habitualmente se mueven durante los fines de semana largos. En Capital y en muchas localidades del Valle Central y Este de la provincia, se registró una buena cantidad de visitantes, que disfrutaron propuestas culturales y circuitos con actividades y experiencias diferentes en cada destino. Con el acceso irrestricto y las disposiciones que habilitaron a circular libremente, sumado a la fuerte campaña de promoción que Catamarca está realizando en medios de alcance nacional, los empresarios del sector esperan que en los próximos meses el movimiento turístico vaya en ascenso, augurando una mejor temporada de verano.

Corrientes: el fin de semana fue muy bueno, con los Esteros del Iberá y la pesca deportiva como los atractivos más populares. Los municipios que tienen acceso a los esteros tuvieron un excelente fin de semana, como Loreto y Concepción, con 95% de ocupación. Se suman: Paso de la Patria, Ituzaingó con sus playas y Mburucuyá cuyo atractivo es el Parque Nacional, que quedó sin cupos. Entre algunas de las actividades desarrolladas estuvieron: el Torneo Masters NEA de Hockey en la ciudad capital y el Desafío 72 horas de Iberá, para observadores y fotógrafos de aves. En general, todas las localidades vinculadas al río y la pesca con devolución, como Itá Ibaté, Yahapé, Empedrado, Ituzaingó, Bella Vista, Es­quina, Goya, tuvieron muchos arribos de turistas y excursionistas.

Chaco: la ocupación alcanzó al 100% el sábado y domingo. Fue muy importante el rol de la Feria del Libro en Resistencia, que atrajo mucha gente del interior y de la misma provincia. El tiempo no fue el mejor aliado, pero se pudo ver igual mucha gente en las calles, en bares, restaurantes y paseos. El Parque Nacional El Impenetrable, el más grande del norte argentino, estuvo entre lo más visitados, conocido por sus poblaciones de mamíferos autóctonos (yaguareté, tapir, pecarí y el oso hormiguero, entre otros). Los turistas pudieron realizar recorridos por su naturaleza y asomarse a la cultura qom, wichí y criolla.

Formosa: como en la mayor parte del país, la provincia tuvo un muy buen fin de semana, con turistas principalmente del norte y centro del país. La mayoría de los visitantes buscaron recorrer el Bañado La Estrella, que ya ocupa un lugar en la agenda de los visitantes. Algunos hicieron su estadía directamente en ese gran recurso natural y otros se detuvieron a contemplar el paisaje, tomar fotos y seguir el viaje.

CABA: aunque fueron más los residentes que salieron de viaje que los turistas que ingresaron, algo habitual en octubre, la ciudad ofreció más de 190 propuestas turísticas, culturales y gastronómicas, y una serie de descuentos en transporte y alojamiento para el fin de semana. Bajo el lema “Buenos Aires te espera. Pocos días, muchas anécdotas”, se lanzó una campaña en todo el país mostrando cómo la Ciudad se preparó para volver a recibir a sus visitantes, adaptando el espacio al aire libre y cerrado, la oferta gastronómica y cultural. Circuitos al aire libre a través de barrios no tradicionales que permitieron descubrir desde murales escondidos hasta edificios emblemáticos, un bus turístico renovado y nuevas actividades culturales fueron algunas de las opciones propuestas. Como en el resto del país, el balance fue muy bueno, según los empresarios hoteleros y gastronómicos consultados. El gasto promedio diario se ubicó en $3.500 por persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here