Il Sangue Parla, inaugurada el pasado 2 de octubre en el Centro Cultural Kirchner, celebra los lazos entre Argentina e Italia a través del diseño y el arte tomando a la figura del arquitecto, artista y diseñador ítalo-argentino Clorindo Testa. Concebida por el Centro Cultural Kirchner, la Fundación Clorindo y la Embajada de Italia en Argentina, se puede visitar hasta el 7 de noviembre, de miércoles a domingos, de 14 a 20 h. Es gratuita y no requiere reserva previa: se ingresa por orden de llegada.

La muestra, que fue curada por los arquitectos Juan Fontana y Oscar Lorenti, explora varias de las facetas creativas de Clorindo Testa a través de dibujos, pinturas, instalaciones, diseño, arquitectura y urbanismo.

A continuación, los curadores cuentan sobre esta muestra particular y única de Testa y los temas con los que se va a encontrar el público visitante.

¿Cómo fue la curaduría de la muestra?

Juan Fontana: Fue un desafío estimulante y placentero que realicé junto con Oski Lorenti, el apoyo de la Fundación Clorindo Testa y auspiciado por la Embajada de Italia. Esto nos dio dos ejes curatoriales: uno el origen italiano de Clorindo y el otro la producción en el campo del diseño industrial.

Oscar Lanteri: Curar una muestra de Clorindo Testa es para nosotros todo un desafío; un desafío que no se genera por lo desconocido, sino justamente por su contrario: por la cercanía, por el vínculo estrecho, por la amistad. Nosotros, que trabajamos muchos años junto a Testa, encontramos que es realmente un desafío que se repite cada vez.

¿Qué aspectos quisieron destacar y por qué?

Juan Fontana: Es muy importante para nosotros la relación entre arte y arquitectura, sobre todo en e caso de Clorindo en una misma sala. Teniendo la posibilidad de mostrar todas las diferentes escalas en las que él intervino, en este caso tenemos la escala urbana o territorial, arquitectura, diseño, pintura, instalaciones y dibujo. Además, resaltamos en esta instancia que los dibujos son el hilo conductor de la exposición, lo que nosotros llamamos el pensamiento dibujado de Clorindo, dado que él siempre ponía como ejemplo primero pensar, después dibujar y luego construir o materializar la obra. Lo que está en esta frase tan cortita es que siempre había un ida y vuelta entre pensamiento y dibujo que hacía que ese proceso no fuera tan lineal sino que muchas veces era pensar, dibujar, dibujar, pensar, empezar a construir, seguir pensando y seguir dibujando, pero de todas maneras la idea es esa. Los dibujos son el pensamiento dibujado de Clorindo que están presentes en toda la sala. La segunda instancia es la economía de recursos con la que él trabaja y que se expresa en la sala, prácticamente con los materiales que trabaja que son lápices, papeles, marcadores, telas pinturas, madera rústica, y con esos materiales tan simples él genera una obra compleja y sensible.

Esa economía de recursos que nos recuerda por un lado también su formación en Latinoamérica, Buenos Aires, Argentina, y su producción también se desarrolla en Buenos Aire, o sea que de alguna manera nació en Italia y su formación y su estética tiene mucho que ver con Argentina y Latinoamérica.

La relación de Testa con Italia fue inquebrantable, ¿cómo supieron llevarla a la muestra?

Juan Fontana: En realidad fue simple pues elegimos varias de las series que él tien como La peste en Ceppaloni y La erupción del Vesuvio que transcurren en Italia, su tierra natal, y a su vez realizamos varios concursos internacionales en los que las ciudades como Roma, Venecia, Milan y Florencia, tuvimos la posibilidad de presentar trabajos, obviamente sin premios pero fue muy interesante poder participar.

¿Con qué Testa se va a encontrar el público?

Juan Fontana: Por un lado vamos a tener presente un Testa auténtico, original, accesible, honesto con su búsqueda como profesional, ya sea como arquitecto o como artista. Y por otro lado el público va a encontrar un Clorindo inédito, pues muchos de los dibujos que están en la muestra son dibujos proyectuales, de proceso, que nunca estuvieron expuestos. Toda esta cocina que uno va a ver dentro de la sala, que aparentemente son informales todos esos dibujos, pues se fueron desarrollando en el transcurso de los concursos, en los pensamientos a traves de los diferentes proyectos, son inéditos. Y esto es muy importante dentro del Estudio y también de su producción artística pues ese pensamiento dibujado es inagotable y además no siempre se publicó, muchos de estos proyectos nunca se realizaron, nunca se construyeron, en realidad hay muchísimos concursos realizados, algunos ganados y muy pocos construídos. Entonces todo ese pensamiento dibujado en la sala tiene esa presencia de un apoyo intelectual anterior a la producción de la obra.

Oscar Lorenti: En la muestra, justamente, estuvimos con el arquitecto Justo Solsona (quien fue muy amigo de Clorindo) y que lo definió con mucho acierto: “Clorindo es un manantial”. Creo que el publico se encontrará con la obra (una pequeña selección) de un artista que supo trasvasar las disciplinas, donde diseño, arquitectura, urbanismo son solo pretextos para pensar, para comunicarse, para hablarnos a borbotones desde su mundo interior y que representan claramente el momento que le tocó vivir.

¿Cómo definirían a Clorindo Testa?

Juan Fontana: Para mí Clorindo fue un humanista y sobre todo un gran maestro, creo que su actitud es ejemplar, honesto consigo mismo y con su profesión, y disfrutaba muchísimo de su oficio, un hombre de pocas palabras y muchos proyectos y grandes ideas.

Oscar Lorenti: Clorindo es un manantial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here