El Aeropuerto Internacional de Ezeiza, principal puerta de acceso al país y conexión con el mundo, tendrá una nueva terminal de pasajeros más moderna y equipada para mejorar la comodidad y seguridad de los argentinos y argentinas. La obra es impulsada por el Gobierno nacional y se reinicia hoy a través de una inversión de 4 mil millones de pesos.

El ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, acompañado por el Directorio del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) y de Aeropuertos Argentina 2000, realizó hoy una recorrida por la obra reiniciada de la nueva terminal de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Ezeiza que conlleva una inversión de 4 mil millones de pesos y permitirá incrementar capacidades para brindar una mejor experiencia de viaje a 470 mil pasajeros y pasajeras mensuales.

En la jornada de este jueves, el ministro Alexis Guerrera destacó la importancia de reiniciar la obra y afirmó que “la nueva terminal del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que es a su vez la puerta de entrada del turismo y el comercio a la Argentina, tendrá un nuevo diseño con la incorporación de toda la tecnología que tienen los grandes aeropuertos del mundo, con la posibilidad de despechar valijas al lado del vehículo, optimizar las operaciones de las aerolíneas y, una vez inaugurada, logrará alcanzar el máximo de los niveles de seguridad internacional aeroportuaria”.

“Es una obra que reinició este Gobierno, después de una inauguración fallida que se intentó meter a presión en el último tramo de la gestión de Mauricio Macri pero que le faltaba mucho. En el día de hoy, con un gran esfuerzo y trabajo conjunto con ORSNA y Aeropuertos Argentina 2000, estamos avanzando en esta obra que va a ser un orgullo para todos los argentinos y argentinas”, agregó Guerrera.

En tanto que el Dr. Carlos Lugones Aignasse, presidente del ORSNA, dijo: “En primer lugar destacar la complejidad de reiniciar una obra, clausurada originalmente y detenida por tanto tiempo, del edificio terminal más grande del país, un edificio de 50.000 m2, una ampliación del 50% de la superficie actual. Este esfuerzo significativo que realizamos desde el ORSNA es posible gracias a la extensión del plazo contractual, con el concesionario AA2000, que permitió garantizar el financiamiento para esta y muchas obras más que los aeropuertos del país necesitan”

Desde su clausura en el mes de septiembre de 2019, sumado al hecho histórico que constituyó la pandemia del coronavirus, esta obra quedo detenida. De las obras proyectadas para la mejora y modernización de los Aeropuertos que conforman al Sistema Nacional, ésta se destaca por ser la principal puerta de acceso al país y su conexión con el mundo. En este sentido, en el marco de la sostenida recuperación del sector y su proyección futura de crecimiento es que se reinicia la obra de la nueva terminal de partidas.

Asimismo, durante todo este tiempo se realizaron trabajos de preservación de la obra a fin de conservar lo ya ejecutado de la mejor manera posible. Es por esto que debe relevarse el estado de todos los sistemas ya instalados y de los trabajos ya ejecutados para poder continuar con lo que falta completar. La movilización que implica la puesta en marcha de una obra con esta envergadura luego de un periodo tan extenso demanda tiempos y recursos significativos.

Algunas de las tareas que restan ejecutar en esta segunda etapa de la “Nueva Terminal de pasajeros” (Nuevo Hall B) son: cubierta y estructura metálica; Curtían Wall (Frente); estructura metálica de la Cubierta Zeppelin (Planta alta); cubierta Vidriada Zeppelin (Planta alta); sistema de transporte de equipajes automático BHS; instalación BMS y control de puertas; instalación eléctrica, audio y video interno – cableado estructurado; dos islas de mostradores de check-in; y montaje y puesta en marcha de medios de elevación (escaleras y ascensores).

Estuvieron presentes durante la recorrida: el presidente de ORSNA, Carlos Lugones; el director Titular de Aeropuertos Argentina 2000, Anibal Pittelli; el CEO Aeropuertos Argentina 2000, Daniel Ketchibachian; el vicepresidente de ORSNA, Fernando Muriel; la primera vocal de ORSNA, Pilar Becerra; y el coordinador General de ORSNA, Sebastian Heffes, entre otros.

Descripción del proyecto

El edificio se desarrolla en tres niveles, posee un frente de 250 m y tiene 45.000 m² de superficie total. La planta baja contará con 165 puestos de check-In, distribuidos en 5 volúmenes, y 128 puestos de self-check-in, ubicados entre las 5 islas. El nivel superior, donde se localizarán las áreas de control de seguridad y migratorio, se desarrolla como un edificio con forma de “Zeppelin” insertado dentro de la estructura externa que envuelve todo el conjunto. Por último, contara con un subsuelo para áreas operativas de manejo de equipaje con sistemas automatizados y de control de última generación. El nuevo edificio consolidará en etapas la operación de todas las líneas aéreas en una sola terminal.

La finalización de esta obra permitirá, posteriormente a su puesta en operación, reasignar espacios que actualmente se encuentra dedicados a flujos de partida para ser utilizados para los arribos. Esto facilitará ampliar sectores de migraciones, de retiro de equipajes, de control de aduanas y otras, lo que brindará una operación más eficiente y cómoda.

Finalizar esta obra tan significativa permitirá incrementar capacidades y brindar una mejor experiencia a quienes viajan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí