El ex ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, se sumó a las críticas de distintos actores del oficialismo repudiando las declaraciones de María Eugenia Vidal, al usar a la actividad turística para hacer campaña política, con un discurso demagógico en el que promete de todo, y le recordaron que fue exactamente lo contrario a lo que llevó a cabo cuando fue Gobernadora.

«Es importante mantener viva la memoria a pesar de la complicidad y el blindaje de algunos medios que hacen posible que Vidal con total desparpajo hable del sector después de haber destruido literalmente el turismo en la provincia de Buenos Aires. Degradó la actividad, le quitó presupuesto, ignoró las necesidades de empresarios y trabajadores y no generó una sola política pública. Es indignante que hoy hable de la necesidad de sumar legisladores en el Congreso para beneficiar a la actividad, cuando los únicos proyectos en beneficio del turismo fueron presentados por legisladores de nuestro espacio (Frente de Todos) y vimos claramente como desde la ciudad, Rodríguez Larreta, no generó un solo programa de ayuda para la hotelería y la gastronomía, que fueron los sectores mas afectados por la pandemia»- destacó Meyer.

Las declaraciones de Vidal, trascendieron de inmediato y puso a mas de uno con la sangre en el ojo, entre ellos al ex Ministro de Turismo que durante 12 años formó parte de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, quien sostuvo que «no se que es peor si la falta de gestión y el desastre que ocasionaron en cuatro años o la hipocresía con la que hablan sin ponerse colorados; el turismo sufrió y mucho en la gobernación de Vidal, que fue un desastre, que no le importó ver que los trabajadores se quedaban en la calle y las empresas cerraban, hay que decirlo así, sin tibieza, para que esa triste historia no se repita»- dijo Meyer saliendo a la cancha, como esos jugadores con experiencia que la popular pide en tiempo difíciles.

«Realmente no nos sorprenden este tipo de manipulaciones del macrismo cuando son oposición, ya que no es la primera vez que hacen demagogia y campaña con la desgracia ajena, en este caso con la actividad turística que ha sido la mas golpeada por la pandemia a nivel mundial»- resaltó el ex funcionario.

Cabe recordar que la polémica comenzó cuando la candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, publicó en sus redes sociales una reunión que mantuvo con un pequeño grupo de operadores: «El sector turístico, después de un año y medio, sigue con mucha incertidumbre. Hoy me reuní con algunos referentes y fueron muy claros: hay una falta de previsibilidad muy grande por parte del Gobierno nacional con respecto a este tema», brindando una serie de propuestas que distintos actores del oficialismo calificaron como demagogia de campaña.

Al respecto el ministro Matías Lammens le respondió en la misma publicación de Instagram y tuvo un comienzo muy cordial: «Hola, María Eugenia» y siguió: «El Gobierno Nacional lleva invertidos en el sector mas de $ 100 mil millones en ATP, Repor 2, FACT, Aptur y Previaje 1 y 2». Además cuestionó al macrismo al sostener que «Hubiese sido muy importante que el gobierno de la Ciudad se preocupara por el sector turístico durante este año y medio en el que todo el aporte que realizaron fue eximir por seis meses de ABL e Ingresos Brutos (los eximieron de IIBB cuando estaba sin facturación) a restaurantes y hoteles» puntualizó.

Lammens le explicó a Vidal que «Nuestro Gobierno está convencido de que el turismo es un sector estratégico de nuestra economía y actúa en consecuencia: este año multiplicamos por 16 el presupuesto que ustedes habían previsto para 2019» y le formuló una extraña invitación: «te propongo sin ánimo de chicana ni mucho menos, que juntos recibamos la semana que viene a las cámaras del sector y que ellos nos cuenten si se sintieron acompañados en este tiempo. Hay que tratar de darle sensatez a la campaña y a las propuestas, no está bueno que valga cualquier cosa.

Quien tampoco se quedó callada fue la Senadora nacional, Ana María Ianni, autora del proyecto de Ley de sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística, que ayudó al sector en tiempos de pandemia. La santacruceña cruzó a Vidal desde su cuenta de facebook: «Ciertamente no somos lo mismo que Vidal, ni que Macri, ni que Cambiemos… No nos olvidamos de la revolución de los aviones que no fue, de la falta de incentivo al sector, y de la poca promoción del país y de nuestros destinos. Definitivamente no somos lo mismo. Tendremos errores, y todavía queda mucho por arremangarse y hacer por el sector productivo más castigado por la pandemia. Como dijo el General… “Mejor que decir es hacer”. -expresó.

Por su parte Sergio «Keko» Castro, director Nacional de Planificación y Desarrollo en Ministerio de Turismo y Deportes de La Nación, le contestó por twitter: ¡Qué bueno que se acuerde del Turismo! Lástima que no lo hizo cuando fue gobernadora de PBA. Ahí lo degradó a una subsecretaría de un Ministerio (8 meses sin Ministro), le bajo el presupuesto, no resolvió ninguno de los problemas del sector como IMP INMOB, IIBB, etc. y continuó el hilo: «Y mejor no entramos en cómo en la anterior gestión se dilapidó un instrumento basal para la #INDUSTRIATURISTICA como es el #PFETS». y remarcó: «Tenemos el enorme desafío y oportunidad de RE Evolucionar un sector clave para Argentina. En base a consensos y acuerdos que lo consoliden y jerarquicen como una política pública de desarrollo territorial y arraigo. Estimada @mariuvidal, no es momento para el oportunismo electoral».

Quién le respondió signado por la discriminación y el maltrato sufrido en los cuatro años macristas fue el secretario de Turismo de Escobar, Hernán Zaccardi, quien sin pelos en la lengua no escatimó adjetivos: ¿Propuestas? las mismas que NO tuviste durante los nefastos cuatro años de tu #CorruptaGobernación que denigró el área? ¿Esas Propuestas?

Un empresario marplatense que prefirió que su nombre no trascienda (suele pasar), nos dijo que «mientras Lammens era el presidente de San Lorenzo y lejos estaba de saber lo que padecimos, nosotros debíamos enfrentar a una Gobernadora autoritaria que lo único que le importaba era mantener los negocios de unos pocos y dejó el tendal en la Provincia. Se escapó a la ciudad porque aquí no puede pisar nunca más, es una caradura».

Quien esto escribe recordó a un operador, que estuvo en la reunión publicada por Vidal, parado en la puerta de la residencia del Embajador de Estados Unidos, a findes de 2019, en una presentación de SeaWorld, exultante diciendo «bienvenidos (como si fuera el anfitrión) ahora empieza un nuevo país»; ese mismo que al término de los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri, confesara a este humilde escriba que estaba equivocado en sus convicciones, pero como dice el tango: «pero bien dicen que la cabra al monte tira y una vez mas razón tuvo el refrán»… y volvió a reincidir.

Otro operador -que no participó de esa reunión- recordó una anécdota de ese personaje, cuando Iván de Pineda lo trató de «chimango», al intentar «caranchear» y comprar a bajo costo un pasaje a beneficio en una subasta, que había sido donado por el ganador en un sorteo. «Chimangos no» le dijo en la cara, el modelo y conductor. Fue en un evento LGBT en el Alvear Palace, «así son».

Quien también se sumó a las críticas fue el secretario de Turismo de Villa Gesell, Emiliano Felice: «como puede ser que diga que se necesitan reglas claras para el sector, cuando ella misma al ser Gobernadora destrozó la actividad turística, como parte de un gobierno que fomentaba los viajes al exterior, que provocó una crisis de grandes proporciones con aumentos desmesurados de impuestos y servicios públicos. Y los pocos programas de beneficios aportados como los del Banco Provincia solo beneficiaban a los municipios de su mismo color político. Y en contrapartida hoy tenemos un gobierno nacional que fomenta el turismo interno y desalienta la fuga de divisas. Y cuando Vidal se refiere a las variables cambiarias, pretende volver a retomar el camino que perjudique a nuestro sector y que invite a los argentinos a viajar al exterior, eso es claramente el macrismo».

El turismo es utilizado en campaña, como nunca antes; es hora de salir a jugar fuerte para bien de la actividad. Perón decía, hay dos clases de personas, las que defienden intereses y las que defienden ideales. En el mundo la actividad turística fue la más golpeada en pandemia. Es hora de discernir quién está de cada lado. Los intereses y los ideales se disputan el bienestar del turismo y con ello el futuro de más de un millón de trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here